La actual tendencia del petróleo

La actual tendencia del petróleo

Dentro de las materias primas, la volatilidad del crudo resulta especialmente llamativa. Su cotización viene afectada por multitud de factores (cambios en el dólar, datos de inventarios y reservas, datos macroeconómicos, etc.) a los que hay que añadir el componente geopolítico derivado de la inestabilidad de las principales zonas productoras (como Libia) y, sobre todo, el hecho de que las posiciones especulativas se encuentren en máximos históricos.

Los máximos alcanzados por el Brent este año se sitúan en el entorno de los 126$ durante los primeros días de mayo.

Desde entonces, una fuerte corrección en dos tramos (con las fortísimas bajadas del 5 y 6 de mayo) hizo perder al crudo casi 20$ en una semana.

El intento de rebote del lunes y martes de esta semana ha quedado anulado con nuevas bajadas en el día de ayer (miércoles) tras conocerse los inventarios de crudo en EE. UU.

Así pues, teniendo en cuenta la inestabilidad en los precios del crudo, una de las mejores formas de inversión es hacerlo a través del Spread entre el crudo Brent y el Crudo Ligero americano.

Dicho Spread (diferencial en los precios) se sitúa ahora mismo en máximos desde mediados de abril, en niveles cercanos a 15$.

A través de CFDs, resulta sencillo vender un contrato sobre el Brent y comprar un contrato sobre el Crudo Ligero americano y esperar a que el diferencial de precios se sitúe en niveles más sostenibles, de 11-12$.

De esa manera se elimina el riesgo de volatilidad en los precios del crudo, ya que no importa hacia dónde se dirija la tendencia, sino que sólo importa el comportamiento relativo de un tipo de petróleo respecto al otro.

Gráfico petróleo 12052011