Cuando los influencers y redes sociales pierden influencia

Ruido mediático e ingresos para la empresa no son equivalentes.  Las redes sociales no representan al mundo real. - Comstar

¿Por qué debería importarte lo que pase con los influencers en Internet?  En primer lugar puede ser que un influencer quiera inclinar tus decisiones de inversión, o puede que la empresa en la que inviertes haya decidido contratar influencers que pueden o no ser efectivos.  Influencers menos efectivos o inefectivos significan menores ingresos para la empresa.

Nos dicen que en la era digital todo el mundo debe enrolarse con las cosas en línea. Te hacen creer que si no estás en redes sociales, no eres nadie. Se les olvida decirnos que en 2009 nos decían que si estabas en internet eras un ermitaño solitario y antisocial.  Los memes hacían bromas acerca de llamar a los hijos a comer por redes sociales, satirizando la deshumanización de la tecnología.  Entonces vives con la angustia de vivir separado de la humanidad porque no te has metido en el club de las redes sociales. 

Y es en esa angustia que reside el supuesto poder social de los influencers.  Si además de estar angustiado por la necesidad artificial de pertenecer al club exclusivo del mundo en Internet, y tu trabajo tiene que ver con mercadeo o ventas o compras, seguramente te sentirías en la obligación de seguir la moda gerencial de estar pendiente de las redes sociales, para ver lo que es "tendencia" del momento.  La buena noticia es que los influencers se vienen a menos y las redes sociales pierden gente (más bien los expulsan).

En general en inversión hay varias reglas que todo inversor debería seguir:

  • Si no conoces un negocio, no te metas.  Si pierdes tu dinero por seguir consejos ajenos, es tu culpa.  Si deseas conocer sobre algo, pues aprende, pero no vengas a decir que invertiste mal porque alguien te aconsejó mal.  Si sabes de panadería, pues sabes de ello y deberías invertir en panaderías cuando lo creas apropiado.  Es que si eres experto en ese negocio sabrás anticipar las señales y ver cuando las cosas van bien o mal.  Es que no se trata sólo de saber del momento, sino de anticipar, que es distinto de predecir el futuro.  Cuando hay problemas, puedes anticipar consecuencias que ocurrirán tarde o temprano, que es distinto de una predicción que dice que en la fecha X el precio subirá hasta Y.
  • El negocio es comprar barato (en mínimos) y vender caro (en máximos).  En mínimos todo el mundo quiere vender, hay inseguridad, desesperación, pesismismo e incertidumbre.  En máximos todo parece perfecto, optimista, el precio mejor que nunca, nadie quiere vender.  Eso se llama inversión Contrarian.  El problema de encontrar el momento exacto de máximos o mínimos se vuelve un ejercicio matemático.  Pero muchos invierten de manera no Contrarian.
  • Usa el pensamiento crítico.  Eso significa que cualquier gurú, famoso o desconocido, en persona por TV o influencer en Internet puede decir lo que sea, pero no te lo crees.  Tienes que confirmar, cotejar versiones antes de tomar decisiones.  Reconoces una estafa cuando te tratan de meter sentido de urgencia.

Simples creadores de contenido

Si no sabemos para donde vamos, cualquier lugar es bueno, y si no entendemos lo que es un influencer, cualquiera con suficiente charla envolvente puede hacernos creer que es un influencer.  Una de esas personas que se ha gastado millones en influencers, reconoce que el influencer se define por la capacidad de hacer que otros compren.  Si no representa a una audiencia, es un creador de contenido y no un influencer.

After spending tens of millions of dollars on influencer marketing for a variety of different brands I own before and after this algorithmic change on Instagram, I realized that the true marketing power behind influencers is no longer the organic posts that they publish on their social media channels, but using the content they make in brands' paid ads on these channels. (...) The term “influencer marketing” often gets tossed around social media, business blogs and other notable sources without much context. I've noticed that there's a common misconception that influencers and content creators are the same thing. (...) As the term “influencer” implies, the key metric that defines an influencer is the amount of influence they have on an audience. An influencer is qualified by their ability to generate buying decisions simply due to their influence over their audience and the audiences that they represent. If an “influencer” doesn't represent an audience, I believe that they're a content maker rather than an influencer. - The Death Of Influencer Marketing As We Knew It

Esa capacidad de influenciar se basa en métricas dudosas.  El salario de los influencers sigue subiendo, pero ya la farsa empieza a desmoronarse.  Ya ha caído el primer influencer fraudulento ante una investigación de la Federal Trade Comission.

Why it matters: The obscurity around measurement and authenticity in the influencer space has led to a decline in trust between marketers and influencers.  Yes, but: "Despite questions about declining influence, the money paid influencers keeps climbing — roughly 50% a year since 2017," per WSJ.  What's next: The Federal Trade Commission, which has been evaluating social media influencers for years, has settled its first complaint over the sale of "fake followers, subscribers, views, and likes," signaling that more oversight could be coming to the industry. - The power of social media influencers is shrinking

Entre usurpación de identidad de un influencer, y los intentos malintencionados con métricas engañosas (likes falsos, seguidores falsos, engagement falso) para pretender ser influencer, las empresas pierden millones en estafas.

Scammers, using throwaway email accounts and fake websites, are pretending to be influencers (or their assistants), requesting free products in exchange for prominent billing on a highly trafficked Instagram feed. Some companies, unaware that the contact is a fraud, will send up to thousands of dollars worth of merchandise to a specified address. The deception comes at a cost to both the brand and the influencer. - Brands Beware: Influencer Impostors Want Your Free Stuff

At least 15% of advertisers' spending on influencer marketing is lost to fraud, costing them $1.3 billion annually. Mega influencers with a million or more followers can earn $250,000 per social media post, but nearly $38,000 of that money is wasted by brands on fake or inflated follower counts. Experts say red flags for fraud include recently created accounts with many followers but little engagement: "If you see 1 million followers on Instagram but posts have 80 or 100 likes, that is immediately suspicious." - Influencer marketing fraud will cost brands $1.3 billion in 2019

Before paying a social media influencer for posts, find out if their followers are fake. - How Influencer Marketing Fraud Scams Businesses

Hay quienes se dan cuenta de que ser influencer no es exactamente como uno creía, y se han dado a la tarea de parodiar.

VIDEO: If travel influencers were HONEST (parodia en inglés)

Redes sociales pierden usuarios

Habrá quienes te digan que las redes sociales ya toman medidas para deshacerse del fraude.  Desafortunadamente eso no está ocurriendo.  Pinterest censura al cristianismo.  Cataloga al sitio web antiaborto como sitio pornográfico, y palabras como "Biblia" se catalogan en la misma categoría de extremismo terrorista. 

VIDEO: RE-UPLOADED & CENSORED - Pinterest Insider Leaks Docs; Live Action Banned + "Bible" Terms Censored
VIDEO: Project Veritas Features - Pinterest Insider Speaks Out: "The tech companies can't fight us all"
VIDEO: Pinterest Insider Goes Public

Estas revelaciones salieron del periodismo investigativo de Project Veritas que es visto por senadores y altos funcionarios de gobierno de EEUU.  Youtube (Google es dueño de Youtube) quiso censurar los videos sobre Pinterest.  Twitter se ha unido a la censura contra cristianos.  En general las empresas de redes sociales protegen a los progres, a los racistas antiblancos, antisemitas, y discriminan a los cristianos.

Esto ha significado la expulsión de muchas personas de las redes sociales, de modo que ya estas redes no representan a la gente, sino a un conglomerado político específico.  Encima de ello, algunos miembros de redes sociales son muy ruidosos.  En las elecciones primarias en EEUU se vio que el 60% de los usuarios progres activos en Twitter significó sólo un 30% en votos demócratas, de modo que ni siquiera representan a la base demócrata.

VIDEO: YouTube and Twitter Censor Project Veritas EXPLAINED

La censura significa pérdida de usuarios en redes sociales, unos porque son expulsados, otros son silenciados, y otros al verse como pez fuera dle agua, se vuelven inactivos.  La censura apunta a todo lo que sea controversia en contra de lo que es políticamente correcto, lo que sea que eso signifique, porque la corrección política cambia lo que es correcto todo el tiempo.

Estamos frente a un panorama de estafa potencial, donde las modas y "tendencias" no son tales.  Acomodarse y enrolarse en esa moda le está costando muchos votos a los demócratas y le está costando los ratings a muchos medios que se están viniendo abajo por creerse que el mundo real está en redes sociales.

¿Y los inversores?

Si buscas en Internet "stock market influencers" verás sitios web que no conoces, recomendándote nombres que no conoces.  Es decir, se trata de extraños recomendándote obedecer o seguir a extraños.  A veces estos influencers usan la fama de algún inversor para convertirse en "analistas" expertos gurús, algo así como líderes de una secta.  ¿Has notado que no agrego ningún enlace a esos sitios?  Es que no me interesa promover ninguno.

¿Cómo informarse entonces?  Lo que necesitas no es un influencer, sino buscar noticias, y pensar por tí mismo.  Mucho ruido no equivale a la verdad.  Mucho ruido no equivale a gran criterio.  La fama tampoco equivale a buenas decisiones.

En el mundo de los videojuegos podemos ver a la influencer feminista Anita Sarkeesian, quien empezó su carrera denunciando sexismo en videojuegos y se ganó la vida aconsejando a empresas, y por supuesto con los consejos, las empresas ganaron menos dinero y por eso es que ella y su equipo ahora enfrentan problemas financieros.  Es que al principio parecía que la denuncia era honesta, pero con el tiempo la gente se llega a dar cuenta de que es sólo un negocio de apuntar problemas adonde no los hay, y luego ofrecer servicios de consejería para arreglarlos.  El canal de Sarkeesian tiene muchas menos vistas por mes que cualquier canal de alguna fulana hablando contra el feminismo.

También tenemos el caso de la empresa Ion Fury. Una masa de gentes de la "justicia social" en redes sociales expresaron indignación y la empresa dobló su brazo y accede a pagar $10 mil en consultorías y sensibilizaciones, y los ingresos empezaron a bajar.  Con el tiempo miran los comentarios en Steam y se dan cuenta de que los quejosos no eran clientes, y echan marcha atrás.  Se trató de una estafa.  Esto se explora en más detalle en este video.

VIDEO: Minds EXPLODE As Ion Fury REVERSES Censorship Decision!

Lo curioso de los influencers es que ellos nunca pagan las consecuencias por los efectos de las decisiones de aquellos a los que influencian, sino que muchas veces hacen todo por dinero.  

También debes ver que para los medios de comunicación "mainstream", los influencers de internet son competencia, y su interés es que la gente abandone el internet para volver a tener una audiencia.  Hay influencers que son honestos, que son pocos. Hay medios de comunicación que son honestos, y son muy pocos.  Así que tendrás que agudizar tu mente crítica para reconocer la diferencia.  Irse de cabeza por una moda, una tendencia de redes sociales, el ruido en redes sociales o un influencer apuntándote con el dedo, no es lo mejor.

¿Qué son las redes sociales?  Son un parque adonde hay gente hablando. Últimamente los dueños del parque han expulsado del parque o han callado a muchos, por lo que ya no es un parque representativo de la sociedad, sino que son personas que han pasado por el filtro de aceptación de los dueños del parque, que no es necesariamente representativo de la sociedad.  

Además, las redes sociales buscan que sus usuarios propaguen contenido de manera viral, y si eso implica divulgar la noticia falsa de que tú eres un extraterrestre, nadie va a detenerles.  Por eso es que las redes sociales también son cuna de noticias falsas.  ¿Los influencers y redes sociales pierden influencia?  

Antes sólo conocías una presencia de marca en los influencers.  Con el internet estas celebridades se han volcado a hablar más de la cuenta y muchas veces se muestran como cualidades indeseables.  De esta manera, aunque sean famosos, su influencia merma.  No es como que porque sea tu actor o actriz favoritos por su papel en determinada película o por determinada canción, vas a obedecerles o a imitarles en lo que hacen.

Desde la posición de fama y dinero, algunos influencers tratan de darte lecciones, para que tengas ciertas ideas.  Esa fue la razón para crear este blog.  Un bloguero llamado Comstar no es nadie, podría ser un jardinero que sólo sabe de flores, o un bohemio borracho que escribe palabras espirituosas.  No deberías creerme, así como no deberías creerle a otros, porque piensas por tí mismo.  El influencer es lo que antes llamaban experto o gurú.  El único experto real eres TU, o deberías serlo, porque tus inversiones dependen de ello.

¿Y tú tenías sueños de ser influencer?  Es una profesión muy efímera.  Debes estar constantemente generando contenido para no desaparecer en el olvido.  ¿Acaso querrías llegar a los 80 años haciendo eso?  Si no es así, tal vez no deberías lanzarte a esa ocupación.  El empresario Alex Becker (cuyo negocio no es ser influencer, sino que tiene una empresa de otra cosa) nos habla un poco acerca del tema de ser influencer.  El ya lo intentó con su canal en su tiempo libre, y ahora nos cuenta lo que ha aprendido.

VIDEO: Influencer Marketing Is BS

¿No le crees?  Una influencer con 2 millones de seguidores no pudo vender 36 camisetas.

Unfortunately, the company that I'm working with goes based on your first drop sales.  In order for them to order and make my products (even to keep working with them) I have to sell at least 36 pieces (knowing I've become super irrelevant, I already knew it was gonna be hard) but I was getting such good feedback that people loved it and were gonna buy it. No one has kept their word so now the company won't be able to send out the orders to people who actually bought shit and it breaks my heart. - An Instagram influencer failed to sell 36 t-shirts to her 2 million followers and the internet has thoughts

¡Que tengas buenas inversiones con tu pensamiento crítico!

¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar