AMOR Y DINERO: ¿Cómo llevar las finanzas en pareja?

2

 
Salomé y Julio tomaron la decisión de estar juntos para toda la vida, y aunque solo llevan unos meses de su convivencia matrimonial han tenido desagradables discusiones por dinero, debido a que no han logrado entenderse en el tema financiero. Ahora tienen dudas de si efectivamente esta unión será para siempre. 

Los conflictos por temas de dinero son muy comunes entre las parejas. Independientemente de que éstas últimas estén iniciando su matrimonio – o convivencia-, o lleven mucho tiempo en ella, el dinero es un tema que genera fisuras en la relación, grietas que luego se reflejan en otras áreas.

Te invito a verlo en video animado


Una de las reglas que nos han ayudado a mi esposo y a mí a mantener saludables las finanzas familiares es tener una bolsa común a donde van a parar todos nuestros ingresos. Sé que no existe una única fórmula para llevar las finanzas en pareja, pero, después de probar dos o tres de ellas, nos convencimos que tener una “BOLSA COMÚN DE INGRESOS” ayuda a reducir los conflictos de dinero que surgen y avanzar por la vía del bienestar financiero. Este modelo parte de la base que el matrimonio, o la convivencia, es un espacio que exige compartirlo todo lo que incluye los asuntos relacionados con el dinero. 

La fórmula consiste en sumar los ingresos de tu pareja y tus ingresos, sin importar su origen, es decir, generalmente son provenientes del salario, pero, deben incluirse en ella también todos los ingresos extras. Ahora, no se trata solo de sumar y sumar y luego gastar y gastar, esta bolsa común funciona en la medida en que se apliquen unas reglas claras, así que, si te interesa conocer detalles sobre cómo manejarla de manera adecuada, te dejo un link donde encontrarás mis consejos. 

Sin embargo, es normal encontrar a muchas parejas para las que compartir “todo el dinero” resulta impensable. No es que entre ellos no exista compromiso y amor, simplemente, se trata de que se sienten más cómodos y felices estando “JUNTOS, PERO NO REVUELTOS”. 

Estas parejas tienen varias opciones para el manejo de sus finanzas: 

APORTAR POR IGUAL (50-50). Generalmente, esta fórmula es utilizada cuando los dos tienen ingresos iguales o muy similares, se decide que cada uno aporte un 50% de los gastos comunes, así mismo cada quien administra el porcentaje restante de sus ingresos y se hace cargo de sus gastos personales. 

Veamos un ejemplo sencillo: 

Si cada miembro de la pareja recibe un ingreso mensual de 1.600 USD y los gastos comunes ascienden a la suma de 1.200 USD, bajo esta fórmula, cada uno aportará 600 USD para cubrir los gastos comunes y cada uno administrará sus 1.000 USD restantes asumiendo también sus gastos personales. 

APORTAR DE ACUERDO AL INGRESO. Este método puede ser aplicado por personas que tienen ingresos desiguales, la idea es contribuir a los gastos comunes proporcional al nivel de sus ingresos – entre los dos deciden en qué proporción-. Aquel que gana más dinero hará el mayor aporte y viceversa. El porcentaje restante de los ingresos lo administrará cada uno haciendose cargo además de sus propios gastos. 

Sigamos con nuestro ejemplo, en el que los gastos comunes de la familia son 1.200 USD, pero en este caso asumamos que un miembro de la pareja gana 1000 USD y el otro 1600 USD, entonces para aplicar esta fórmula, la pareja decide que quien gana más aportará el 75% (900 USD) de los gastos comunes y el 25% (300 USD) lo aportará quien gane menos. De igual forma cada uno será responsable de administrar sus recursos restantes y asumir sus gastos personales. 

UN MIEMBRO DE LA PAREJA CUBRE TODOS LOS GASTOS COMUNES. Esta opción suele ser utilizada cuando uno de los dos recibe ingresos que pueden llegar a duplicar o triplicar el ingreso del otro.  Quien tiene el ingreso superior se hace cargo de todos los gastos comunes y administra su ingreso restante. Así mismo, quién no aporta administra su propio ingreso y se hace cargo de sus gastos. 

Supongamos que un miembro de la pareja recibe ingresos por 3.000 USD y el otro recibe 1.000 USD, teniendo unos gastos comunes de 1.200 USD, entonces, quien tiene el mayor ingreso cubrirá los 1200 UDS de gastos y será responsable de administrar sus 1.800 USD restantes. En este caso, quien tiene ingresos por 1.000 USD no aporta a los gastos comunes, pero se responsabiliza de administrar su dinero y pagar sus gastos. 

CADA UNO ASUME El PAGO DE ALGUNAS CUENTAS. En este supuesto suele pasar que la pareja decida dividirse los pagos de las cuentas mensuales, pero el valor de éstas últimas no resulta necesariamente un porcentaje de acuerdo  a su ingreso. Por ejemplo: un miembro de la pareja se responsabiliza de pagar los servicios públicos y domésticos, y el otro asume las demás facturas con independiencia de su valor mensual. 

No obstante, queridas parejas con independencia de si deciden “compartirlo todo” o estar “juntos, pero no revueltos”, tengan en cuenta los siguientes consejos: 

 1. la clave del éxito está en la organización, en llevar un control estricto del dinero. En el primer caso (fondo común) sólo será necesario tener un presupuesto que es el familiar, mientras que para el segundo es indispensable que se manejen tres presupuestos: el familiar –aportes y gastos en común-y el de cada miembro de la pareja – ingresos y gastos personales-. 

2. Los dos deben asumir sus responsabilidades y aprender a medirle el pulso a sus finanzas, es decir, saber que tan saludables se encuentran sus finanzas. 

3. Los dos se deben educar financieramente, presupuesto necesario para ir descubriendo alternativas que mejoren su presente y su futuro financiero. 

4. Deben tener claro cómo procederán ante la pérdida de cualquiera de los ingresos

5. Los dos se deben sentir a gusto con la fórmula seleccionada.  

Finalmente, recuerden que deben estar evaluando permanentemente la opción tomada. Si los resultados obtenidos no son los esperados, tendrán que probar otras posibilidades – de las muchas aquí planeteadas-  para encontrar la que les genere tranquilidad y bienestar financiero. 

Ahora los invito para que se animen a compartir con la comunidad sus experiencias con respecto al manejo de finanzas en pareja. 
  1. en respuesta a Alejandroborja
    -
    #2
    11/10/21 11:55
    Excelente Alejandro. Muchas gracias por tus aportes. Un saludo y bendiciones
  2. #1
    27/09/21 05:03
    Genial artículo 😁👌🏻👌🏻👌🏻

    También se tiene que buscar una pareja que sea acorde a tu mentalidad respecto al dinero, si uno es muy consumista y el otro ahorrador. Creara fricciones y muchos roces.
    Yo soy partidario de cuantas más cosas seaís igual la pareja mejor y en estos aspectos aún más.
    En el libro "El millonario de la puerta de al lado" se habla mucho de este tema y de cómo las parejas que ambas partes son ahorradoras son muy buenas atesosaron riqueza.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar