Las subidas podían haber sido mayores

Las subidas podían haber sido mayores

Sesión fuertemente alcista de las bolsas europeas, que recortan distancias frente a Wall Street y dejan a algunos de sus principales índices, como el DAX germano, enfrentándose a las resistencias ubicadas en los máximos históricos.

El Ibex 35, segundo mejor índice en la primera mitad del año, ha desarrollado subidas más moderadas, poniendo de manifiesto que, a corto plazo, tiene menos fuerzas que el resto. La banca mediana y las constructoras, motores del selectivo, atraviesan un período de cierta consolidación, a lo que hay que sumar las fuertes caídas de Iberdrola en el día de hoy tras repartir dividendo.

En el día de hoy se han concentrado un gran número de factores con elevado poder de tracción en los mercados, y cuyo efecto combinado podía haber sido claramente más alcista, en el caso de que los selectivos de ambos lados del Atlántico hubieran estado algunos puntos más abajo, sin miedo a las alturas.

Desde primera hora, las buenas referencias de PMI de Servicios publicadas en China eran esperanzadoras. El mismo dato en la Eurozona resultaba mucho menos contundente, con lecturas por debajo de lo previsto en Alemania y España.

Pero a partir de las 14:30 acontecía el grueso de la sesión.

De un lado, un dato de empleo en EE.UU. claramente por encima de lo esperado (288.000 frente a 212.000), con revisión al alza del dato de mayo y dejando la tasa de desempleo en el 6,1% sorprendía a los inversores. De otro lado, una rueda de prensa de Mario Draghi tras la reunión mensual del BCE, en la que, además de repetir mensajes habituales, el Presidente de la Institución Monetaria se pronunciaba sobre la posibilidad de compra de ABS en su versión más simple, y concretaba las condiciones de los LTRO, deslizando la idea de que podrían ascender al billón de Euros, cuando hace un mes se habló de 400.000 millones.

El dato posterior de PMI de Servicios en Wall Street, referencia muy destacada que ha quedado eclipsada, resultaba irrelevante.

Así pues, la fuerte carga informativa del día de hoy podría haber deparado una sesión con subidas mayores de las que hemos visto.

Wall Street, que mañana permanecerá cerrado, tendrá que tomarse una pausa en sus ascensos y corregir, cuanto menos, unos puntos.