¿Fondos de Inversión o acciones? 5 factores a tener en cuenta

2
En el colegio se debería enseñar a invertir. Igual que aprendes matemáticas, historia, filosofía, etc., se debería enseñar a gestionar el dinero, a “moverlo”. Como decía Gordon Gekko en Wall Street, “el dinero nunca duerme”, y nos guste más o menos, el buscar rentabilidad a nuestro capital es algo básico y necesario.
 
Por eso, voy a tratar de explicar la diferencia entre los dos modos que, bajo mi punto de vista, pueden ser los más accesibles para cualquier “ahorrador normal”, como tú y como yo, de cara a rentabilizar nuestro dinero. Estoy hablando de fondos de inversión y de acciones.

 

acciones vs fondos

Es cierto que existen los plazos fijos, los depósitos… pero con los tipos de interés actuales, en torno al 0%, más nos valdría tener el dinero debajo del colchón de casa, pues así al menos ahorraríamos en comisiones… Por tanto, esta modalidad de inversión queda descartada.
 

¿Qué es un fondo de inversión?

Por explicarlo de una manera sencilla, un fondo de inversión es un instrumento financiero a través del cual muchas personas agrupan su dinero para realizar inversiones y obtener una rentabilidad. Lo que cada inversor hace es adquirir una participación sobre el total del patrimonio del fondo.
 
Los fondos son gestionados por profesionales, que son los que deciden en qué productos invertir.
 
Los fondos de inversión pueden invertir en un sinfín de productos financieros (acciones, letras, bonos, bienes inmuebles...), diferentes mercados (americano, europeo, chino…), diferentes sectores (tecnológico, sanitario, telecomunicaciones…), por lo que el riesgo dependerá del tipo de activo financiero que gestionen.
 
Ahora bien, y a lo que iba esta entrada, ¿qué factores de decisión hay que tener en cuenta a la hora de elegir entre un fondo de inversión y una cartera de acciones compradas por nosotros directamente?
 
  • El primer factor clave, el grado de conocimiento financiero que tengamos. Tan sencillo y complicado al mismo tiempo. Por desgracia, estamos acostumbrados a ver como mucha gente arriesga demasiado dinero en activos que no comprenden.  Elige un fondo de inversión si tu grado de entendimiento no es alto, y deja que, a priori, otros profesionales gestionen tus inversiones.
  • Grado de diversificación. Con un fondo, podemos invertir en sectores en los que no tenemos un gran conocimiento, o en los que es más fácil entrar a través de un fondo que por cuenta propia. Por ejemplo, si queremos invertir en algún sector/mercado en concreto (biotecnología, países emergentes…), nos puede resultar más asequible comprar participaciones en fondos que repliquen estos mercados, antes que entrar directamente por nosotros mismos.
  • Dividendos. Otro punto importante es nuestro objetivo de inversión. Si queremos invertir un dinero en valores que ofrezcan buena rentabilidad por dividendo, porque nuestro objetivo es dejar el dinero a largo plazo, por ejemplo, es más recomendable comprar acciones, ya que los fondos no suelen pagar dividendos.
  • Ahorro fiscal. Los fondos de inversión permiten hacer traspasos entre ellos sin tributar por las plusvalías obtenidas. Es decir, si tenemos un fondo con el que hemos ganado dinero, pero deja de ir bien, podemos traspasar todo nuestro dinero a otro fondo, para tratar de seguir la tendencia alcista, sin tributar por lo que ya hemos ganado.
  • Comisiones. Por lo general, la compra-venta de acciones suelen tener unas comisiones más bajas (depende del broker y la cantidad invertida) , en comparación con las comisiones que pueden llegar a cobrar los fondos de inversión.
 

Conclusión

Como todo en la vida, no todo es blanco o negro.  Lo importante es tomar decisiones coherentes y de sentido común (que es el menos común de los sentidos).
 
Si se es una persona aversa al riesgo,  probablemente un fondo de inversión de renta fija o acciones de empresas solventes, como puede ser Telefónica, Santander, Red Eléctrica… podría ser una estrategia recomendable.
 
Si somos menos aversos al riesgo, y queremos intentar lograr altas rentabilidades (asumiendo mayor riesgo de pérdida), fondos de inversión de renta variable, o en sectores más complejos como el biotecnológico, podrían ser inversiones adecuadas.
 
Pero sobre todo, y lo repetiré muchas veces, adquirir productos que comprendamos, analizando los riesgos, y adecuándonos a las necesidades que tengamos.
  1. #2
    20/01/16 03:19

    Efectivamente, suele pasar eso... También depende de la cantidad de aguante a las bajadas de cada uno.

    No obstante, lo bueno de los fondos de inversión que los traspasos entre ellos no penalizan fiscalmente, por lo que mover el dinero si no se está cómodo con la rentabilidad obtenida siempre es una opción más que factible.

    Un saludo!

  2. #1
    19/01/16 19:14

    Una cosa que no me gusta de los fondos de inversión:
    Cuando la bolsa cae, los inversores en fondos venden, y el fondo se ve obligado a vender acciones del fondo.
    Cuando la bolsa sube, los inversores compran fondos de inversión y el fondo compra acciones.
    De esta forma el fondo se ve empujado a comprar cuando las acciones están caras y vender cuando las acciones están baratas