En empieza el próximo webinar Sesión de trading en directo en DAX 30 y Dow Jones.
A las puertas de los máximos anuales

A las puertas de los máximos anuales

Día de movimientos muy acotados en las bolsas europeas, siguiendo la tónica de las últimas sesiones. Pero en este caso, varios selectivos han cerrado en negativo.

El Ibex 35 era uno de los peores esta mañana, pero el buen comportamiento de Repsol, y sobre todo de Telefónica tras conocerse que Société Générale aumentaba su participación en el accionariado de la teleoperadora, han llevado al índice a la cabeza del Viejo Continente.

Dos cuestiones han llamado la atención en Europa hoy:

De un lado, la publicación de las cifras de inflación del mes de abril en distintos países que, en general, han quedado en lo que se esperaba:  una clara subida respecto a las cifras de marzo. Así, el IPC interanual en Alemania queda en el 1,3%, en Francia, en el 0,8%, y en España, en el 0,3%.

La segunda cuestión está en que las distintas declaraciones de miembros del BCE desde el jueves pasado van permitiendo que las cotizaciones descuenten lo que podría ocurrir en la próxima reunión de junio. Hoy ha sido Praet quien ha señalado que la Institución Monetaria está preparada para emprender nuevas medidas, entre las que estarían nuevas subastas LTRO y pasar a negativa la tasa de depósitos, pero el proceso de expansión cuantitativa quedaría relegado a una improbable segunda ronda de medidas, si es que las primeras fracasaran y la inflación siguiera sin subir.

Estas declaraciones siguen la línea de lo que ayer se apuntó desde el Bundesbank: medidas de menor calado sí, QE, no.

La cotización del Euro, que cae tres figuras desde los niveles que alcanzó el pasado jueves,  y del mercado de deuda, podrían haber descontado ya en gran parte una actuación en este sentido (una bajada de los tipos de entre 10 y 15 puntos, pasar a negativa la tasa de depósitos bancarios, o facilidades de financiación bancaria adicionales).

Las bolsas europeas se muestran bastante más frías, a las puertas de coronar nuevos máximos anuales (de los que nos separa menos de un 1% en la mayoría de casos), cosa que ya han hecho los índices de Wall Street, pero sin demasiada decisión.

Parece necesario algo más (como un avance hacia la solución del conflicto entre Rusia y Ucrania, una recuperación del Nasdaq o alguna noticia positiva proveniente de China) para experimentar un nuevo impulso alcista que nos lleve a nuevos máximos anuales.