Rankia USA Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal
Acceder
5 recomendaciones

Por fin el rumor tantas veces comentado ha acabado confirmándose y con fecha 28 de mayo...Telefónica ha hecho realidad su Oferta Pública de Adquisición de Acciones (OPA) sobre el 62% que no controlaba de Terra Lycos.
 
Hasta ahí pues, relativa sorpresa, dado que ésta era una posibilidad que se había barajado hasta la saciedad (y desmentido por Telefónica...hasta la saciedad).
 
Lo que desde luego ha resultado bastante sorprendente es el precio al que la matriz ha realizado dicha oferta: 5,25 euros.
 
Pero para sorpresa la que nos ha regalado el Sr. Director General Financiero de Telefónica, Santiago Fernández Valbuena, que ha comentado en declaraciones a la Cadena Ser recogidas por Europa Press que la oferta de Telefónica es "no sólo justa, sino incluso generosa" descartando una modificación en el precio.

En mi opinión esa oferta no sólo es injusta sino ampliamente escandalosa.

Y es así por una serie de factores que tanto Telefónica como muchos medios de comunicación han obviado y que paso a comentar:

1. El precio de una acción es el resultado de la suma de varios factores entre los que destacan la situación financiero-económica actual de la empresa en cuestión y las expectativas de beneficios futuros.

2. Terra es una empresa que pertenece a un sector relativamente nuevo (Internet) que se está desarrollando y cuyo futuro, aunque incierto, está mejorando poco a poco. Por ello, la valoración de esos beneficios futuros es más complicada que en otras empresas de otros sectores y eso lo notan sus acciones.

3. Debido a ello y a componentes especulativos, el precio de la acción de Terra ha tenido mucha volatilidad, oscilando en tres años y medio desde 157 euros de máximo a 3,71 de mínimo. Y debido a esa dificultad en valorar beneficios futuros del negocio el propio BBVA compró acciones a 60 euros y la propia Telefónica vio razonable un precio de salida en 11,81 euros.

4. A lo largo de más de tres años se han rebajado las expectativas iniciales del ritmo de crecimiento de Internet y lógicamente todos los valores relacionados con ese sector lo han visto reflejado en el valor de sus acciones.

5. Además de esa rebaja de la previsión del ritmo de crecimiento de Internet los propios mercados de valores han caído y mucho y eso todavía ha afectado más a las cotizaciones de las empresas relacionadas con Internet.

6. Aparte de lo comentado en puntos anteriores, un detalle básico para que las expectativas de beneficio de una empresa aumenten y con ellas su cotización es que la gestión de la empresa sea mínimamente eficiente en la búsqueda de ingresos alternativos y en el desarrollo de proyectos. Tal y como quedó reflejado en la última Junta de Terra, la opinión de muchos de sus accionistas sobre la gestión de la empresa no es precisamente ésa. Casualmente, a través de la participación que Telefónica tiene en el capital de Terra, la misma empresa que ahora lanza esa OPA es en parte responsable de esa gestión que ha empeorado y mucho la valoración de la acción en Bolsa.

7. Debido a esas expectativas de beneficios futuros es normal que la cotización de una empresa esté muy por encima de su valor contable. Por ejemplo y de acuerdo con datos del diario 5Días Gamesa cotiza en Bolsa a 4,04 veces su valor contable, Altadis a 4,86, Ferrovial a 2,27 y el promedio del Ibex está en 2,80 veces. En el caso de Terra está cotizando por debajo de su valor contable. Al precio que ofrece Telefónica (5,25 euros) está proponiendo comprar Terra a 0,64 veces su valor contable.

8. El precio que ofrece Telefónica está muy por debajo de la cotización media histórica de la acción. Terra ha cotizado grosso modo unos 43 meses desde su salida en noviembre de 1999. A lo largo de este tiempo ha estado 6 meses por encima de 60 euros, 8 meses por encima de 40 euros, 12 meses por encima de los 20 euros, 17 meses por encima de 10 euros,22 meses por encima de los 9 euros y sólo 9 meses por debajo de 6 euros.

9. La OPA de Telefónica a un precio irrisorio disminuirá la liquidez del valor en Bolsa siendo posible en un futuro una OPA de exclusión. Por lo tanto, caso de que Internet finalmente sí sea un sector de futuro (cosa que yo sí opino) Telefónica impide con esta operación que los accionistas que han padecido pacientemente 3 años y pico de caídas en el valor de la acción puedan disfrutar de posibles alzas futuras.

Conclusión: El Sr. Director Financiero de Telefónica omite parte importante de la verdad cuando no indica:
- Que Telefónica se aprovecha del bajo nivel de precios del mercado bursátil.
- Que Telefónica se aprovecha del especialmente bajo precio de Terra por su propia ineficiencia en la gestión de la empresa.
- Que el mercado aún no sabe como valorar el futuro de Internet y eso se refleja en la acción
- Que las OPAs no sólo se hacen por su valor contable sino que deben incluir en su precio las perspectivas futuras del negocio
- Que con esta OPA disminuirá la liquidez del valor y que además es probable una OPA de exclusión con lo que impedirá que el accionista minoritario de Terra pueda esperar unos años a que el sector arranque
- Y que Telefónica persigue también los beneficios adicionales que el cash y los créditos fiscales de Terra le proporcionarán en su consolidación.

Así que por todo lo comentado anteriormente opino que la OPA de Telefónica sobre Terra a 5,25 euros es simplemente una estafa mayúscula.

Tengo acciones de Terra, ¿qué hago?

A partir de este punto y si como es de esperar Telefónica no tiene impedimento alguno por parte de la CNMV para llevar a cabo esa OPA "gentil", los accionistas de Terra han de plantearse si vender o no.
 
Tal y como yo lo veo podemos considerar a los accionistas minoritarios de Terra en dos grandes grupos:

- Los que han entrado en los últimos tiempos a un precio bajo relativamente cercano a los 5,25 euros de la oferta...

- y los que son accionistas "históricos" pillados a precios en los que esa oferta a 5,25 no les soluciona nada.
 
Evidentemente el primer grupo puede vender ya en mercado o acudir a la OPA y en algunos casos con plusvalías importantes por lo que sólo cabe felicitarles.

En cuanto al segundo grupo (suponiendo que la CNMV no obligue a Telefónica a mejorar su oferta cosa que con casi total seguridad no hará dado que la OPA planteada por Telefónica no es, todavía, una OPA de exclusión):

No acuden. Los que decidan no acudir pasarán por el grave problema de la falta de liquidez de las acciones si finalmente la OPA se lleva adelante, dado que el free float (la parte del capital de Terra que cotiza en Bolsa) se reducirá de manera drástica. Y no sólo eso sino que Terra acabará siendo "expulsada" del Ibex lo que también puede afectar a su cotización negativamente. Y como traca final es muy probable que Telefónica acabe presentando una OPA de exclusión que, de no ser aceptada por esos numantinos accionistas, provocará que cualquier intento de venta de esas acciones sea de difícil valoración y a través de compraventa con contrato privado.

Acuden. Por supuesto que Telefónica juega con que el temor a toda esta lista de inconvenientes haga desistir al mayor número posible de accionistas (algo muy poco ético), pero hay que decir que exceptuando los inconvenientes sobrevenidos tras esa posible OPA de exclusión y transcurrida una temporada en el purgatorio bursátil puede pasar perfectamente que Terra acabe convirtiéndose en un referente en el sector de Internet (especialmente si defenestran a su cúpula directiva) y que esos accionistas resistentes acaben teniendo acciones de Terra a un precio ampliamente superior al de la ínfima oferta pública presentada por la matriz en estos días.

Alternativas en bolsa

Para los que decidan resignarse a vender a 5,25 perdiendo hasta la camisa y quieran recuperar al menos un par de mangas, la Bolsa está actualmente en niveles de precios que permiten pensar en ganancias interesantes a medio plazo. Así que conviene buscar en  gráficos aquellas acciones que respecto a Terra estén actualmente a precios muy asequibles (rezagadas en lo que está siendo una buena subida desde marzo) y que tengan buenos fundamentales y posibilidades de crecimiento.

Para detectar esas acciones rezagadas se pueden utilizar los indicadores que llaman de Spread (porcentual y en valor absoluto) y que reflejan simplemente la diferencia a lo largo del tiempo entre las cotizaciones de  dos valores. Si decidimos vender al irrisorio precio ofrecido por Telefónica y no hemos cogido alergia a la Bolsa una buena opción puede ser comprar con el poco dinero recuperado acciones que puedan darnos alegrías y pensando en una recuperación bursátil a medio plazo.

La desgracia sería que habiendo salido mal parados en la inversión de Terra y habiendo vuelto a confiar en la Bolsa para recuperar algo, la situación macroeconómica siguiera deteriorándose y la economía entrara en una época de recesión continuada con nueva debacle bursátil incluida, con lo que podría ocurrir que volviéramos a iniciar otro ciclo de sufrimiento bursátil.
 
Y es que en Bolsa todo es posible, especialmente lo malo.

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
5 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...