¿Por qué el dólar estadounidense sube como la espuma?

¿Por qué el dólar estadounidense sube como la espuma?

Durante los últimos meses, hemos observado como el dólar estadounidense se ha visto revalorizado frente a las demás divisas. Uno de los factores que explican el fortalecimiento del dólar estadounidense es la divergencia económica que hay entre Estados Unidos y otros países, que se traduce en una divergencia en la política monetaria que aplican los Bancos Centrales. En lo que llevamos de año, algunas economías europeas han crecido más que la economía estadounidense. Si el crecimiento económico fuese el principal motor del dólar, podríamos esperar que el euro empiece a registrar una apreciación al mismo tiempo que se termina el recorrido alcista del dólar. Pero, ¿qué está sucediendo? En realidad, el dólar se mantiene en niveles altos ya que los inversores ya han descontado la divergencia de las políticas monetarias realizadas por cada banco central. Podemos encontrar tres fases en la apreciación del dólar: 

Fase 1: La finalización de estímulos en Estados Unidos empuja al alza el dólar gracias a los débiles Mercados Emergentes 

Esta fase se inició cuando Estados Unidos comunicó su intención de reducir los estímulos monetarios y suavizar su programa de expansión cuantitativa (QE) en mayo de 2013. Esta medida provocó malestar en los países de mercados emergentes ya que veían como sus divisas se devaluaban a medida que el capital circulaba hacia el dólar y a otros Mercados Emergentes más sólidos. A continuación, en el siguiente gráfico, se observa la evolución de los bloques de divisas de países desarrollados, Asia y América Latina respecto al dólar estadounidense.

 

fortaleza del dólar

Fase 2: Expectativas de la subida de tipos estadounidenses

Desde que el pasado verano, la Reserva Federal Estadounidense comunicó una posible subida de tipos monetarios, ha influido para que el dólar se aprecie frente a otras divisas de países desarrollados. Además, esta apreciación del dólar aumentó cuando el Banco de Japón, el Banco Central Europeo y otros bancos centrales moderaron su política monetaria durante el segundo trimestre de 2014. No obstante, debido a la aplicación de tipos de interés bajos/negativos en estos países, ha influido para el dólar no se aprecie todavía más respecto a estas divisas.

Fase 3: Los países emergentes más fuertes se están debilitando

Esta fase se encuentra en curso y cobrará más importancia durante 2015 a causa de la subida de tipos de Estados Unidos en septiembre. Durante esta fase, nos centraremos en los Mercados Emergentes porque el dólar podría verse fortalecido gracias a los países de Mercados Emergentes que tengan superávits por cuenta corriente, especialmente Asia.

¿Qué podemos esperar?

A medida que avanzamos en la Fase 3, con el cierre forzoso de posiciones de “carry trade” con el objetivo de reducir el riesgo y el potencial de devaluación, los acontecimientos podrían volverse más erráticos, con un consiguiente aumento de la volatilidad de las divisas.

Durante los próximos meses, debido a la divergencia económica junto con a la divergencia de políticas monetarias aplicadas por los bancos centrales y un reducido crecimiento de las reservas de divisas y el cierre de posiciones carry trade, podremos ver como el dólar se fortalece respecto a otras divisas. Además, la subida de tipos a finales de verano, podría iniciar la tercera fase del recorrido alcista del dólar. Por lo tanto, a medida que aumente la volatilidad, el dólar estadounidense ofrecerá más oportunidades para los inversores.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar