Rankia USA
Acceder
Blog Economía Ecléctica
Una visión pragmática de la economía, con énfasis en el análisis de la realidad económica argentina y mundial.

¿Los monopolios generan inflación?

La economía argentina ya está transitando su sexto año con una tasa de inflación de dos dígitos. En la mayoría de los países del mundo, se consideraría un fracaso de la política económica, al menos en lo que a estabilidad de precios se refiere. La estrategia del gobierno argentino en estos años no ha sido atacar el problema, sino que se ha fluctuado entre dos argumentos. El primero de ellos (y el más ridículo) ha sido la negación del problema, de la mano de la intervención del INDEC y el "dibujo" del Ínidice de Precios al Consumidor, cuya variación era la medida de la inflación minorista más comúnmente utilizada. A partir de dicha intervención, las estimaciones privadas y de institutos de estadísticas provinciales comenzarón a diferir de la tasa de inflación del INDEC, que permaneció "planchada" en torno a un 10% aproximadamente, mientras que aquellas estimaciones empezaron a superar el 20% (con excepción del año 2009, en el cual registraron una baja durante un año recesivo).

El otro argumento que ha utilizado el oficialismo, aquellas veces que no negó el problema, fue el de desligar las culpas de su política económica y dirigirlas al sector empresario. Hace pocos días, la misma presidente Cristina Fernández de Kirchner (CFK) dijo por su cuenta de Twitter que:

Solamente a un tonto o a alguno demasiado vivo se le puede ocurrir que los precios los pone o los aumenta el Gobierno.

No es la primera vez que un funcionario de gobierno argumenta esto e inclusive en otras oportunidades han hecho mención explícita del sector empresario. No ha ocurrido en esta oportunidad, aunque sí fue insinuado en twits previos al contar la anécdota de una persona que aparentemente fue desvinculada de una empresa por criticar un ajuste de precios. Con un tono distinto y más académico, también economistas afines al gobierno han culpado a los monopolios o mercados concentrados por la inflación, aduciendo que la misma tendría su origen en el poder de mercado/concentración en determinados sectores.

¿Existe algún sustento teórico para considerar que los empresarios pueden generar una tasa de inflación elevada? Ya ha habido varios artículos que hacen mención a la falta de asidero teórico de esta afirmación, ya que no hay ninguna teoría económica (al menos, conocida y generalmente aceptada) que justifique el surgimiento de un problema inflacionario sostenido a lo largo del tiempo como consecuencia de la concentración de mercado. En primer lugar, creo que el argumento yerra desde su misma raíz, al querer explicar un fenómeno macro a partir de un fenómeno micro, como lo son los monopolios o la concentración de poder de mercado en algún sector económico, como aquí argumentó correctamente (a mi juicio) Guillermo Sabbioni.

Pero aún dejando de lado esta cuestión, de acuerdo a la teoría microeconómica tradicional, un oferente o grupo de oferentes que concentran poder de mercado tienen incentivos para establecer un precio superior, pero no para generar incrementos sostenidos en el mismo a lo largo del tiempo. Llevando esta lógica a nivel agregado y empujándola un poco al extremo para simplificar el problema, supongamos una economía en la que se produce un solo bien, que es provisto por un monopolista. En este caso, la teoría micro nos dice que el monopolista fijaría un precio superior al de competencia perfecta (o al de algún tipo de oligopolio), pero no tendría incentivos a seguir incrementándolo a lo largo del tiempo. Para que esto ocurra, debería haber un desplazamiento de las curvas de oferta y/o demanda a lo largo del tiempo. Por lo tanto, la discusión debería pasar por una controversia más aceptada en la teoría económica: si la inflación puede ser solo de demanda, o bien puede haber inflación de demanda y de oferta.

Para observar esto más gráficamente, suponiendo funciones de demanda y oferta lineales, e

Figura 1. Mercado monopólico

donde Pc y Qc son el precio y cantidad de equilibrio si hubiera competencia perfecta y Pm y Qm son el precio y cantidad de equilibrio en situación de monopolio. Como se puede observar, Pm es mayor que Pc y Qm es menor que Qc. Traducido al castellano, esto significa que un mercado con un solo productor (monopolio) tendrá un mayor nivel de precios y se comprará y venderá una menor cantidad de productos.

Ahora bien, una vez que el monopolista establece el precio en Pm, no tiene ningún incentivo para seguir incrementándolo, porque en dicho punto se igualan el ingreso marginal y el costo marginal. Traduciendo nuevamente al castellano corriente, a ese nivel de precios y con esa cantidad producida, el ingreso adicional que le generaría vender un bien más sería igual al costo adicional de producirlo. Para que tenga incentivos a elevar el precio, debería haber un desplazamiento de las curvas de costo marginal y/o de demanda. Es decir, debería aumentar el costo de producir una unidad adicional del bien, lo cual lo llevaría a incrementar el precio y reducir la cantidad para elevar también el ingreso marginal y volver a igualarlo al costo marginal; o bien, debería haber un desplazamiento a la derecha de la demanda, lo cual implicaría que los demandantes estarían dispuestos a pagar un mayor precio por una misma cantidad del bien. Igualmente, el nivel de precios llegaría en algún momento a un nuevo equilibrio, con lo cual el movimiento en estas curvas debería ocurrir en forma reiterada a lo largo del tiempo para que vuelva a aumentar el precio. Si esto ocurriera, el incremento de precios (o la "tasa de inflación") persistente que se registraría, estaría originado en el desplazamiento de las curvas de demanda y oferta, no en el hecho de que el mercado sea monopólico.

Creo que queda en claro que, quien pretenda entender un proceso inflacionario como consecuencia de monopolios o altos niveles de concentración de mercado, debería aportar un marco teórico para justificar dicha teoría, además de evidencia empírica. Hasta el momento, los aportes en este sentido son escasos y se dan fundamentalmente en términos discursivos. Mientras no se aporte un marco teórico y evidencia empírica formales, la "teoría monopólica de la inflación" carece de sustento.

 

  1. #1

    Martín C.

    Interesante y muy oportuna la reflexión.

    En muchas ocasiones de la historia hemos asistido a diferentes interpretaciones de fenómenos económicos que nos han hecho más agradable y entendible tales fenómenos. Mientras que en otras oportunidades y en muchas latitudes, creo que se quisieron brindar argumentos acerca de lo que ocurría pero estaban limitados a la realidad política con lo cual como la verdad a veces pesa y es molesta, se da un argumento popular, y creo que éste último es el caso de Argentina. A pesar de que puede haber responsabilidad empresaria, la política económica puede y debe regular el ciclo de precios de la economía.

  2. #2

    Lerma

    ¿Qué monopolios existen actualmente en la Argentina? Gracias

  3. #3

    Nicolas C

    en respuesta a Martín C.
    Ver mensaje de Martín C.

    Gracias Tincho. En el fondo es un tema bastante elemental dentro de economía, pero estoy cansado de escuchar esta argumentación sin mayor sustento. Puedo comprender los motivos de un político que utiliza ese discurso, pero lo que no puedo entender es a los economistas que también aducen que la inflación se debe a esto, sin buscar un sustento teórico y empírico.

    Parece que ahora la ciencia es una cuestión de fe, jaja

  4. #4

    Nicolas C

    en respuesta a Lerma
    Ver mensaje de Lerma

    Lerma,

    Monopolios propiamente dichos, son pocos... tenemos los tradicionales monopolios de servicios públicos (agua, gas, electricidad, algunos transportes públicos), en algunos casos con provisión del Estado y en otras con provisión del sector privado.

    También hay otros sectores donde la concentración de mercado en una sola empresa es muy importante, por ejemplo en petroleo (YPF tiene una gran cuota del mercado), acero (creo que casi toda la producción nacional corresponde a Siderar), algún que otro rubro alimenticio (por ejemplo, creo que Quilmes tiene la mayor parte del mercado de fabricación de cervezas, aunque cabe aclarar que comercializa a través de varias marcas distintas), etc. También hay algunos sectores duopólicos/oligopólicos, como las tabacaleras (básicamente se reparten el mercado entre Nobleza Piccardo y Massalin) o las empresas de telefonía celular (Claro, Personal y Movistar).

    Igualmente, cabe aclarar que la definición de monopolio que utiliza el poder ejecutivo actual está ligada puramente a una utilización política y no parece tener mucho sustento técnico/científico. Por ejemplo, caracterizan al multimedios Clarín como un monopolio (por el hecho de que es su "archienemigo" actual), cuando de hecho no lo es.

  5. #5

    Valeria Los Santos

    ¿Qué mecanismos podría utilizar el gobierno de Argentina para combatir la alta inflación?

    Saludos

  6. #6

    Nicolas C

    en respuesta a Valeria Los Santos
    Ver mensaje de Valeria Los Santos

    Hola Valeria,

    Una pregunta que no tiene respuesta breve lamentablemente, jaja. Como lo veo yo, lo primero que tendrían que hacer es terminar con la intervención del INDEC, nombrar a una persona de carácter técnico e independiente a cargo del INDEC (en lo posible, respaldar esto con una ley que establezca que este cargo se elige con mayoría especial de dos tercios de las dos cámaras de diputados y senadores) y dejar de adulterar el Índice de Precios al Consumidor con que se mide la inflación minorista. Esto no bajaría la tasa de inflación por sí solo, pero no se puede hacer una política anti-inflacionaria creíble si ni siquiera tenemos una medida creíble de la tasa de inflación que sea.

    Como plan anti-inflacionario propiamente dicho, deberían reducir la tasa de crecimiento del gasto público y de la oferta monetaria. Simultáneamente, creo que deberían unificar nuevamente el mercado cambiario, permitiendo una depreciación del tipo de cambio oficial. La suba de las tasas de interés derivada de la menor expansión de la oferta monetaria evitaría que esta depreciación del tipo de cambio nominal termine en un desborde inflacionario. También sería conveniente que esta política se coordine con cámaras empresarias y sindicatos, donde se acuerden menores variaciones de precios y salarios. Pero esto último es solo a los efectos de coordinar las expectativas del común de la gente, que no sabe de política macroeconómica ni tampoco le interesa... lo fundamental es implementar las políticas fiscales, monetarias y cambiarias que reduczan la tasa de inflación y mejoren la competitividad de la economía argentina.

  7. #7

    Felipe Ojeda

    A ver, sin duda la estrategia de CFK de ligar la inflación a una supuesta "conspiración monopólica" es simplemente una maniobra de distracción y ya está, pero yo creo que sí que podrían darse casos en los que una situación de competencia imperfecta (sea Monopolio, Competencia Monopolística o un Oligopolio) puedan contribuir en el desarrollo de la inflación del país.

    Por citar algún ejemplo, en caso de subidas de precio del petróleo en México, la situación monopólica de Pemex podría hacer subir el IPC del país ya que es el único proveedor y el gasto en nafta está dentro de la cesta de la compra. Lo mismo pasaría en España con las empresas proveedoras de luz, que se dividen el mercado en tres grandes y cada X tiempo pactan subidas artificiales de precios.

    Un saludo!

  8. #8

    Nicolas C

    en respuesta a Felipe Ojeda
    Ver mensaje de Felipe Ojeda

    Hola Felipe, gracias por pegarte una vuelta por acá.

    Respecto al punto que hacés, primero aclaro que la suba del precio de un producto (aunque sea en forma sostenida a lo largo del tiempo) no es considerado inflación, esté o no esté en la canasta de bienes que se mide. La inflación es un aumento en el nivel general de precios por definición, no en un precio en particular.

    Ahora bien, por los productos que mencionás (petróleo y precio de la distribución eléctrica), entiendo que te referís a aquellos que, al aumentar su precio, incrementan los costos del resto de los agentes económicos (sean empresas o individuos), dado que son ampliamente utilizados o consumidos directa o indirectamente en gran parte de los procesos productivos. Estos agentes económicos trasladan a su vez ese aumento a su respectivos precios y salarios y así sucesivamente.

    Sin embargo, este aumento aún así sería acotado y el nivel de precios llegaría finalmente a un nivel de equilibrio. Si en el mercado de petróleo o de distribución de electricidad hay una situación monopólica, entonces los productores van a tener incentivos a llevar el precio al nivel de monopolio, pero no tienen incentivos a seguir aumentándolo por encima de ese nivel porque se reducirían sus benefecios si no se desplazan las curvas de oferta y demanda. Una vez que el petróleo o la distribución eléctrica deja de incrementar sus precios, el resto de los sectores de la economía dejarían de sufrir aumentos en sus costos y por ende también dejarían de aumentar sus respectivos precios. En resumen, un monopolio en un sector que produce un insumo básico genera un nivel de precios más alto y por ende una economía menos competitiva, pero no un proceso inflacionario. Para que haya un proceso inflacionario en este contexto, también debe haber desplazamientos de la curva de demanda y oferta, como dicen las teorías de inflación "tradicionales".

    Por último, hacés bien en mencionar el caso de de competencia monopolística. No tengo en claro si para esta estructura de mercado las conclusiones son las mismas. Tampoco tengo en claro si, con elasticidades de oferta y/o demanda extremas, los casos de monopolio y oligopolio podrían volverse tener equilibrios inestables y generar aumentos de precios sostenidos en el tiempo. Sin embargo, lo que deberían hacer los economistas es darle sustento teórico y empírico a estas potenciales teorías. Afirmar simplemente que los monopolios generan inflación o que los empresarios egoístas aumentan los precios para apropiarse de ganancias sin mayor sustento, lamentablemente no es una opinión que merezca ser calificada como científica, porque justamente no está basada en ninguna teoría consistentemente formalizada, ni en la observación de evidencia empírica. Este es el punto principal que pretendía hacer en la nota.

    Gracias nuevamente por la visita y un saludo!

  9. #9

    cristian.m

    El razonamiento está mal hecho. Por un lado, no fundamentas, de la misma manera que exigis con demostraciones reales tu hipótesis sobre la "no determinación" de la inflación por parte de los (hablemos más correctamente) OLIGOPOLIOS (los pocos mononpolios que existen están determinados por ley, como pueden ser empresas de gas, electricidad, agua, y algunas más).
    Existe, además, un claro error de conocimiento REAL de la mentalidad del empresario, cuando hacés el comentario (insisto, totalmente infundado, y falto de conocimiento empresarial) "una vez que el monopolista establece el precio en Pm, no tiene ningún incentivo para seguir incrementándolo, porque en dicho punto se igualan el ingreso marginal y el costo marginal".

    Los empresarios no les importa la teoría económica, sólo buscan tres objetivos principales: 1. maximizar sus ganancias 2. minimizar inversiones (incluyendo costos), y 3. eliminar toda competencia.

    Quien no es empresario, y opina desde la teoría, NO conoce la "mentalidad empresarial" (correctamente explicada por economistas como Dr. Ravi Batra, la llamada mentalidad "vaeshya" según teoría PROUT de P.R. Sarkar).

    Por lo tanto, la supuesta hipótesis de que la concentración de riqueza en pocos, que son los concentradores del poder dentro de los mercados, no es motivo de inflación, no es una "supuesta hipótesis", sin una conclusión obvia de quien sí trabaja como empresario o al menos, conoce muy bien la mentalidad empresarial.

    No sólo la concentración de actores en los mercados, en forma de oligopolios, es causa esencial en la inflación, sino que es causa de las cíclicas crisis recesivas a las cuales la economía MUNDIAL está sometida, y más evidentemente, la economía argentina.

Autores

  • Martín C.

    Economista y docente de la facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires. Mis principales intereses: Macroeconomía, Behavioral Economics, Política Monetaria, Desarrollo Económico e Instituciones.

  • Nicolas C

    Economista recibido en la Universidad de Buenos Aires. Actualmente se encuentra cursando un Máster ‎en Economía y es ayudante Ad-Honorem de Econometría I de la Licenciatura en Economía en la misma ‎casa de estudios. Publica artículos de opinión regularmente en el blog Economía Ecléctica y en Rankia.

Envía tu consulta