Rankia USA Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal
Acceder

Terminó el primer trimestre de este año. Quienes pidieron durante la cena de nochevieja que el año 2020 trajera sorpresas, ya las tuvieron, y podría ser que todavía faltarán algunas cosas. Definitivamente los últimos 30 días han estado llenos de sobresaltos, marzo fue el peor mes desde la crisis financiera subprime en el año 2008. De acuerdo a los índices MSCI los siguientes indicadores tuvieron estas afectaciones en dólares americanos.

 

Los índices MSCI se desplomaron en marzo 

 

  • Estados Unidos -12.8%

 

  • América Latina -34.6%

 

  • Europa -14.7%

 

  • Asia -12.2%

 

Las carnicerías en los diferentes indicadores bursátiles por nación o por región tuvieron como foco el avance de la pandemia de COVID 19. El nerviosismo y el miedo se apoderaron de los mercados de capitales que han tenido una sobre reacción, en el caso de la Bolsa Mexicana de Valores, opera en niveles de septiembre de 2010, es decir, se ha borrado una década de ganancias.

 

Aunque los gobiernos de todo el mundo han implementado medidas para mitigar los contagios, el virus se ha diseminado en todo el planeta y a esto se sumó el desencuentro entre Arabia Saudita y Rusia lo que desató una guerra en los precios de petróleo, en sólo 30 días el precio del WTI tuvo una caída de más de 50%. El miedo, por momentos se transformó en pánico y los activos de mayor riesgo ampliaron sus retrocesos.

 

Como respuesta los estímulos fiscales y monetarios de los bancos centrales del mundo han sido el pan de todos los días. Estas medidas implementadas surtirán efecto hasta la segunda parte de este año, porque la primera mitad, seguramente, tendrá la caída del PIB más grande desde la gran depresión del siglo pasado.

 

Ante las preocupaciones de la epidemia de coronavirus, los inversores buscaron refugio entre activos de menor riesgo, lo que provocó enormes salidas de países emergentes hacia bonos y monedas de países desarrollados. En el mes de marzo, el dólar estadounidense tuvo una apreciación constante versus la mayor parte de las monedas. El índice Dólar que mide el comportamiento de esta divisa frente a una canasta de las principales monedas, tuvo una apreciación de 0.9% y en cuanto a nuestra moneda el dólar se apreció un 20.9%.

 

La epidemia está haciendo estragos en países emergentes y aunque el epicentro en número de contagios y muertes es Estados Unidos, es muy probable que en los países con sistemas de salud pública menos robustos veremos en las próximas semanas situaciones complicadas.

¡Sé el primero en comentar!
Comentar