Rankia USA Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal
Acceder

México es considerado la 14ava economía del mundo en cuanto a su Producto Interno Bruto (PIB). Esto le ha traído beneficios inmensos que le han permitido a la sociedad desarrollarse de forma armónica.

Sin embargo, el país actualmente presenta un problema que cada vez es más recurrente, este se trata de los llamados “Refugiados”. Dicho aspecto se debe al costo que producen para el poder gubernamental.

Claro está que, a diferencia de otras naciones, México posee facilidad de acceso, lo que le permite a los diferentes pobladores de países como El Salvador, Honduras, Guatemala y Belice, asentarse en su territorio.

Refugiados méxico

 

 

Aumento de refugiados en México

A pesar de que México siempre ha presentado un auge en sus refugiados, la cantidad de solicitudes para esta práctica ha ido en aumento desde el 2013 hasta la actualidad.

Dicho año, se reportaron alrededor de 1.296 solicitudes de asilo en el país, mientras que en 2014 fue de 2.127, y en el año 2015 se ejecutaron alrededor de 3.424 en total.

Sin embargo, la situación se tornó más abrasiva en el año 2016, cuando la cantidad de refugiados en solicitud aumento a 8.796 personas, en 2017 a 14.619 personas y en 2018 se reportaron hasta 29.647 personas.

Esto da como resultado que, entre el año 2013 y el año 2018, han existido hasta 59.919 solicitudes de asilo político o refugio social. Sin embargo, lo preocupante de la situación es que, de esa cantidad, solo 12.408 solicitudes fueron aceptadas.

Asimismo, otras 25.905 han logrado concluir el proceso, Sin embargo, el número de refugiados en el país aumento para el 2019 a casi 80.000 personas provenientes de toda la región.

Cabe destacar que este aumento sistemático se produjo con la creación de las “Caravanas de migrantes”. Estas últimas son correspondidas por ciudadanos de Honduras, Guatemala y El Salvador.

Asimismo, su fin es dirigirse por tierra a los Estados Unidos. Sin embargo, gracias a la incapacidad de atravesar el muro fronterizo, muchos optan por solicitar refugio en México.

De hecho, es por ello que desde 2017 se ha visto un aumento de casi el 50% en términos de solicitudes de refugiados. Sin embargo, su presencia en el territorio, lejos de traer beneficios, le ha producido gastos exponenciales al estado.

 

El costo de los refugiados en México

El ajuste presupuestal de la “Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados” (COMAR), es cada vez más reducido para poder cubrir con las demandas de los inmigrantes en términos de alimentación y mantenimiento.

Hay que resaltar que en el mantenimiento se incluyen subsidios de los servicios básicos como el agua, radiolocalización, luz, internet y telefonía (Según lo comentado por “Hacienda”).

En este sentido, en enero del año 2019, el estado contaba con 6.150.780 pesos para cubrir con estas demandas. Sin embargo, el número se redujo en febrero a 4.389.214 pesos.

En Marzo volvió a caer a 4.133.073 pesos, y aunque para el resto de meses la cifra se ha mantenido, sigue siendo poco en comparación a las obligaciones del estado en estos términos.

Cabe destacar que esta reducción se debe a la necesidad de cortar el subsidio por parte de COMAR a rubros de suministros básicos. En este sentido, los pagos de electricidad, combustible y agua deben ser completados por las personas particulares.

Esto se debe a que el coste de los refugiados en materia de servicios personales cubre más del doble del presupuesto nacional. De hecho, según hacienda, este se encuentra en 13.722.938 pesos.

Asimismo, hay que sumarle al sistema presupuestal de migración estatal, lo derivado del envió de extranjeros indocumentados a su país. En esta materia, el gobierno ha desembolsado 143.962.310 pesos.

De hecho, este último monto solo fue en el año 2018, en donde se debieron enviar a 81.476 indocumentados a sus respectivas naciones, dando un total de 1.766 pesos en gastos de transporte a cada uno.

Cabe destacar que, esta cifra es el doble de lo entregado para el “Programa de Becas para el Bienestar Benito Juárez” y la mitad del “Programas de Jóvenes Construyendo el Futuro”.

 

¿Puede darse México el lujo de recibir a más refugiados?

A pesar de lo expansivo de la economía de México, cuyo PIB anual es de 1.036.914 millones de euros, muchos analistas creen que la recepción de refugiados es más un lujo que una necesidad.

En este sentido, el déficit del PIB para el año donde se produjo la primera llegada de una caravana de migrantes al país (2018) fue de 53.62%, siendo uno de los más altos de toda la región.

Asimismo, la deuda del país se encontraba para ese momento en 554.636 millones de euros, lo que corresponde al 53.62% de su ingreso anual. No obstante, estas cifras han crecido significativamente en el año 2019.

Esto no solo por el aumento de sus obligaciones anuales, sino por el contexto geopolítico internacional, incluyendo la interrupción del tratado de libre comercio entre EEUU, Canadá y México.

En este sentido, el gasto público se ha posicionado en 265.507 millones de euros, el gasto de salud se sitúa en 29.127 millones de euros y el gasto de educación en 55.177 millones de euros.

Lo peor de la situación es que, a pesar de los altos desembolsos otorgados por el estado, México sigue siendo uno de los países con los niveles más bajo de vida de toda América.

Por ejemplo, el salario actualmente es considerado uno de los más bajos del mundo (entre 70 y 66 pesos la hora). Por lo tanto, el gasto otorgado por los migrantes al estado mexicano, tiende a ser un peso que ralentiza el mejoramiento nacional.

Cabe destacar que las finanzas de la nación actualmente se encuentran en números rojos, no solo por la presencia de mayor cantidad de migrantes en el país sino por las reformas económicas ejercidas en por Manuel López Obrador (Actual presidente de México).

El cual ha colocado subsidios a diferentes sectores financieros de la nación, que han provocado una disminución del PIB en un aspecto tan significativo que la pobreza y el desempleo presentan un auge significativo.

¡Sé el primero en comentar!
Comentar