¿Cuándo me conviene de invertir en dólares?

Generalmente la simple idea de invertir puede generar varias dudas al respecto, ya que no todos son expertos en inversiones, financieros o economistas. Si a esto agregamos la idea de invertir en instrumentos en dólares, podemos estar tocando terrenos que definitivamente nos resultan desconocidos casi por completo. Pero si tú ya eres inversionista o quieres serlo, te estarás preguntando ¿cuándo me conviene invertir en dólares?

El momento ideal para poner tu dinero en este tipo de inversiones es cuando entiendes lo básico sobre instrumentos dolarizados.

Por supuesto que, para entender el funcionamiento básico de este tipo de inversiones, lo más recomendable es acercarte a un asesor financiero profesional que pueda contarte sobre las diferentes opciones y comenzar hoy mismo.

Pero ¿a que me refiero exactamente con invertir en dólares?

En los mercados financieros de todo el mundo, existen instrumentos financieros denominados en la divisa de cada país, pero también es posible que estando en México, adquieras títulos financieros emitidos por empresas en EEUU cuyo precio es en dólares, por lo que, en tiempos de incertidumbre y alta volatilidad, como los que vivimos hoy, ganancias que tenga el dólar frente al peso mexicano, representan ganancias para ti como inversionista. 

 

Cuando se trata de inversiones en dólares, un fondo de inversión es una excelente opción para quienes buscan invertir su dinero de manera inteligente sin necesidad de ser expertos en temas de inversiones, sin embargo, aun que realmente no necesitas ser experto (ese es el trabajo de los Asesores Financieros y gestores de fondos de inversión), si quiero explicarte paso a paso, qué es lo que los expertos harán con tu dinero para lograr tu objetivo de invertir en dólares.

Cuando un inversionista lleva su dinero a una institución financiera para invertirse en dólares, a través de un Fondo de Inversión, el dinero ingresa en pesos mexicanos. el Fondo de Inversión compra dólares a precios de mayoreo utilizando el dinero de cada uno de los inversionistas, dicho tipo de cambio es preferente y no está disponible para cualquier persona, es por eso que, al tener su dinero en un fondo en dólares, una persona se beneficia de manera individual de dos formas: 

  1. Por el tipo de cambio preferente al que está comprando los instrumentos en dólares.
  2. De la depreciación de su moneda local (pesos mexicanos) frente al dólar.

Finalmente, con esos dólares, se compran los títulos dolarizados que formarán parte de tu portfolio de inversión.

El portafolio de inversión de cada cliente, puede estar formado por instrumentos de deuda, renta variable o dinero en efectivo, todo esto en dólares y en las proporciones de riesgo que cada perfil acepta. Por ejemplo, existen portafolios con riesgo moderado en dólares, como su nombre lo indica, es una cartera con riesgo medio (moderado) que contiene una combinación de diferentes tipos de activos financieros que busca generar ganancias mayores a la propia fluctuación del tipo de cambio USD/MXN.

Este tipo de portafolios, ofrecen un valor agregado al dar rendimientos, además de servir como fondo de cobertura cambiaria.

Entonces, como ya mencionamos, el primer paso para convertirte en inversionista en dólares, es entender como funcionan y una vez cubierto este punto, las 3 reglas de oro que deberías tener en mente se enfocan en 3 temas básicos:

 

  1. El entorno económico: En México, particularmente es un excelente momento para invertir en dólares, en primer lugar, porque el tipo de cambio se encuentra en niveles cercanos a los $20 pesos por dólar, lo cual es el mejor nivel desde hace 6 meses.

En segundo lugar, la tasa de interés de referencia en México sigue siendo de las más altas en el mundo, lo que atrae inversionistas extranjeros y eso significa que, de alguna forma, la entrada de dólares al país está garantizada por lo menos hasta el 2021, cuando se espera que Banxico termine con las bajadas en tasa de referencia.

Estos dos puntos, seguirán manteniendo los dólares relativamente baratos para los mexicanos.

 

  1. El plazo de inversiones en dólares, suele recomendarse de mediano a largo plazo (de preferencia largo plazo), lo digo por lo siguiente, cuando hablamos de invertir en dólares, generalmente siempre es un buen momento, ya que esta divisa tiene un comportamiento natural a incrementar su precio conforme transcurren los años, por supuesto que en el camino habrá fluctuaciones que deprecien y aprecien el dólar constantemente, pero en el largo plazo, este tipo de inversiones suelen ser de las más ganadoras. 

Piensa por ejemplo en 1995, cuando en México iniciamos a operar en un esquema de libre oferta y demanda para determinar el tipo de cambo USD/MXN, un dólar valía $5 pesos, hoy vale cerca de $20 y dado que no se espera que deje de ser la divisa en circulación más usada en el mundo, lo natural es esperar que su valor siga incrementando con el paso del tiempo.

 

  1. Diversificar: recuerda que por muy rentable que parezca a futuro o haya sido en el pasado, siempre se recomienda que tener un portafolio compuesto por activos con diferentes niveles de riesgo, por lo que si estas pensando en invertir en instrumentos dolarizados, asegúrate de que el portafolio tenga títulos de deuda (gubernamental o corporativa), acciones y siempre algo de liquidez (efectivo). 

 

Espero que esta información les sirva y sobre todo, que la compartan para seguir contribuyendo a mejorar a la educación financiera.

Continuando con mi tradición de cerrar mis publicaciones con una frase relacionada con el tema, les dejo la siguiente:

 

“LA INVERSIÓN DEBE SER COMO ESPERAR QUE LA PINTURA SE SEQUE O LA HIERBA CREZCA. SI QUIERE EMOCIÓN TOME 800 DÓLARES Y VAYA A LAS VEGAS” Paul Samuelson, Economista estadounidense.

 

Un abrazo hasta donde estés leyendo esto

Tania MO.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar