El viejo Buffet actua de nuevo



En la jornada de ayer, nuestro amigo Warren Buffet, nuevamente, revolucionó el parquet en Wall Street lanzando una oferta de compra por la totalidad de las acciones de BNI (Burlington Northern Sante Fe Corp) ofreciendo 100 dólares por título. Una prima algo superior al 31% sobre la cotización del día anterior. Inmediatamente las acciones de BNI ya en preapertura, se ajustaron a la nueva situación con una subida cercana al 29%.

La compañía figura en nuestra cartera de acciones americanas y curiosamente el precio ofrecido por Buffet está muy cercano a nuestro target de venta aunque se queda a un 9% de él.


Ciertamente que el amigo Warren sabe bien lo que compra y creo que, a pesar de que el precio pagado pueda parecer alto (44.000 millones de dólares por el total de la compañía que a su vez acumula una deuda cercana a los 10.000 mills de dólares, lo que le da un enterprise value que hace que PER pagado por Warren es de 18.2 veces beneficios) el negocio es extraordinariamente lucrativo para él.


BNI gana más de 2000 mills de dólares netos al año, opera con más de 50.000 kms de vías en los EEUU y tiene entre sus activos 6700 locomotoras. Nada que ver con Renfe, que pierde dinero, entre otras cosas porque en EEUU el 40% del transporte de carga se realiza por tren, en concreto BNI transporta una media de 23.000 toneladas al año.


Más allá de que los ingresos de BNI sean prometedores, sobretodo si la actividad industrial y de consumo empieza a repuntar en los EEUU, creo que la apuesta del oráculo de Omaha (quizá en esta ocasión debería decir el oráculo de Obama) se debe más bien a los próximos movimientos sobre materia de transporte que la administración americana va a tomar. La obsesión de Obama por la apuesta verde ha hecho que se aprueben proyectos para una decena de corredores ferroviarios de alta velocidad y se impulse decididamente este medio de transporte de personas y mercancías frente a los actuales "políticamente incorrectos". Me temo que Buffet además de comprar una gran empresa con casi un monopolio de facto sobre el transporte de mercancías al oeste del río Misisipi (a Buffet le encantan los monopolios por aquello del "economic Moat") compra una buena porción de la tarta que Obama está a punto de repartir y de la que seguramente Buffet sabe mucho más de las caracteríasticas de cada porción que el ciudadano medio americano.

No me extrañaría ver duplicados los beneficios de BNI en un plazo no superior a 10 años y entonces Buffet no habría comprado a 18 veces beneficios sino a 9, una compañía con una generación de caja a prueba de bombas dado que opera en una gran parte de los EEUU sin apenas competencia.

Una vez más, el viajo Buffet creo que hará un gran negocio, uno más de su ya dilatado historial.

¿Qué vamos a hacer los minoristas que la tenemos en cartera sabiendo que vendemos una gran compañía con un excelente futuro a un precio nada caro? Pues aguantarnos y vender dado que la operación cuenta con el visto bueno de ambos consejos de administración y la exclusión del valor en cotización está prácticamente asegurada. Personalmente de hecho vendí ayer todas mis acciones sin esperar a la consecución de la OPA (seguramente 1 trimestre de 2010).

Un cordial saludo!
¡Sé el primero en comentar!
Sitios que sigo