Análisis fundamental de empresas cotizadas
Mercados financieros al día con Probuen

NATIONAL EXPRESS: Los propietarios de ALSA

Con más de 900 millones de desplazamientos realizados anualmente, NATIONAL EXPRESS GROUP es líder en el sector del transporte en aquellos países donde realiza su actividad. Ésta consiste fundamentalmente en la explotación de líneas de viajes en autocar, reguladas o no, y la presencia en servicios ferroviarios, tanto en largo como en corta distancia.

La compañía da empleo a más de 45 mil personas y opera con cerca de 30 mil vehículos en propiedad. Sus clientes son particulares, empresas a las que presta servicios, colegios o entidades públicas. Ninguno de ellos representa más del 4% de su facturación global.

Los principales mercados donde realiza su negocio son Estados Unidos, Reino Unido y España. En nuestro país NATIONAL EXPRESS está presente a través de la compañía ALSA, gracias al acuerdo alcanzado en su día con la familia COSMEN, fundadores de la española,  que con una clara intención de consolidar el negocio a futuro e integrarse en un gran grupo de mayor tamaño, apostaron por permutar sus derechos en el negocio local a cambio de convertirse con el 13,5% de participación  en los mayores accionistas de la multinacional líder en el sector del transporte.

En esta operación no entraron los negocios que ALSA había emprendido en China tiempo atrás y que actualmente presentan unos ingresos anuales superiores a los 250 millones de euros  a través de la gestión de 167 líneas de transportes, actividad en la que trabajan más de 8 mil empleados y en la que cuenta con más de 5.100 vehículos.

ALSA (que anteriormente había adquirido la empresa pública ENATCAR) aportó a NATIONAL EXPRESS la oportunidad de entrar en España, con un negocio consolidado y sólido, así como en menor medida introducirse en Marruecos.

NATIONAL EXPRESS aumentó su presencia en nuestro país con posterioridad gracias al acuerdo alcanzado con ACS para la compra de CONTINENTAL AUTO por un importe de 660 millones de euros.

En fechas recientes ha seguido creciendo con la adquisición de las rutas del operador MAITOURS y sobre todo gracias a nuevas licitaciones en concesiones de las que ha resultado adjudicataria. NATIONAL EXPRESS ostenta una cuota equivalente al 15% del mercado nacional del sector.

España es en la actualidad el segundo mercado más importante en cuanto a cifra de negocio de NATIONAL EXPRESS  (26,30%) y el primero en aportación de resultados con  el 39%.

Estados Unidos es el principal mercado donde opera NATIONAL EXPRESS. Este país representa el 40% de la facturación total y su negocio se genera fundamentalmente a través de contratos con autoridades locales y juntas escolares. Ocupa el segundo lugar por tamaño como operador de transporte para estudiantes con una cuota total del 13% y al estar este mercado actualmente tan fragmentado, las posibilidades futuras de crecimiento vía adquisiciones son muy amplias.

En Alemania también se han adjudicado concesiones ferroviarias. Aunque solo representan el 3,4% de las ventas, es una puerta abierta a la diversificación.

En menor medida y dentro de una política sensata de crecimiento,  se desarrolla actividad comercial en Suiza, Marruecos y Bahréin.

En cuanto a porcentajes por tipología de negocios, el transporte a colegios supone unas ventas anuales superiores a los 770 millones de libras, equivalentes al 33% de la facturación del grupo NATIONAL EXPRESS. El segundo lugar lo ocupa la rama de autobuses urbanos con el 29% y por último, se encuentra el transporte regular y de larga distancia que supone el 27%.

Tras diversos ejercicios donde NATIONAL EXPRESS GROUP era incapaz de presentar una cuenta de resultados ordenada, a partir del año 2016 la compañía ha vuelto a la rentabilidad.

Con una capitalización bursátil de 2.000 millones de libras esterlinas, en este ejercicio sus resultados han crecido en un 16%, las acciones han tenido un comportamiento positivo del 9% y el reparto de dividendos a sus socios asciende al 3,5% (equivalente al 50% de su beneficio neto).

Sin embargo, el grupo mantiene un alto nivel de endeudamiento, fundamentalmente justificado por la adquisición de compañías competidoras en el pasado, así como de compromisos de inversión comprometidos en nuevas concesiones. En los últimos siete años, mientras la deuda se ha duplicado, los fondos propios crecieron en un porcentaje del 22%.

Atrás queda el fallo estratégico cometido por la dirección de NATIONAL EXPRESS con la adjudicación mediante un proceso de libre concurrencia de la gestión y explotación de la red ferroviaria británica. El precio temerario ofertado puso en peligro la viabilidad de la compañía. En el año 2017 se dieron por finalizados los últimos compromisos derivados de esta mala decisión.  

La creación de valor a los accionistas en un futuro dependerá de la capacidad que tenga NATIONAL EXPRESS de prestar servicios adicionales a sus clientes.

Facilitar en tiempo real frecuencias, disponibilidad de asientos, innovaciones en pagos de billetes y reservas, usos de tabletas y teléfonos móviles durante los trayectos, son ya una realidad.

Aplicar la tecnología para aumentar ventas, conociendo en cada momento la oportunidad de competir. Fijar precios variables en función de horarios, tiempo de trayectoria, tipos diferentes de tickets o el canal utilizado para la adquisición de billetes, forman parte del futuro inmediato.

El porcentaje de clientes que usan las tecnologías para adquirir sus pasajes va en aumento. Sólo en Bahréin el 45% de los viajes realizados son adquiridos a través de tarjetas inteligentes.

Es también importante la implantación de cámaras de seguridad inteligentes en los autobuses, ya que permiten analizar rápidamente cualquier incidente que pueda suceder en un desplazamiento.

En definitiva, NATIONAL EXPRESS se trata de una empresa consolidada, en un sector con crecimientos estables y que, si sabe crecer en sus mercados naturales y establecer una política sensata de diversificación e implantación en otros países, con prudencia y consolidando su presencia, puede presentar un futuro brillante. Más teniendo a la familia COSMEN, buenos gestores y con suficiente experiencia, como primeros accionistas.