Rankia USA
Acceder
Blog Berbis Swap
El mundo de las divisas y las finanzas internacionales

¿Qué son los créditos on line? ¿Cómo contratar un crédito on line?

Los créditos que se solicitan a través de Internet se conceden casi de inmediato y sin apenas realizar trámites. Hasta ahí sus principales ventajas. Porque las cantidades prestadas son menores que mediante otras modalidades crediticias, aunque ciertas entidades elevan el importe máximo hasta los 60.000 euros. A ello se añade que aplican un tipo de interés entre el 9% y el 11%, y las comisiones por estudio, amortización parcial o cancelación, suponen entre un 1% y un 3% adicional sobre la cantidad que se abone por el producto contratado. Cada vez son más las entidades que se decantan por los créditos on line. Su principal ventaja, que los diferencia de los préstamos contratados por la vía tradicional, es que el dinero solicitado se obtiene sin dilaciones, en dos o tres días como máximo. También destaca su comodidad: se pueden contratar sin moverse de casa y sin tener que realizar trámites ni presentar documentos. En cierto modo, son créditos preconcedidos encubiertos bajo la denominación "on line". Su concesión depende del límite que el banco establezca para cada cliente. Los importes máximos no son elevados, oscilan entre 300 y 15.000 euros; pero algunas entidades prestan hasta 60.000 euros. El plazo de amortización, que se devuelve en pequeñas cuotas, no supera los cinco años. Respecto a los tipos de interés que se aplican, se mueven en una franja que oscila entre el 9% y el 11%. En determinados casos, hay que añadir comisiones de apertura (1,50%), de cancelación o amortización parcial (1%-3%), que incrementan el desembolso. Estos dos factores pueden agravar la situación económica del usuario si el importe adelantado no es muy alto.

Dinero rápido que puede salir caro

Creditos onlineCasi todas las entidades financieras tienen créditos que sólo se suscriben a través de Internet. Aunque se distinguen en importe máximo o plazos de devolución, coinciden en lo básico. El más generoso, el "Crédito Directo" de Ibercaja, concede hasta 60.000 euros sin comisiones. Como contrapartida, el interés que aplica supera el 10%. Entre los más espléndidos se encuentran los préstamos que financian hasta 30.000 euros, como el "Préstamo Rápido" de Caja Vital y el "Súper" de Caja Madrid. El primero se completa con un seguro por desempleo o incapacidad y no aplica comisiones por cancelación o amortización anticipada. El de la entidad madrileña tiene un plazo de amortización de hasta ocho años.

En el extremo opuesto, el importe máximo de "Préstamo Net" (Caja España) y "CrediInstant on line" (Caixa Sabadell) es de 6.000 euros. Sus intereses, en cambio, son muy elevados (de casi el 10% en el caso de Caja España), por lo que el usuario debe estudiar con detenimiento si le compensa la opción de endeudarse de tal modo. En la media se encuentran los créditos que conceden un máximo de entre 12.000 y 15.000 euros. Entre ellos, el "Crédito Efectivo" de BBK funciona como un "preconcedido": para un importe medio de 9.000 euros, a un plazo de cuatro años, habría que abonar una cuota mensual de 223,92 euros. El "Cai Net" (Caja de Ahorros de la Inmaculada) permite disponer de manera inmediata de hasta un tope de 12.000 euros. Las cantidades solicitadas deben devolverse en un plazo de entre tres meses y cinco años, en cuotas mensuales a partir de 30 euros. La apuesta on line de Caja Laboral es "Dispon". Este préstamo con garantía personal se puede contratar por un importe mínimo a partir de 500 euros y su plazo de amortización oscila entre uno y cinco años. Aplica una comisión de cancelación parcial o total del 1%.

Préstamos rápidos: los más peligrosos

Más fácil pero también mucho más caro. Las empresas de emisión de créditos rápidos como Mediatis, Cofidis o Cetelem conceden préstamos que no requieren de papeleos ni explicaciones. En pocas horas se dispone de efectivo en la cuenta, pero son un producto poco aconsejable. Las cantidades prestadas son mucho menores que por otras vías y aplican unos tipos de interés más elevados: pueden llegar a la barrera del 20%.

Ventajas e inconvenientes

Antes de contratar uno de estos productos, conviene evaluar la situación económica familiar y asegurarse de que las ventajas que prometen estos créditos no se empañan por sus inconvenientes.

Ventajas de los créditos on line

  • Son fáciles de obtener y su proceso es muy ágil.
  • Contratarlos resulta muy cómodo.
  • Cuentan con un plazo de amortización corto, que no supera los cinco años.
  • La oferta es muy amplia: casi todos los bancos y cajas los contemplan entre sus productos.

Inconvenientes de los créditos on line

  • Su concesión depende del límite preconcedido a cada cliente, por lo que no todos los usuarios bancarios tienen acceso a ellos.
  • El importe máximo es, de media, de 15.000 euros.
  • Las comisiones lastran el producto cuando las cantidades solicitadas son muy exiguas. Se cobra, por este concepto, entre el 1% y el 3%.
  • La actual oferta es muy parecida entre sí. No hay préstamos de estas características con beneficios adicionales por contratarlos.
  • Carecen de un tipo de interés bonificado por tramitarlos a través de Internet: el tipo no difiere del aplicado en los créditos que se contratan en las oficinas bancarias o por teléfono.
¿Te ha resultado interesante? Suscríbete vía email o RSS a Berbis Swap

Autor del blog

  • Berbis

    La cita: El éxito es conseguir lo que se desea. La felicidad es apreciar lo que ya se ha conseguido

Envía tu consulta