Rankia USA
Acceder
Blog Análisis del IPSA
Seguimiento de la bolsa de valores de Santiago de Chile y sus empresas
Mejora tu formación y conoce a los expertos de la industria

¿Qué es una venta corta de acciones?

¿Qué es una venta corta de acciones? En finanzas nos referimos a venta corta (del inglés “short selling”) como la práctica que permite a los inversionistas vender un valor financiero (en nuestro caso acciones) que no poseen con la intención de obtener utilidades en caso de que caiga el precio de dicha acción. Se trata de una de las formas más puras de especulación que existen en el mercado y, por lo mismo, se encuentra severamente normado, y en ciertas partes de Europa, incluso parcialmente prohibido.

 

¿Qué es una venta corta de acciones?

 

¿Qué es una venta corta de acciones?

La venta corta de acciones consiste en la venta de títulos bursátiles en la Bolsa de acciones que el inversor no posee, o también en aquella en que la liquidación de la transacción se realiza con títulos obtenidos en préstamo (usualmente prestadas por una Corredora de Bolsa) y sobre las cuales existe un compromiso de restitución.

 

En una venta corta, el prestatario (también conocido como vendedor en corto) apuesta a que el precio de una acción va a caer, por lo que decide conseguirla en préstamo, venderla, para finalmente volver a comprarla a un precio inferior que el que obtuvo en la venta. Después de esto devuelve la acción al prestamista o corredora.

 

Observaciones y precauciones con la venta corta de acciones

Los préstamos de acciones pueden ser liquidados anticipadamente en caso de que cualquiera de las partes lo solicite. Además, el prestatario debe entregar al prestamista los beneficios y variaciones de capital que devenguen las acciones prestadas durante la vigencia del préstamo como, por ejemplo, los dividendos.

Un punto esencial para tener en cuenta respecto a la venta corta de una acción, es tener claro que nos enfrentamos a un acto de especulación financiera. No existe absolutamente ninguna certeza de que el precio de la acción vaya a bajar, por lo que la venta corta podría resultar en una pérdida de dinero. No existen garantías de que una jugada de este tipo vaya a ser rentable.


Los riesgos asociados al préstamo de acciones corresponden a la eventualidad que el vendedor corto no restituya las acciones en los plazos acordados, cuestión que se ve mitigada con el otorgamiento de garantías. El Vendedor Corto por su parte, se ve expuesto al riesgo de variación de precio de la acción vendida en corto, el cual se ve incrementado por la posibilidad de apalancarse sobre el monto enterado en garantía y de los instrumentos entregados en garantía.


En un mundo en que los mercados de capitales funcionaran perfectamente, y donde los precios de una acción reflejaran toda la información pertinente a ese título bursátil, no habría cabida para este tipo de especulación.

Curso en Santiago: ¡Trading para principiantes!

¿Quieres aprender a operar? Aprenderemos a realizar análisis técnico y a establecer si debemos comprar o vender en el mercado.

  • Sesiones a cargo de profesionales de mercados financieros
  • Formación gratuita por reservar plaza en Rankia