Resistencias a corto plazo y vuelven a escena los Bancos Centrales.

INFORME SEMANAL                                                                                                                                                                      07/03/2016

 

RESISTENCIAS A CORTO PLAZO Y VUELVEN A ESCENA LOS BANCOS CENTRALES.

 

RENTA VARIABLE

Semana positiva para los activos de riesgo que siguen aprovechando la calma en tema de política monetaria y apoyados por unos datos macroeconómicos aceptables pero sobre todo pensamos que gran parte de la subida viene explicada por cierre de cortos en sectores muy castigados como el de materias primas y financiero junto a nuevas recompras de acciones por parte de las compañías americanas.

En este contexto afrontamos la semana del BCE (jueves), a la espera que pueda sorprendernos y hacernos seguir soñando, aunque veomos difícil como hemos comentado en otras ocasiones que políticas de tipos de interés negativo o mayores estímulos sean la solución actual, por lo que vemos a los bancos centrales con las manos mas atadas que nunca y más aun en el caso del BCE. Más que sorprendernos o no, la clave será entender la confianza que los mercados en sus diferentes activos le otorgan a sus decisiones, siendo este aspecto clave para entender la futura evolución de los mercados, es decir, la credibilidad o no de los mismos.

Este fin de semana ya hemos podido leer como el Banco Internacional de Pagos critica estos estímulos junto a los tipos de interés negativo y empieza a cuestionarlos, algo que ya empieza a estar en boca de más agentes y es algo que debemos seguir muy de cerca en las próximas semanas.

Destacar también de los datos de empleo del viernes americano, el 80% de los nuevos puestos vienen acompañados y concretados en las bandas salariales más bajas y las que más han bajado, es decir, trabajos cortos y de mala calidad. Algo que ya parece empieza a generalizarse y que mas tarde o temprano terminara afectando al consumo.

A nivel local, seguimos sin presidente y entramos en una nueva etapa que por lo menos nos deja 2 meses más de incertidumbre porque de llegarse a un acuerdo (que ahora parece improbable) será en el último minuto. Por lo tanto seguimos sin una visibilidad clara en este punto y nos mantiene cautelosos.

Para la semana, esperamos ver correcciones que no deberían preocupar  siempre y cuando no rompan los 1930 del SP500 y los 8400 del Ibex35. Por la parte alta, el SP500 ha cerrado en 2000 prácticamente y cualquier subida en los índices a primeros de semana son una oportunidad de venta hasta el jueves por lo menos. Son zonas de reducir riesgo y cubrir carteras y esperar desde la neutralidad a los bancos centrales.

En DIVISAS, el usd se ha apreciado de manera significativa e incluso más allá de lo que pensábamos. Aun así seguimos apostando por la venta de dólares en este movimiento con el objetivo que tenemos para este año de ver 1.17-1.20. El BCE y su credibilidad al igual que la FED la podemos ver reflejada en su tipo de cambio y es aquí donde debemos seguir muy de cerca su evolución para ver si se activa en el mercado esa duda sobre las políticas de los bancos centrales que a nuestro entender llevarían asociados estos movimientos bruscos:

-          Subida del eur/usd a 1.18-1.20.

-          Aumentos de spread en Europa y caída de las bolsas europeas respecto a las americanas.

-          Mejora relativa de sectores como energía y materias primas respecto al mercado.

-          Prima de riesgo española superando los 200 puntos básicos respecto Alemania.

 

Esta semana introducimos un grafico del dax/sp500 y el eur/usd que intentan explicar el posible movimiento que se podría producir si cae la credibilidad actual de las políticas de los diferentes bancos centrales.

 

Varias estrategias para la semana:

  1. Pensamos en aprovechar subidas para vender desde 2000-2020-2040. En el caso de caídas iniciales en la semana, compras selectivas 1960-1940.
  2. A estos niveles de eur/usd y si el BCE decepciona en las próximas semanas, debemos apoyar a los Estados Unidos frente a Europa. Por la parte más local a estos niveles buscamos refugio en bolsas core (Alemania y Francia) respecto a las periféricas.
  3. Gestión activa, objetivos menos exigentes y liquidez para aprovechar la volatilidad.
  4. Ajustar riesgos y carteras hasta que se dé un entorno menos volátil, aunque perdamos algo de rentabilidad, es más tiempo de preservación.
  5. Esperamos ampliación de spreads de las curvas.
  6. Comprar volatilidad de manera estructural de cara a medio plazo.
  7. Vender dólares, con objetivo 1.15- 1.17.

 

¡Sé el primero en comentar!