Fuertes ascensos en las Bolsas, con los peligros aún vigentes

Fuertes ascensos en las Bolsas, con los peligros aún vigentes

Fuertes ascensos de las Bolsas europeas en el día de hoy, propiciados principalmente por factores que surgieron en el día de ayer, y que hoy, en parte, han sido contravenidos. 

La primera cuestión tiene que ver con un descenso de las tensiones en relación a los activos rusos cotizados. Ayer, tanto el Rublo como la Bolsa de Moscú experimentaron subidas de doble dígito, tras las acciones realizadas por el Banco Central de Rusia (venta de reservas de divisas extranjeras), y el anuncio de nuevas medidas destinadas a estabilizar la divisa.

En el día de hoy, el Rublo ha permanecido más o menos estable, situándose  un 35% por encima del cambio mínimo alcanzado con el Dólar.

En segundo lugar, tenemos las conclusiones de la reunión de la FED que se dieron a conocer ayer, y que gustaron mucho a Wall Street. Atendiendo a los pormenores del comunicado, no se encuentra tampoco algo significativamente positivo. La FED subió sus previsiones de crecimiento para este año (hasta el 2,3-2,4%), y mantiene las de 2015. Eliminó la figura retórica de “tiempo prolongado con tipos bajos” por “paciencia para endurecer la política monetaria”. Tal vez lo más relevante estuvo en las declaraciones de Yellen, diciendo que los precios actuales del petróleo serán temporales, y hablando de vigilancia de la baja inflación.

Esto favoreció que los precios del crudo se recuperaran durante la mañana de hoy.

El Brent ha alcanzado los 63$, viniendo desde los 59$ que tocó hace menos de 24 horas.

Sin embargo, desde el mediodía, la cotización del petróleo ha vuelto a caer con fuerza, perdiendo casi un 5% desde los máximos diarios. Este hecho no ha sido seguido por las Bolsas en el día de hoy, pero abre la posibilidad de que, teniendo en cuenta la altísima correlación existente entre las cotizaciones del crudo y la renta variable en las últimas fechas, las Bolsas reparen en este hecho en las próximas horas y ofrezcan respuestas negativas.

Tampoco han tenido ningún impacto las abultadas pérdidas de la Bolsa de Atenas durante gran parte de la sesión, tras conocerse nuevas encuestas que siguen apuntando a Syriza como fuerza favorita para ganar unos eventuales comicios.

De tal forma que las fuertes subidas de hoy parecen más un rebote basado en lo sucedido en el día de ayer, sin que esos catalizadores hayan evolucionado en el día de hoy.