Señoras y señores: El edificio de la Bolsa Mexicana de Valores

Señoras y señores: El edificio de la Bolsa Mexicana de Valores

Frente a la glorieta de la Palmera sobre la Avenida Paseo de la Reforma, se encuentra un edificio que en su momento fue reconocido por su vanguardismo, este lugar ostenta el número 255 de dicha avenida y esta construcción con una altura de 115 metros y 22 pisos (incluidos estacionamientos) es el Centro Bursátil 2000 o como es conocido de manera coloquial es el “edificio de la Bolsa”. Esta edificación que se compone de dos estructuras unidas, una en forma de arista y la otra que corona una cúpula de cristal fue desarrollada en dos colores básicos: el blanco y el negro con la finalidad de representar los recursos económicos que han sostenido al país a lo largo de la historia: La plata y el petróleo.

 

Edificio Bolsa Mexicana de Valores

 

 

Este edificio que desde el 19 de abril de 1990 es el cuartel de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y que fue inaugurado por el Presidente Carlos Salinas de Gortari, sirve para brindar la infraestructura y todos los servicios y logística necesaria para que el mercado de valores se desarrolle en un marco de seguridad e institucionalidad.

 

Hasta antes del temblor de 1985, se había discutido muchas veces sobre la necesidad de un edificio nuevo que albergara a la BMV, pero fue hasta la gestión de Alfredo Harp, como Presidente de la Bolsa Mexicana de Valores que con un proyecto del Arquitecto Juan José Díaz Infante, se terminó la nueva sede de la Bolsa.

 

La construcción inició en marco del año 1987 durante la presidencia de Manuel Somozaen una época en la que el terreno que actualmente ocupa el Centro Bursátil estaba destinado a un Hotel que estaría en la esquina de la avenida Rio Rhin y Paseo de la Reforma que no pudo concluirse debido a la crisis económica que azotó al país.

 

Edificio Bolsa Mexicana de Valores

 

Este proyecto se levantó con un presupuesto de 40 millones de dólares que supervisó la Inmobiliaria Covatel. En primera instancia el piso de remates iba a construirse en el último piso del edificio, esto último tuvo que cancelarse puesto que las necesidades de operación e infraestructura obligaron a que el piso de remates ocupara un circulo de la planta baja que está coronado por una cúpula de cristales con un diámetro de 32 metros que hacen espectáculo desde dentro y desde fuera del edificio.

 

Han pasado varia décadas desde su construcción y este edificio que ha ido modernizándose al paso del tiempo y de las necesidades de los mercados se ha convertido en un ícono de la Ciudad de México y de los mercados financieros.

 

Edificio Bolsa Mexicana de Valores

 

 

¡Sé el primero en comentar!