Rankia USA Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal
Acceder
1 recomendaciones

Sentada frente a la laptop, con los ojos cansados, quejándome de estar más de 8 horas mirándola fijamente de lunes a domingo y el cuello adolorido del estrés espero la llegada de mi delivery, una deliciosa comida para mí y mi familia.

Delivery que pago gracias a ese trabajo del cual me acabo de quejar. Mientras saboreo todo mi pedido reflexiono sobre lo dichosa que soy de contar con este trabajo.

En una época en la que muchas personas han sido despedidas, emprendedores han tenido que ver cómo se esfuma su esfuerzo de varios años, otros han sufrido un recorte salarial. En mi caso la reducción ha sido poca y es el equivalente a lo que gastaba en transportarme a la oficina por lo que mi poder adquisitivo sigue siendo el mismo. Sé por personas cercanas a mí que su ingreso mensual ha sido recortado a la mitad, viéndose afectada la canasta familiar considerablemente; mientras que la carga laboral ha incrementado casi en proporción a la reducción de sueldo.

Divino empleo: Trabajo en época de Covid

Las consecuencias de la pandemia actual en el ámbito laboral son notables, los esfuerzos del Estado por ayudar a las personas de menores ingresos no han tenido los resultados que se esperaba, fácilmente juzgamos la política fiscal tomada, pero la realidad es que ningún gobierno estaba preparado para afrontar una crisis provocada por un virus que nadie veía venir.

El FMI estima para este 2020 una caída del PBI mundial de -4.9. Mientras que la OIT indica que en el mundo unos 400 millones de personas se verán afectadas por el desempleo, cifra que antes del COVID era de 190 millones.

Hablando de cifras a nivel nacional, según la OIT en su estudio “Perú: Impacto de la COVID-19 sobre el empleo y los ingresos laborales” en el Perú se perderán 1.5 millones de empleos. Los salarios en Lima se han reducido en 10.5% en comparación al año pasado. Se calcula un incremento en las cifras de informalidad y autoempleo. Si hablamos del PBI de Perú sufrió una disminución de 30.2% interanual en el segundo trimestre como consecuencia del confinamiento de varios meses producto de la pandemia, lo que hizo que muchos negocios paralicen sus actividades trayendo recesión a nuestro país.

 

Según el mencionado estudio y tomando como base la ENAHO 2019 estiman que un 40.8% del empleo en el Perú se encuentra en sectores de riesgo alto, encontrándose aquí una mayor proporción de mujeres y jóvenes empleados, teniendo una alta probabilidad de desempleo, reducción de sueldos u horas laborales. Mientras que un 8.4% del empleo está en sectores de riesgo medio-alto.

En lo que respecta a cifras salariales, solo a nivel de Lima Metropolitana, el ingreso laboral real sufrió una caída de 10.5% entre junio y agosto 2020, siendo la mayor caída en la última década. Entre los más afectados se encuentran los trabajadores menos calificados sobre todo los empleados del sector construcción.

Este estudio concluye con una serie de recomendaciones, entre las cuales están:

  • Se deben abordar los temas estructurales, sobre la limitada diversificación productiva de nuestra economía, la baja productividad y heterogeneidad productiva, y la elevada informalidad.
  • La coordinación y acuerdos entre el gobierno, empleadores y trabajadores es importante para salir de la crisis del empleo generada por la pandemia.
  • Impulsar el empleo a través de la inversión en políticas activas del mercado del trabajo.

A pesar, de todas estas cifras el BCRP a través de su presidente Julio Velarde se muestra optimista, esperando recuperar las cifras en el primer trimestre del 2021. De acuerdo a lo indicado por Velarde en una reciente entrevista las empresas peruanas que accedieron a los créditos de Reactiva Perú generarán 2.8 millones empleos en el país. Siendo las principales beneficiarias las MYPES. “Más de las dos terceras partes del empleo formal está en las empresas de más de 50 trabajadores y casi el 46% en empresas de más de 10 trabajadores” señaló el titular del BCRP.

 

Termino este artículo esperando que lo indicado por el economista Julio Velarde no esté lejos de la realidad y que pronto todos los peruanos puedan tener un empleo digno.

¡Sé el primero en comentar!
1 recomendaciones