Que no te falte el dinero, aprende estas 3 habilidades


 
Antonio descubrió que lo ideal y más saludable para sus finanzas es no depender de una sola fuente de ingresos, por lo que se enfocó en crear un ingreso adicional y poco a poco ha ido avanzando, en la actualidad tiene 3 fuentes adicionales de ingreso mensual. 

Muchos pensarán que tener 3 fuentes de ingreso ¡es algo maravilloso!, la verdad es que Antonio ha logrado duplicar sus ingresos, no obstante, me comenta que financieramente se encuentra en la misma situación: cada dólar que ingresa a su bolsillo se desaparece como por arte de magia, no ha logrado sanear sus deudas y ha incurrido en otras, el dinero no le alcanza para ahorrar y ve lejano lograr el bienestar financiero que tanto anhela.

haz click 👇 para ver el video animado


Efectivamente, Antonio se ha convertido en un buen generador de ingresos, hoy cuenta con 3 fuentes adicionales y no cabe duda que, si se lo propusiera, en corto tiempo tendría una o dos fuentes más.  Sin embargo, ser un buen generador de ingresos es tan solo un ingrediente de la receta,  para lograr el bienestar financiero a la receta de Antonio le hacen falta dos ingredientes indispensables: 

1.       Convertirse en un buen administrador de su dinero 

O Antonio controla el dinero, o el dinero lo controlará a él,  y para controlar el dinero debe administrarlo. 

Así que, debe iniciar con un conocimiento detallado de los gastos, para esto le aconsejé utilizar la herramienta de registro diario de gastos, la que le permitirá, no solo saber a dónde va a parar el dinero que recibe, sino identificar los hábitos de consumo que de manera inconsciente hacen que su dinero se desaparezca de sus manos. Esta información básica de gastos será el insumo para que Antonio pueda estructurar su presupuesto mensual de ingresos y gastos. 

Un buen administrador debe dar prioridad al ahorro con fines de inversión, aplicando la regla de oro de las finanzas personales: “pagarse a sí mismo primero”, es decir, reservar un porcentaje del ingreso para destinarlo al ahorro antes de realizar cualquier pago o gasto. 

Una vez reservado el ahorro, el dinero restante lo debe utilizar para los gastos básicos, los cuales incluyen deudas, así mismo debe incluir la reserva mensual para la conformación de su fondo de emergencias, seguridad o desempleo, provisiones y donación. Finalmente, es importante definir un rubro para gastos variables como diversión. 

No tener deudas de consumo o no productivas es una de las banderas del buen administrador, si las hay, es muy importante estructurar un plan de pagos que le permita saldar deudas lo antes posible, de hecho, las nuevas fuentes de ingreso deben ser parte de este propósito y, ante todo Antonio se debe comprometer a no volver a caer en ellas. 

En resumen, si Antonio logra controlar sus gastos, eliminar malos hábitos de consumo, tener un presupuesto, dar prioridad al ahorro, crear fondos para su tranquilidad financiera, saldar deudas improductivas y no volver a caer en ellas se convertirá en un excelente administrador de su dinero, y estará listo para añadir el segundo ingrediente que le hace falta a su receta: 

 2.       Convertirse en un buen multiplicador de su dinero 

El dinero por si solo tiene muy poco valor, es decir año a año el dinero quieto pierde capacidad adquisitiva, porque el efecto inflación hará que el dinero alcance para comprar menos cosas

Lo ideal es que Antonio ponga a producir sus ahorros, ya que tener el dinero guardado sin obtener ningún rendimiento no lo protegerá de los efectos de la inflación. Lo aconsejable es que estos rendimientos, por lo menos, equiparen el índice de inflación, para conservar el valor del dinero en el tiempo. 

La otra razón por la cual es importante invertir los ahorros es por el poder del interés compuesto. 

Veamos esto con un ejemplo sencillo: 

Si Antonio ahorra 1000 USD al año y mantiene ese nivel de ahorro, en 10 años tendría 10.000 USD. Pero si además de ahorrar, logra que estos recursos tengan una rentabilidad del 15% anual, al cabo de 10 años podrá disponer de 24.349 USD, lo cual corresponde al doble del capital.  

Entonces, una vez conformado el fondo de ahorros para inversión, lo ideal es que Antonio, aparte de seguir con su hábito de ahorro mensual, pueda ir multiplicando sus ahorros a través de los diferentes vehículos de inversión que hay en el mercado. 

Por lo tanto, ahorrar es tan importante como invertir, pero lograr unas rentabilidades importantes requiere un aprendizaje. 

Convertirse en un buen multiplicador del dinero implica ¡Educarse financieramente! No creer en la primera opción que se presente para invertir

Cada persona tiene un perfil de riesgo diferente,  lo que es bueno para el vecino no precisamente tendrá que ser lo mejor para Antonio.  En la medida en que él desarrolle su inteligencia financiera encontrará las oportunidades adecuadas de inversión para depositar su dinero y crear activos que le generen sus ingresos pasivos, de esta manera logrará bienestar financiero. 

Si al igual que Antonio estás en la búsqueda de tu bienestar financiero debes tener disciplina, compromiso y perseverancia, no sólo para convertirte en un buen generador de ingresos, sino para convertirte en el mejor administrador y multiplicador de tu dinero. 
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar