Blog Enrique Roca - Erre
Comentarios bursátiles, socioeconómicos e ideas sobre autonomía financiera

El momentum y la bolsa

1) Efecto Enero

Consiste en la evidencia de que según el comportamiento de la bolsa en el mes de Enero así se comportará el resto del año. Si examinamos un periodo desde el año 1960 hasta hoy, observamos que la rentabilidad media de los años que han empezado con un mes de Enero positivo es claramente superior a la rentabilidad de los que se inician con un Enero perdedor. En la Bolsa de Madrid, un 18% contra un -1%. Además es estadísticamente significativo que el 80% de los años tengan rentabilidad positiva, después de un Enero positivo. Semejantes resultados se dan en otras bolsas de países desarrollados.

La explicación que encuentro se debe a varios factores:

Legales. En Diciembre se suelen hacer las mayores aportaciones a planes de pensiones por la propaganda de las entidades financieras y los gestores prefieren (ya que el año y el bonus están decididos) no arriesgarse a invertir, disfrutar de las fiestas y esperar al año siguiente, para decidir el destino de sus inversiones.

Psicológicos. Si te equivocas al invertir tienes todo el año para recuperarte de tus errores. Si la bolsa a largo plazo es una inversión ganadora, si no inviertes en Enero ¿cuándo inviertes?

Año nuevo, presupuesto nuevo. Las Tesorerías de los Bancos dan dinero a sus traders para que inviertan y el contador se pone a cero, desapareciendo los resultados y los miedos de rentabilidades pasadas.

2) Sell in May and go away

Consiste en vender en mayo y marcharte de vacaciones hasta octubre. El inversor que invirtió en España entre mayo y septiembre perdió de media un 6,5% en el periodo 1990-2005, mientras que el que lo hizo entre octubre y abril ganó un 18%. Octubre con una rentabilidad del 3,32 y noviembre del 4,25 de promedio son los mejores meses sobre todo si se ha producido una fuerte corrección en agosto-septiembre, ya que la bolsa está más barata y los inversores avezados saben que en noviembre empiezan a llegar los flujos de los fondos de pensiones. Por el contrario, si el mercado cae en Noviembre y Diciembre pongamos la ropa a remojar no sea que pase como en el 2000 en el que el mercado cayó y empezó el ciclo bajista.

Si examinamos la evolución por trimestres de la historia de la Bolsa de Madrid observamos que la rentabilidad mayor se obtiene en el período Diciembre-Enero-Febrero, un 3,47%, seguida de los periodos Enero-Febrero-Marzo, 3,0% y Febrero-Marzo-Abril, un 2,81% y Noviembre-Diciembre-Enero.

Por contra los trimestres más bajistas son Mayo-Junio-Julio, seguidos de Septiembre-Octubre-Noviembre y Julio-Agosto-Septiembre. Las pérdidas máximas corresponden a los meses de Septiembre y Octubre.

La explicación es bastante sencilla.

Legal. En Mayo se acerca la época de pagar tributos y la liquidez hay que sacarla de algún sitio.

Psicológico. Si hemos empezado con buen pie y desde Enero a Mayo hemos sacado un 7,75% (datos reales de la Bolsa de Madrid del mismo periodo), es decir tres o cuatro puntos superior a la inflación de todo el año, ¿por qué no vender, irse tranquilo de vacaciones y mientras tanto meter el dinero en una cuenta renumerada?

Esta estrategia, que funciona muy bien, hay que relativizarla cuando estamos en el primer año de un ciclo alcista, es decir, después de una bajada que ha durado por lo menos dos años, donde la estrategia de comprar y mantener es la mejor.

3. Efecto día

Consiste en conocer la rentabilidad media de los índices en función del día en que inviertes. En un ciclo alcista la rentabilidad de los jueves y viernes es superior a la media, mientras que en un mercado bajista los viernes suelen ser el peor día.

Explicación:

En un mercado bajista, los viernes se cierran posiciones para dormir tranquilo, ya que el miedo bien a noticias políticas y/o económicas con el mercado cerrado y sin posibilidad de actuar, es superior al posible beneficio (de todas formas pequeño en un ciclo bajista).

En los mercados alcistas, los jueves y viernes suelen publicarse noticias macroeconómicas y empresariales que son positivas por lo que la gente compra ávida de poseer acciones ya que la prensa y los gobiernos cantan las alabanzas de la economía. El fin de semana se recapacita y se suele comprobar que hay acciones para todos.

4. El ciclo electoral

Consiste en la creencia de que el mercado suele subir en año electoral norteamericano y después caer hasta hacer un mínimo en el segundo año post-electoral, para reiniciar su tendencia alcista.

Los presidentes quieren perpetuarse en el cargo y estimulan la economía antes de que empiece la campaña por la presidencia. Desde 1929 la variación media en porcentaje del SP500 es del 2,99% el primer año presidencial, el 3,57% del segundo, el 13,99% el tercero y el 7,34% el cuarto. La bolsa americana sube más con presidentes demócratas 11% de promedio desde 1948 que con republicanos un 6%.

Los hechos corroboran la experiencia, desde 1964 hasta 1996 esta regla no ha fallado salvo en el año 2000. Si otra vez ocurre es posible que estemos ante un cambio de ciclo.

5. Ciclo tetra anual

Soy un convencido del carácter cíclico de la economía y por ende de la bolsa. Si miramos un gráfico a largo plazo de la bolsa americana desde 1930, observamos que cada 4 años aparece un suelo en el que se deberían haber comprado acciones a medio plazo y mantenerlas. Años 1934, 38, 42, 46,…90, 94, 98, 2002.La fiabilidad es superior al 90%.

6. Otros ciclos

Reseñaremos otros ciclos para los que no encuentro explicación. Agradecería que si alguien la encontrara me la hiciera llegar.

En el D.J.A. la ganancia promedio de los años acabados en 5 desde 1900 es superior al 18%.

Los años acabados en 8 también suelen ser alcistas. Desde 1880 hasta 1998 solo hay dos años que terminan en 8 que fueron bajistas y únicamente por un 2%. El promedio de ganancia también es superior al 18%, mientras que los únicos dos años negativos cayeron un 2%.

Ciclo decenal. En promedio este ciclo nos dice que la mayoría de los suelos del mercado suelen ser en años que terminan en 2 y los techos en años que finalizan en 9.

¿Entonces vale la pena intentar mejorar la rentabilidad de nuestra cartera teniendo en cuenta el factor temporal?

Mi opinión y mi experiencia es que tanto el efecto Enero como el disminuir posiciones en verano suele dar buenos resultados. La teoría de los ciclos suele funcionar y, después de cuatro años de subida el actual ciclo alcista está maduro y las posibilidades de mayores revalorizaciones disminuyen, siendo la mejor estrategia en los dos primeros años siguientes al suelo del mercado, el comprar y mantener.


¿Te ha gustado el artículo?

Publico todas las semanas mi visión sobre los mercados y los cambios que realizo en mi cartera. Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog.

Autor del blog
  • Enrique Roca

    EX-Director de Carteras de Fondos de Inversion. Ha obtenido numerosos premios nacionales e internacionales, destacado en Citywire y Financial Times como uno de los mejores gestores europeos. Imparte masters especializados en destacadas escuelas de Negocio. Sus inversiones financieras más significativas se concentran en azValor, Bestinver y en el fondo Presea Talento Selección. Los puntos de vista expresados en los artículos no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión.

Envía tu consulta