Blog Finanzas para inversionistas en formación
Información entendida y entretenida para inversionistas

El poder del cambio

- ¿Sr. Arenas, por qué debería de dejar atrás tantos años invirtiendo de la misma forma y en el mismo lugar?

 

La Sra. Estrada, viuda y ama de casa con años a cuestas invirtiendo en la misma institución y en los mismos instrumentos me lo preguntó viéndome a los ojos, desviaba su mirada por momentos hacia mi calculadora financiera o por momentos hacia su libreta donde anotaba de forma meticulosa los rendimientos que se perdían entre hojas con esquinas risadas como sus pestañas.

 

El poder del cambio, Edgar Arenas

 

Los cambios no son sencillos, pero nadie ha logrado cambiar de rumbo haciendo lo mismo. Nuestra resistencia al cambio tiene que ver con semillas ancestrales sembradas en nuestro neandertal. El cambio representa incertidumbre, ingresar a terrenos desconocidos es atemorizante. Aquel primate del que evolucionó nuestra especie y que se erguió sobre la estepa nunca ha caminado en soledad. Ingresar a cuevas, caminar entre robustos bosques o cruzar a nado vastos ríos fue una tarea que se realizó en equipo, aprendimos a lo largo y ancho de milenios que es indispensable tener compañía en labores en donde somos neófitos.

 

En México el sistema financiero se ha rediseñado para ser acompañante del inversionista, la tarea faraónica que se empezó hace décadas le procura al inversor mexicano un marco regulatorio más sólido. Las instituciones se han transfigurado para poner al alcance del ahorrador nuevos productos y servicios que le provean rentabilidad y certidumbre al patrimonio de los mexicanos.

 

El cambio no es sencillo pero es poderoso, instituciones que entendieron lo anterior son fuente de inspiración: En el año 2000, el gigante del alquiler, Blockbuster, decidió declinar una oferta de compra por una naciente empresa a la que no le vieron un futuro prometedor, decidieron no ofertar más de 50 millones de USD por Netflix. Al paso de los años Blockbuster desapareció y su monumental imperio de entretenimiento fue tragado por Netflix que hoy tiene un valor superior a los 42 mil millones de dólares. El poder del cambio hizo que Netflix pasara de ser un servicio de entrega de películas por correo a ser el más poderoso servicio de streaming que existe en el planeta.

 

Empresas que no supieron adaptarse a la realidad cambiante fueron desvaneciéndose en el olvido.

 

Nuestros hijos nunca entenderán la relación que existe entre la palabra Kodak y una fotografía o entre el concepto de un Atari y un videojuego. Sectores completos en la economía se han entrampado por no actualizarse a la par de las necesidades sociales, el sector viviendero en México es un caso: Millones de personas con sus hogares alejados de sus centros laborales y en zonas de difícil acceso promovieron cambios en la legislación de la construcción de vivienda que exigía abandonar la construcción micro-urbes en las fronteras de las ciudades, las empresas constructoras vieron reducidas sus reservas territoriales destinadas a la construcción a simples terrenos carentes de valor comercial, el sector viviendero se quebró.

 

La transformación es inherente a la naturaleza del universo, lo único constante es el cambio. Personajes como Steve Jobs, tuvieron que sufrir en carne viva el aplastante poder del cambio para poder prosperar. Antes de que Henry Ford lanzara su brillante modelo Ford T, tuvo que transformar más de una veintena de veces sus modelos anteriores que empezaban por llevar una letra del alfabeto, hasta que llegó a la letra T.

 

Estimado inversionista, darse la oportunidad de evolucionar es una obligación que usted se adeuda si no se ha permitido conocer la enorme gama de instituciones y productos que pueden ayudarle a mejorar la gestión de su patrimonio. Vaya de la mano con quién haga lo necesario para ganarse su confianza, permítase ser asesorado por especialistas e invierta tiempo en estudiar y comparar propuestas.

 

Los ciclos inherentes a la vida, son muestra de lo descrito: Ir de la preparatoria a la universidad, cambiar de trabajo, pasar de la soltería a estar casado. Si usted considera que no es necesario evolucionar como inversor, podría llevarse una agradable sorpresa cuando se permita abrirse un nuevo ciclo como inversionista.

 

La vida, la economía, las relaciones, el trabajo, todo tiene un ciclo, usted puede decidir cuándo y cómo cerrar y abrir un nuevo ciclo, todo con el poder del cambio.

 

Guía para invertir en la bolsa de valores

Si estás comenzando en el mundo bursátil, checa este manual con todas las herramientas de inversión en la bolsa mexicana: tarifas, agentes, inversión online y mucho más.


Descarga guía gratis
  1. #1

    Fernando Calvarro

    Muy buen post. Yo añadiría una frase.
    "Es mejor arrepentirse de algo que hiciste, a estar toda tu vida arrepentido por no haberlo intentado"

  2. #2

    enflores

    Muy interesante post, coincido con la opinión de Edgar, considero que los argumentos que el expone en este post, se encuentran estrechamente relacionados con las enseñanzas expuestas en el libro de "quien se ha llevado mi queso", en el cual se nos sugiere que es necesario aprender a reconocer que el mundo está en constante cambio y evolución, que el futuro se ve muy distinto al pasado, y que lo que funcionó en el pasado, quizás ahora pueda ser obsoleto, como el ejemplo que menciona Edgar de Kodak, dicha empresa fue la líder en el sector de fotografía, que no valoró el peligro que les representaba la introducción de la fotografía digital...y terminaron por desaparecer. Como conclusión final, es posible decir que el futuro siempre exige nuevas actitudes y comportamientos que se adapten a él.

Autor del blog
  • Edgar Arenas

    Economista y casabolsero con 19 años de experiencia. Gerente comercial en Estrategias de Inversión de CI Banco. Profesor de Economía Financiera de la Universidad Nacional Autónoma de México. Colaborador el programa de radio "Vínculo Económico". Blogger y conferencista de Rankia: La comunidad financiera online en castellano más grande del mundo. Sígueme a través de Twitter: @garoarenas

Envía tu consulta