Opciones (VIII). Aprovechar la indecisión.

3
Antes de aclarar las dudas que han surgido durante el fin de semana, voy a continuar con el siguiente artículo, para avanzar y no quedarnos estancados. Trataré de aclarar esas dudas antes del siguiente.

Derivados: Todo lo que necesitas saber y nunca te atreviste a preguntar.

Los mercados se mueven siguiendo tres posibles movimientos: alcista, bajista o lateral. En cualquier momento a lo largo de la historia, cualquier valor cotizado está, necesariamente, en uno de estos estados.

De todos es conocida la frase 'la tendencia es tu amiga'. Ganar dinero cuando la tendencia es claramente alcista, es relativamente sencillo: basta comprar para luego vender más caro. Lo mismo ocurre cuando la tendencia es claramente bajista: basta vender para luego comprar más barato. Otro tema será identificar esa tendencia, y elegir el momento idóneo para hacer la operación, pero eso es un asunto que no vamos a tratar aquí. Ahora bien ¿qué ocurre cuando la tendencia es lateral?

Mercado lateral.

Las fases laterales del mercado, se caracterizan por dos cuestiones principales: de un lado, las señales, tanto de compra como de venta, suelen ser falsas la mayoría de las veces. Cuando esto ocurre, lo más fácil es que incurramos múltiples veces en entradas que, o bien nos hacen saltar el stop, o, en el mejor de los casos, nos dejan pillada una cantidad más o menos grande de dinero en el valor, sin subir ni bajar, incurriendo por tanto en un importante coste de oportunidad. Otros, con buen criterio, opinan que lo mejor en casos de lateralidad, es permanecer en liquidez hasta que el mercado se decida a romper el lateral por alguna parte, pero eso también incurre en un importante coste de oportunidad. La otra cuestión que caracteriza a una fase lateral, es que tarde o temprano, terminará transformándose, bien en una tendencia alcista, o bien en una bajista.

Mediante el uso de opciones, se puede sacar partido a estas fases de indecisión. La característica fundamental de una fase lateral, es que consume tiempo. El valor lateral no se mueve prácticamente de donde está, y el tiempo transcurre.

En artículos anteriores
, habíamos visto que la prima de una opción consta de valor intrínseco y de valor temporal. Ese valor temporal, es menor cuanto menos tiempo falta para el vencimiento. Si sabemos que un valor que está lateral lo que hace es consumir tiempo, es obvio que podemos ganar parte o todo el valor temporal de alguna de sus opciones mientras se va consumiendo el tiempo.

Sin embargo, también sabemos que antes o después, la lateralidad acabará, y, por desgracia, no sabemos ni cuando ni por dónde lo hará. Por tanto, si queremos aprovecharnos de ese paso del tiempo, debemos aprovechar otra de las cosas seguras que hay: cuando lo rompa, será o por arriba o por abajo, pero es imposible (aunque hay quien dice que en bolsa todo es posible, no es del todo cierto) que lo haga al mismo tiempo por arriba y por abajo.

Si vendemos call de precio de ejercicio de la parte superior del lateral identificado, obtendremos una prima que estará compuesta sólo de valor temporal (será una opción fuera del dinero, y como ya vimos, el valor intrínseco de una opción fuera del dinero es cero). Si vendemos put de precio de ejercicio de la parte inferior del lateral identificado, pasará lo mismo: obtendremos una prima compuesta tan sólo de valor temporal.

En una estrategia de este tipo, la venta de call y put conviene hacerla cuando el valor se encuentre lo más cerca posible del centro del lateral. De esta manera, la prima ingresada por las dos 'patas' será aproximadamente igual (aunque la mayoría de las veces será algo mayor la de la put, ya veremos por qué más adelante en otro artículo), consiguiendo así una posición bastante simétrica, que nos permitirá ganar la mayor cantidad posible de valor temporal. Veamos por qué no conviene hacerlo estando cerca de uno de los dos extremos:

Si vendemos put y call cerca del techo del lateral, la prima obtenida por la put será mucho más pequeña que la de la call. Además, al estar más cerca del techo, el riesgo de que la call comience a tener valor intrínseco es mucho mayor. En el momento que la call empiece a tener valor intrínseco, es muy probable que no tarde en 'comerse' el valor temporal ingresado por la put, que, como se ha dicho, habría sido más pequeño. En definitiva, tendríamos una estrategia 'inclinada' al techo, con más riesgo de entrar en pérdidas que una abierta en el centro del lateral.

¿Qué vencimiento debemos usar? Pues salvo que falte menos de una semana para el vencimiento, que haría que el valor temporal fuera excesivamente pequeño para compensar el riesgo, debemos usar el vencimiento más cercano, ya que es a este al que más rápidamente le afecta el paso del tiempo en su incidencia sobre la prima.

El comportamiento del paso del tiempo en la prima de una opción, no es lineal, sino exponencial. A medida que se acerca el vencimiento, el paso de un día va afectando mucho más a la pérdida de valor temporal. En las dos últimas semanas, la prima de cualquier opción pierde la misma cantidad de valor por el paso del tiempo que en toda la vida de la opción; en la úñtima semana, pierde aproximadamente la misma cantidad de valor temporal que en las tres semanas anteriores. Por ello, cuanto más cercano sea el vencimiento, mayor rentabilidad obtendremos a la venta de las opciones por cada día que el valor permanezca dentro del lateral.

Cómo gestionar la posición.

Bien, ya tenemos vendidas las opciones. ¿Hay que quedarse sentado sin hacer nada y esperar? Sí y no. Sí, porque mientras el valor no rompa el lateral por alguna de las patas, estamos totalmente a salvo. Y no, porque en el momento en el que lo haga, empieza nuestro riesgo. Por tanto, aunque es una estrategia que da una cierta tranquilidad, hay que estar pendientes, sobre todo cuando la cotización se acerque a uno de los extremos. Si, por ejemplo, se acerca al techo, debemos estar alerta ante posibles señales de compra que tengan como objetivo puntos por encima del techo, ya que la ruptura del techo generará a su vez una señal de compra con objetivo la altura del lateral. Por tanto, si el techo es perforado al alza, hay que hacer una de dos posibilidades, y además, es importante hacerlo con decisión: o bien recompramos la call, o bien compramos el subyacente. Si lo rompe por abajo, o bien recompramos la put, o bien vendemos el subyacente (abrimos posición corta).

Cada una tiene sus ventajas e inconvenientes: si recompramos la opción, nos costará más de lo que nos costó (perderemos algo de dinero), pero a cambio, las posibilidades de quedarnos con lo ingresado por la otra se hacen muy altas, con lo cual, lo normal es que sea una estrategia ganadora. Si por el contrario lo que hacemos es cubrirla con el subyacente, podremos quedarnos con la totalidad de las primas de ambas (con el subyacente no ganaremos nada, sólo lo usamos para cubrir las pérdidas que nos generaría la 'pata perdedora'). A cambio, introducimos riesgo por el subyacente, en caso de que la ruptura sea falsa y el mercado se de la vuelta de nuevo. Sin embargo, es un riesgo que también corremos si recompramos la opción 'perdedora' y el mercado se da la vuelta de nuevo.

¿Cuál usar de las dos? Pues principalmente dependerá del tiempo que haya tardado en romper el lateral desde que tomamos la posición. Si ha pasado mucho tiempo, lo más probable es que podamos recomprar ambas opciones y, debido al paso del tiempo, tengamos que pagar en total bastante menos de lo que nos dieron por ellas (habremos ganado poco o mucho en el lateral, que era de lo que se trataba). Por el contrario, si la ruptura se produce en seguida después de tomar la posición, es más conveniente cubrir la pata perdedora con el subyacente, con el objetivo de ganar tiempo y que pasen más días, los suficientes como para poder cerrar toda la estrategia con beneficios.

Una vez más, usando esta estrategia, como cualquier otra, no nos garantiza que vayamos a ganar dinero, pero lo facilita bastante.

Una última reflexión antes de terminar este artículo: al comenzar, he dicho que hay tres posibilidades para cualquier mercado: movimiento alcista, bajista o lateral. Esto no es del todo cierto. En realidad, todo depende de la escala temporal que miremos. En general, todo mercado es lateral si elegimos el periodo de tiempo de observación adecuado. Concretamente, cualquier índice ponderado por capitalización, está en todo momento inmerso en un gran movimiento lateral inclinado al alza, y, dentro del mismo, se producen tendencias alcistas y/o bajistas con suficiente recorrido para poder ser aprovechadas desde el punto de vista especulativo. Pero en esencia, y viéndolo con la suficiente perspectiva en el tiempo, el movimiento es un gran lateral inclinado al alza con mucha separación entre el techo y el suelo. Y, del mismo modo, en acotaciones de tiempo inferiores, también podemos encontrar que prácticamente todo el tiempo estamos inmersos en movimientos laterales de mayor o menor recorrido, que permiten movimientos tendenciales dentro de los mismos.


Amenophis.
  1. #3
    Anonimo
    22/09/08 19:16

    Gracias, Amenophis ,muy bien esplicada la estrategia , sigue así eres fenomenal.

  2. #2
    Anonimo
    22/09/08 14:55

    Hola, me parece un blog interesante y diferente, sobre el autor..

    Es cierto que es preciso arruinarse para aprender de bolsa?

    Gana usted dinero operando de la manera que explica'

    saludos cordiales gracias por anticipado!

  3. #1
    22/09/08 07:21

    Magnifico artículo.

    Una pregunta. Puede ser que donde dices:"En las dos últimas semanas, la prima de cualquier opción pierde la misma cantidad de valor por el paso del tiempo que en toda la vida de la opción", debería decir..." casi pierde la misma cantidad...".
    Porque si no significa que en las dos primeras semanas no pierde valor temporal.

    saludos.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar