Finanzas para inversionistas en formación

Información entendida y entretenida para inversionistas

¿Para dónde va la inflación en 2018?

Después de que por varios años la inflación dejara de tener los reflectores económicos, este indicador desde el 2017 ha vuelto a ser un foco de inquietudes entre los actores económicos y la población en general.

 

¿Para dónde va la inflación en 2018?

 

Existen voces que mencionan posibles incrementos en la tortilla y los hidrocarburos: El Gas y la gasolina vuelven a generar preocupación, el inicio del 2018 genera incertidumbre por el contexto económico y político. Banco de México se pronuncia por una meta inflacionaria menor al 4%, pero desde el arranque de año, se ve difícil que se cumpla.

 

En el inicio de la actual administración existieron algunos eventos, como las reformas estructurales que permitieron darle estabilidad a los precios y en algunos casos disminuyeron el costo de algunos servicios como la electricidad y las telecomunicaciones, este efecto benefició al consumidor final y también a las empresas, cabe recordar que hace 2 años, en diciembre de 2015 la inflación llegó a 2.13%, niveles mínimos que hoy extrañamos.

 

¿Para dónde va la inflación en 2018?, Edgar Arenas, Rankia

 

El año 2017 tuvo un “saque” muy complicado. Aumentos en el costo de los productos y servicios presagiaban un año muy difícil, la realidad es que el año no fue tan complicado aunque al finalizar el año anterior la inflación repuntó alcanzando en noviembre 6.63% y el año en 6.70% que es el dato más alto desde que inició el siglo. Este año volvemos a tener un inicio incierto. Actualmente, los niveles de inflación no muestran las presiones provenientes por la demanda agregada ni tampoco por expectativas inflacionarias para este año. La inflación que actualmente tenemos se debe a la oferta debido a la liberalización del precio de la gasolina, a esto se suma, la depreciación del peso.

 

Este año la presión empezará a bajar y es posible que la inflación concluya este año en niveles superiores al 4%. Una vez transcurrido enero saldrá de la muestra el “gasoniazo” del año anterior por lo que la medición tendrá una disminución.

 

No estamos cerca de entrar en una espiral inflacionaria, pero sigue existiendo el riesgo de que no entre en los niveles que el banco central desea. Es probable que algunos datos que no se pueden predecir como aumentos inesperados de productos agropecuarios o una depreciación importante del peso (por efectos de la renegociación del TLCAN y las elecciones presidenciales) pueda generar un mayor ruido inflacionario.

 

Banco de México, sigue teniendo el sartén por el mango y podría mantener una postura restrictiva en su política económica para mantener baja la inflación y generar un clima de confianza, el resultado sería uno o un par de aumentos en la tasa de interés, muy probablemente antes de junio. Habrá que estar atentos.

Guía para invertir en la bolsa de valores

Si estás comenzando en el mundo bursátil, checa este manual con todas las herramientas de inversión en la bolsa mexicana: tarifas, agentes, inversión online y mucho más.


Descarga guía gratis

Autor del blog

  • Edgar Arenas

    Economista y casabolsero con 17 años de experiencia. Gerente comercial en Estrategias de Inversión de CI Banco. Profesor de Economía Financiera de la Universidad Nacional Autónoma de México. Sígueme a través de Twitter: @garoarenas

Envía tu consulta