blog El bazar de la bolsa
Toda la actualidad de los mercados, empresas, noticias en podcast

Polímeros, industria de presente y de futuro

El otro día leía en un artículo como la empresa Covestro ( 1COV:DE), había contribuido de una manera decisiva en la construcción de la pala más grande para turbinas eólicas construida hasta la fecha. Se construyó en China, concretamente en Shanghai.  Para construirla, necesitaban rebajar el peso total del elemento. Ello se ha conseguido con materiales composites. Los materiales composites en su mayoría están hechos con polímeros. Además la pintura de protección de las palas, también está hecha a base de polímeros. Los polímeros están empezando a sustituir a materiales muy consagrados para ciertas aplicaciones. Sus resistencia y dureza se acerca a la del acero y tienen un menor peso. Elementos de aviones o automoción, como algunos engranajes para sistemas de freno ABS, se hacen con polímeros (o plásticos técnicos).

 

Los polímeros se utilizan para fabricar moquetas, placas de revestimiento  de edificios, pinturas, tiritas, ventanas, faros de coches, carcasas de móviles y tabletas, prótesis ortopédicas,  y un largo, larguísimo etc.

 

El plástico (todos sus tipos) o el nylon son polímeros, materiales presentes en gran cantidad de objetos que usamos diariamente. Lo importante, no obstante, de cara a una tesis de inversión es que le están arañando terreno a otros materiales. Podríamos poner el ejemplo del acero y el aluminio en los sectores de automoción y aviación. Es aquí donde está lo interesante, donde el potencial de crecimiento puede ser muy importante. Además se están diseñando nuevas aplicaciones. Uno de los futuros polos de crecimiento de este material es la impresión 3D. Estas impresoras utilizan distintas clases de polímeros como material de impresión.

 

Sin duda es y será más eficiente crear los materiales en fábricas antes que extraerlos de la tierra y transformarlos (caso del acero y el aluminio, por ejemplo). Actualmente la mayoría de polímeros se fabrican transformando el petróleo, pero esto empieza a cambiar. Ya se están fabricando espumas para sofás a partir de CO2 como materia prima. El futuro, por sus mejores propiedades y por sus costes de fabricación, parecen ser los materiales sintéticos. De cómo invertir en esta industria hablamos en nuestro podcast, concretamente, de las empresas Covestro y de Victrex.

 

Curiosead por el Bazar!!!