¿Qué significa el secreto bursátil?

 

Estábamos sentados en la oficina de un importante fabricante de telas, su contador él y yo.

 

- A ver Licenciado Arenas, antes de firmar el contrato quiero tener la seguridad de que la información que usted y yo manejemos se mantendrá en secreto.

 

Mi respuesta fue afirmativa y le mencioné a mi nuevo cliente que podría estar tranquilo, en parte porque una de las características de mi profesión y de mi persona es la discreción, en otras palabras, “lo que pasa en las Vegas se queda en las Vegas”, pero por otro lado, la Ley es muy clara al proteger al cliente de las instituciones financieras con el llamado secreto bursátil.

 

Desde hace varias décadas las instituciones de crédito y ligadas al sistema financiero mexicano, a través del secreto financiero, han guardado la confianza existente entre los usuarios y las mismas instituciones, con la finalidad de ser protectoras de los intereses de los clientes.

 

¿Qué significa el secreto bursátil?

El secreto financiero (que engloba al secreto bancario, secreto bursátil y secreto fiduciario), es tal vez, el pilar fundamental para el desarrollo de esta actividad, porque a través de éste, los usuarios pueden confiar en ciertas instituciones y promotores para realizar operaciones y usar servicios con la seguridad de que sus transacciones no serán divulgadas, junto con otra clase de información de la que tenga conocimiento la institución o el ejecutivo de cuenta.

 

La regulación es indispensable para lo anterior. Por lo que el Estado mexicano se ha dado a la tarea de regular el secreto bursátil, junto con los otro secretos financieros, puedan estar dentro de las garantías constitucionales.

 

Secreto bursátil: historia

La secrecía en las operaciones financieras nació de la mano de la religión en la Edad Media, lo que llevaba en paralelo la parte Ética que cuidaba la discreción de los secretos de confesión y la custodia de las transacciones financieras. La Orden de los Caballeros Templarios fue una orden religiosa y una de las primeras organizaciones en realizar transacciones financieras en la historia de la humanidad. Por otro lado, la primer acepción del Secreto Bursátil es una disposición administrativa fechada el 2 de abril de 1639 y que era relativa a la Bolsa de París, donde se lee que los asuntos relativos a la Bolsa “no sean conocidos más que por aquellos que negocien en la misma”.

 

Secreto bursátil: regulación

Para México, al Artículo 16 constitucional es el fundamento legal del secreto financiero ya que en este artículo se protegen los derechos a la intimidad y a la inviolabilidad de los documentos privados. Por otro lado, la Ley de Instituciones de Crédito menciona que el secreto financiero será resguardado por los involucrados en el sistema financiero y el Art. 117 de esta Ley, se establece que el secreto bancario, bursátil o fiduciario funciona como un mecanismo por el cual se protege el derecho de los particulares o clientes a mantener en confidencialidad la información a sus operaciones. ¿Cuál es la razón? Porque es fundamental la confianza de los usuarios en las instituciones.

 

Es una obligación de las instituciones, como las Casas de Bolsa y las Operadoras de Sociedades de Inversión proporcionar el secreto bursátil y es un derecho de los usuarios tener esta secrecía. Por medio de la confianza se asegura el secreto bancario, y así es como las instituciones financieras logran captar una mayor cantidad de recursos lo que resulta en una mayor estabilidad del sistema financiero mexicano.

 

Aunque dentro del mismo Art. 117 se hace referencia a las personas que tienen derecho a pedir información y a las autoridades que gozan de la facultad para requerir información a los bancos, casas de bolsa y operadoras de sociedades de inversión, lo cual no viola el secreto protegido.

 

Con cualquier ley incumplida existe un castigo y para quienes violen el secreto bursátil no es la excepción. Existen sanciones que van desde multas, relevación del puesto , hasta sanciones penales por incumplir con la regulación en cuanto a la secrecía de la información de los clientes.

 

Mi cliente podía estar tranquilo, las leyes, la institución y su asesor estaban calificados para poderle ofrecer tranquilidad y para cuidar lo más preciado que depositaba en nosotros: su confianza.

 

[email protected]

Twitter: @garoarenas

 

¡Sé el primero en comentar!