El ISM pesa más que el dato de ADP

El ISM pesa más que el dato de ADP

Wall Street abría en negativo tras conocerse el dato de empleo calculado por la consultora ADP para el mes de noviembre, que quedaba mucho mejor de lo esperado (215.000 frente a 173.000). Esta referencia ha motivado la perversa interpretación de siempre: una economía en recuperación adelantaría el comienzo de la reducción de los estímulos.

Sin embargo, la publicación a las 16:00 horas del ISM de Servicios revertía el rumbo de la sesión en Wall Street, al quedar esta referencia claramente por debajo de lo esperado, reforzando de nuevo las expectativas de un retraso en el anuncio de tapering hasta marzo del año que viene.

Esta publicación coincidía con ciertos rumores que apuntan a cierto acuerdo entre políticos americanos para reducir el importe de los recortes presupuestarios de cara a los próximos años.

En Europa, lo más destacado, con permisos de las referencias de PMI de Servicios (muy buena la lectura de España, muy mala la de Francia, que probablemente entrará en recesión durante este trimestre), ha sido la decisión de la Comisión Europea de multar con 1.712 millones de Euros a algunos bancos por manipulación de derivados e índices, entre ellos el Euribor. Así, el sector financiero sufría cierta presión, pero sus caídas han sido moderadas, sin que se pueda hablar en ningún caso de un castigo severo. Las acciones de Société Générale, uno de los bancos sancionados, caían bastante menos que la media del CAC parisino.

Mañana tendrá lugar la última reunión del BCE del 2013. Las posibilidades de que se anuncie alguna nueva medida de política monetaria son ínfimas, menores incluso a las que existían en la reunión de noviembre (en la que se anunció por sorpresa una bajada de tipos). Sin embargo, en la rueda posterior, Mario Draghi hará apología de la disposición del BCE a tomar nuevas medidas en el futuro, y de que la Institución no teme un escenario deflacionista.

De esta forma, el impacto que tendrá en los mercados esta cita podría no ser demasiado importante.

El viernes, en cambio, tendrá lugar el acontecimiento más importante de la semana: la publicación del dato de empleo de EE. UU. del mes de noviembre. Una creación de empleo por debajo de los 175.000 puestos podría provocar una fuerte subida en las bolsas, alejando definitivamente los temores sobre el tapering. Pero una cifra por encima de los 215.000 que hoy ha dictaminado la consultora ADP volvería a presionar las expectativas sobre el anuncio de la reducción de estímulos en las reuniones de diciembre o enero.