Blog Cambiando el mundo
Discusión de problemas y soluciones de actualidad económica mundial

Argentina: Macri, Cristina y la deuda

Argentina tiene todo tan politizado que un adjetivo retórico vale para derribar hasta el muro sin construir de Donald Trump. Claro, el papel aguanta lo que le pongan.  En tiempos de Cristina se le criticaba por su manejo de las finanzas, por no querer endeudarse.  Hoy los financieros están contentos con Macri, porque está endeudando a Argentina en exceso de nuevo.

En Argentina, un grupo cada vez más grande y diverso de economistas y políticos muestran preocupación por los niveles inéditos de endeudamiento a los que ha llegado el gobierno de Mauricio Macri, a un mes de cumplir un año en el poder. Este nerviosismo contrasta con el entusiasmo que se siente en algunos círculos y medios de comunicación, que celebran con frases como "no terminamos como Venezuela" el viraje de las políticas "populistas" del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. - Cuánto aumentó la deuda de Argentina desde que Mauricio Macri asumió la presidencia y por qué puede convertirse en su talón de Aquiles

Quizás Cristina no fue buena como ideóloga, pues siguió la línea de Hugo Chávez, una línea de llevar alivio a los damnificados del huracán FMI, una política que levantó a Argentina y Venezuela, y le botó las cifras de pobreza.  Pero muere Chávez y Cristina no supo ver la necesidad de empezar un "Argentine Dream", promoción del emprendedurismo masivo.  Claro, esa fue la flaqueza de Cristina.  Lo que no era flaqueza era su habilidad gerencial, ella sabía que la deuda fue lo que hundió a Argentina en la crisis de los 1990, una deuda que los financieros aprovecharon pare empujarle crisis... y empujar más deuda...

Argentina tuvo a la iglesia católica denunciando las muertes de niños pequeños por desnutrición (al estilo somalí), y la deuda de Argentina en vez de disminuir con la austeridad, aumentó, de acuerdo con lo que nos cuenta Domingo Cavallo en su blog.  La salida de la anorexia fue exitosa con el kirchnerismo, que aunque no viven bien, viven mejor que en la era de anorexia estatal.  Domingo Cavallo nos cuenta lo que pasó con la deuda argentina con la austeridad (Evolución de la Deuda desde la gestión de Menem hasta el final de la gestión de Kirchner).  Resumiendo lo que dice Domingo Cavallo:

  • 1989 deuda pública: $92.400 millones (63.700 registrados y 28.700 por registrar)
  • 1996 deuda pública: $91.700 millones
  • 1999 deuda pública: $111.800 millones. Aumenta el costo de los intereses al doble respecto de 1996.

Las estrategia durante el gobierno de Cristina (además de no endeudarse) estaba basado en tres pilares:

  • Superávit fiscal
  • Superávit comercial
  • Competitividad.  Este último apenas iba de camino en la primera mitad de 2013.

Tiene sentido, ¿no?   ¿Cómo podría Argentina no endeudarse con semejantes pilares?  Si tienes deudas que pagar, puedes pagar:

  • Con recursos propios (reservas de dólares)
  • Pedir prestado para pagar la deuda. (venta de bonos de deuda sujeto a la prima de riesgo y las evaluaciones de las calificadoras)

La segunda opción de endeudarse le resultaba especialmente cara a Argentina durante el mandato de Cristina, porque con la presión de los fondos buitre, la prima de riesgo se estaba disparando, lo que haría impagable endeudarse.  Tenía que guardar todos los dólares para pagar deudas, y ese desendeudamiento molestaba a los fondos buitres.  Bajo la excusa de "me quejo porque no hay dólares", "es una pesadilla para emprendedores", "Argentina de ha llenado de parásitos que lactan de subsidios" y "Cristina es puro kirchnerismo", se descalificaba la estrategia de pago de deuda de Cristina (que es cosa aparte), y los fondos buitre pelearon para hacerle la deuda impagable a Cristina, y fracasaron.  Argentina siguió pagando y lo que lograron fue que Argentina buscara alianzas con China.  Le salió el tiro por la culata a los fondos buitre.  

Es evidente que la primera etapa de alivio a damnificados que Cristina y Chávez empezaron, fue exitosa, pero era la mitad del camino.  Significa que cuando Macri asume el mando, tenía un país que se había quedado varado a medio camino, pero era eso, a medio camino y sólo debía hacerlo avanzar con emprendedurismo.  En lugar de esto se endeuda para gastar.  Y con el endeudamiento echa para atrás a Argentina, de vuelta a la posibilidad de otra década de 1990 con "niños somalíes" en .Argentina.

Dicen que el trabajo de una persona se nota más cuando no está.  Y ya estamos empezando a notar la ausencia de Cristina.  El defecto de Cristina era no haber apoyado el emprendimiento, pero en lo demás iba muy bien, como buena gerente.  Con macri, no estoy muy seguro.

Claro, habrá quien me diga que yo soy kirchnerista, pero no lo soy.  Es que cualquiera que no esté en contra de Cristina es llamado kirchnerista.  El extremo viene cuando dejan de lanzar satélites, porque dicen que lanzar satélites es kirchnerista.  Eso significa que toda la industria de telecomunicaciones y las agencias espaciales del mundo son kirchneristas.  Veo lo que hizo Cristina, y si viera que Macri lo hace mejor, alabaría a Macri.  Es que dicen que después de un Lenin viene un Stalin, después de un Chávez viene un Maduro, y luego de una Cristina viene un Macri.

 

  1. #1

    Sasha

    Me apunto estas observaciones porque en la Piel de Toro (Españistán) siempre hay alguien que viene con no sé qué de Maduro, Venezuela, y también mencionan a Argentina, en especial que si la economía tal o el intervencionismo cual... Sobre todo los admiradores de la Caciquesa (Esperanza Aguirre), la cual no deja jamás de alabar a Macri.

  2. #2

    Comstar

    en respuesta a Sasha
    Ver mensaje de Sasha

    Nunca entendí las religiones de Españistán, ni sus textos bíblicos de alabanzas macristas.
    El pecado de Cristina fue llevar a Argentina hasta la mitad del camino por no saber por donde seguir en la segunda mitad, y el pecado de Macri es echar reversa por el camino recorrido de Cristina.

Autor del blog