Cómo organizar mi TIEMPO para ser PRODUCTIVO y EFECTIVO


Jorge sueña con mejorar su situación financiera y tener un mejor nivel de vida para él y su familia, tiene claro que para lograrlo necesita empezar con un proyecto que ya tiene en mente, pero piensa que, entre su trabajo, las responsabilidades en casa y el ajetreo del día a día, no le queda tiempo disponible para ejecutarlo. 

Es posible que al igual que Jorge, tu quieras mejorar no solo tu situación financiera, sino cualquier otro aspecto de tu vida y que a menudo pienses que no tienes tiempo para hacer eso que quieres.

Te invito a verlo en video animado:


Recuerda que el tiempo es un activo invaluable, de hecho, es un recurso no renovable. Es claro que todas las personas tenemos 24 horas del día para realizar las diferentes actividades, entonces ¿qué marca la diferencia entre las personas que logran lo que se proponen y las que no? La gestión del tiempo de manera eficaz, las personas ricas y exitosas aprendieron a hacerlo.

Gestionar el tiempo no se trata de hacer un listado de actividades diarias y luego ir tachándolas hasta completarlas. Se trata de aprender a planificar, priorizar, aprovechar y en muchos casos poder descartar.

Stephen Covey autor de “los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” nos introduce al mágico mundo de la gestión eficaz del tiempo, su metodología consiste en una matriz de cuatro cuadrantes, en la cual podemos ver que los factores que definen una actividad son URGENTE e IMPORTANTE, dejando claro que lo urgente significa que se necesita una atención inmediata, mientras lo importante tiene que ver con los resultados, es decir, si algo es importante es porque realiza un aportación a nuestras metas.

¿cómo funciona esta metodología?

En el primer cuadrante ubicamos las actividades URGENTES e IMPORTANTES, las que no pueden, ni deben ser pospuestas bajo ninguna circunstancia. También se  denominan crisis o problemas, exigen ser atendidas de inmediato y dejar de lado cualquier otra actividad hasta que no se resuelvan.

En este cuadrante se ubican situaciones como, por ejemplo, una enfermedad, un accidente, un fallo de electricidad de la casa, un trabajo con fecha límite de entrega, etc. 

El segundo cuadrante corresponde a las actividades que no son URGENTES, pero si IMPORTANTES, es decir aquellas que no necesitan una atención inmediata, pero que sin duda aportaran a nuestro bienestar a mediano y largo plazo, por ejemplo: cuidar nuestra salud, desarrollo de nuevas habilidades, actualización de conocimientos, construir relaciones, estructurar un plan financiero de vida, entre otras.

Al tercer cuadrante le corresponden actividades URGENTES, pero no IMPORTANTES. Según Covey, hay personas que dedican mucho tiempo a este cuadrante, ya que continuamente las cosas urgentes capturan su atención, pero no se dan cuenta que a menudo son prioridades de los otros, por ejemplo, encontrarse con alguien y hablar un rato, sin saber exactamente por qué, o pasar tiempo en una discusión por redes sociales sobre algún aspecto sin importancia, otro caso sería una conversación por WhatsApp.

En cualquier caso, el mayor riesgo está en centrarse en actividades urgentes que no son importantes, dejando de lado actividades importantes que no parecen urgentes. Esta es una de las principales causas de pérdida de tiempo actualmente.

Finalmente, en el cuarto cuadrante se ubican las actividades que no son urgentes ni importantes, es decir todas las actividades que absorben parte de nuestro tiempo y que son totalmente irrelevantes e inútiles, por ejemplo, ver televisión, algunas llamadas telefónicas, mirar el correo electrónico cada 5 minutos, pasar demasiado tiempo en redes sociales.

Ahora que ya sabes cómo funciona la matriz, la idea es que tomes acción y hagas a conciencia tu propio ejercicio, ya que es la única forma de descubrir que tan bien estás gestionando tu tiempo, en pro de alcanzar tus metas, no solo financieras, sino en todas las áreas de tu vida.

si descubres que la mayor parte de tus actividades se ubican en los cuadrantes 1 y 3, es decir, en lo urgente e importante y lo urgente no importante, debes hacer un alto y revaluar la manera como gestionas tu tiempo. Si tienes la tendencia a pensar que todo es urgente, esto sin duda generará mucho estrés, terminarás agotado y sin tiempo para dedicar a actividades que impacten positivamente en tu vida.

Si dedicas la mayor parte de tu tiempo a actividades de los cuadrantes 3 y 4, te encuentras en una zona de peligro, ya que estás llevando tu vida de forma irresponsable y sin un norte.

Covey expresa que si quieres ser una persona efectiva y caminar por la vía del bienestar y el progreso debes alejarte de las actividades de los cuadrantes 3 y 4, de igual forma reducir las actividades del cuadrante 1, y pasar más tiempo en actividades del cuadrante 2, es decir haciendo actividades que aporten al logro de tus metas.

No cabe duda que el tiempo no constituye una ventaja exclusiva de las personas ricas y exitosas, es un recurso que todos podemos aprovechar, pero lo que si amplía la brecha entre unos y otros es la forma como los primeros han aprendido a gestionarlo, logrando aprovechar cada momento de su vida y pudiendo llevar a buen término sus tareas y sueños. 
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar