Análisis del volumen, mi penúltimo secreto

El volumen constituye la variable más subestimada de cuantas se emplean en el análisis técnico. No obstante, si uno sabe cómo interpretarlo será capaz de ver los puntos de inflexión del mercado, sus cambios de tendencia.

La clave de interpretación del volumen estriba en compararlo con el rango de cada barra del precio, de manera que uno puede hacerse idea de, por ejemplo, cuándo están operando activamente los profesionales (manos fuertes) y cuándo los pequeños inversores (manos débiles).

De hecho, puede averiguarse si los profesionales están comprando o vendiendo a través del análisis de:

  • El volumen operado en la oferta y la demanda.
  • El rango de la barra o vela.
  • El tamaño medio de cada operación (cada paquete comprado o vendido).

En el siguiente ejemplo del gráfico de 2 horas del BBVA (ciclo 10 días), muestro el histograma del volumen tal y como aparece por defecto, con nula información relevante.

 

El indicador de volumen que yo empleo mejora el clásico histograma del volumen coloreando las barras para identificar esencialmente cuatro situaciones típicas:

 

1. Clímax alcista

   

2. Clímax bajista

   

3. Actividad de los profesionales

   

4. Bajo volumen

 

El valor de estas señales radica en que cada vez que aparece una de ellas nos permite ajustar los puntos de entrada y salida a la hora de especular. En el gráfico que viene a continuación, he marcado las líneas horizontales generadas cada vez que una de estas barras aparece en el histograma. En las fases descendentes del ciclo, las líneas se ajustan a la baja hasta que una de ellas es rota al alza. En las fases ascendentes, las líneas se ajustan al alza hasta que una de ellas es rota a la baja.

Huelga decir que los puntos de entrada y salida para el ciclo de 10 días eran más que correctos. De hecho, todavía no se ha roto a la baja ninguna línea horizontal dentro de la actual fase ascendente del ciclo. Por cierto, en la última barra del histograma se está dibujando una nueva barra de color amarillo, la que identifica el bajo volumen, de modo que podría ajustarse levemente al alza la línea horizontal.

Termino no sin antes comentar que las línea horizontales que acabo de mostrar no son las mismas que acostumbro referir en mis informes. Ambas son válidas. Sin embargo, disponer de las que se generan por este indicador de volumen mejorado no tiene precio. Hasta ahora las había mantenido en secreto para mi uso particular, pero hoy quería presentarlas. 

 Permanezcan atentos.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar