ETFs - PM
ETFs y panorama mundial

Razones para vender una inversión

don't confuse a bull market for brains

 

Con los índices Americanos en máximos históricos una vez más, el fin del QE, la nueva recesión de Japón, la posibilidad de una en Europa y los decepcionados con Endesa que no sabían que el jugoso dividendo se descontaría del precio; la pregunta más ambigua y escurridiza de contestar vuelve a la mente de muchos. ¿Cuándo debo vender?

 

Al igual que lo hacía en el post del Cómo y Dónde Invertir, aquí también creo que la pregunta del Cuándo está supeditada a las respuestas de otras preguntas como el Por qué y a nuestro Plan y Estrategia inicial antes de hacer dicha compra. Los inversores y especuladores más exitosos lo son porque antes de entrar al Mercado se preguntan cuáles escenarios los obligarían a salir (parcial o totalmente) o incluso cuáles los incentivarían a acumular. En pocas palabras, la decisión de vender debe haberse establecido al mismo tiempo que la decisión de comprar (y/o con actualizaciones periódicas), para que el pánico de otros y los humores del Mercado no influyan emocionalmente en nuestras decisiones racionales y estrategia. No importa si eres especulador, inversor o day trader, todos debemos establecer a priori las razones por las cuales deberíamos vender.

 

La siguiente lista no son las tablas de Moisés ni la Constitución. No son aplicables para todos los inversores/especuladores ni es un compendio exhaustivo; son simples divagaciones que me han ayudado a encontrar mejores razones y momentos para vender (total o parcialmente) o en el mejor de los casos para revaluar mi tesis. Si alguna os sirve y podéis adaptarla a vuestra filosofía y estrategia que mejor.

 

  • Cada vez que tengo una posición que está perdiendo dinero (casi siempre más del 10%), vuelvo a revisar todo mi análisis y me pregunto si las razones (las cuales he escrito en mi journal) de compra siguen siendo válidas. En estas situaciones siempre me pregunto: si tuviese más cash o si estuviese comenzando a formar mi cartera desde cero, volvería a comprar esta empresa hoy? Volvería a hacer esta operación?
  • Sé que debo vender una inversión cuando mi análisis ha sido reemplazado o infectado por justificaciones, excusas o racionalizaciones como la fe (de que va a recuperar o va a seguir subiendo), las Promesas de los directivos, los sueños y opiniones de otros accionistas, las confirmaciones que busco en Internet y analistas, la esperanza de que voy a quedar break-even, la ilusión de que voy a dar el pelotazo, mi creencia de que en el largo plazo todo sube (sin distinguir que hay cosas que están temporalmente subvaluadas y otras que lo están casi permanentemente).

  • Cuando la inversión debe cumplir demasiadas promesas, no sólo en el microcosmos de su industria o sector, sino también en su entorno económico y geopolítico.
  • Cuando me hayo perdonando todos los tropiezos de los directivos por la simple razón de que creo y confío en ellos.
  • Cuando la empresa comienza a utilizar el apalancamiento, adquisiciones, recompra de acciones y otros trucos contables, como con el inventario y los receivables, para simular crecimiento, en lugar de centrarse en su crecimiento orgánico.
  • Cuando la pendiente de la cash burn rate se acelere sobre todo en turnarounds y en Net-Nets
  • Cuando los insiders están vendiendo acciones masivamente mientras la pendiente del precio de la acción supera los 45°.
  • Cuando comienzan a clasificar gastos de marketing, los lujos y parte de la compensación de los ejecutivos y directores como activos amortizables o inversiones en lugar de gastos.
  • Cuando a través de la ingeniería financiera la empresa comienza a obtener beneficios que no corresponden a la actividad primaria de su negocio.
  • Cuando necesito más cash porque una mejor oportunidad ha surgido.
  • Cuando los inventarios y el CAPEX de la empresa siguen aumentado, pero las ventas se han estancado o comienzan a bajar y al mismo tiempo el turnover del inventario y el cash conversión cycle comienzan a deteriorarse. Esto sirve sobre todo en las cíclicas.
  • Cuando veo que la inversión tiene un club de fans y se ha convertido en el meme de moda.
  • Cuando he comprado a pesar de no estar seguro de mi análisis y necesito preguntar y buscar opiniones que me den tranquilidad y confirmen mi punto de vista.
  • Cuando me pongo furioso al leer una opinión contraria a mi análisis o de burla hacia la inversión.

Admitámoslo, todos hemos estado en esta situación

  • Cuando la revisión periódica de mi journal me indique que estoy cayendo en el disposition effect (estoy vendiendo ganadores y quedándome con perdedores).
  • Cuando la revisión periódica de mi journal indique que estoy personalizando las perdidas y estoy manteniendo la posición por orgullo o para demostrar algo o porque ya invertí mucho tiempo investigando/recomendando/elogiando a la empresa (Inconsistency-Avoidance Tendency y Sunk cost fallacy) en lugar de por las razones racionales correctas.
  • Cuando la revisión periódica de mi journal me indica que bajé mis estándares de inversión al comprar la empresa y/o me he centrado en un solo atributo de la compañía.
  • Cuando la revisión periódica de mi journal me indica que las ganancias recientes han sido más causa de la suerte que de mi proceso y análisis.
  • Cuando la revisión periódica de mi journal me indica que he comprado por el Fear of missing out (FOMO)
  • Cuando por necesidad o porque el horizonte y mi estrategia o pre-mortem análisis así lo habían marcado.
  • Si por error he comprado una empresa cuyo negocio y tesis de compra no puedo explicar en un par de frases, y si no puedo trazar una ruta clara de cómo están siendo generados los beneficios y el efectivo.
  • Si dos Grandes Inversores comienzan a tener una pugna y/o posiciones opuestas sobre la empresa. Cuando los elefantes pelean el césped es el que sufre.
  • Si no soy capaz de mantener ideas opuestas sobre la evolución de la empresa, es decir, si no puedo soportar la disonancia cognitiva.
  • Si veo que los intereses del Management y/o de los major holders deja de estar alineado al mío.
  • Cuando los medios, gobierno y/o resto de instituciones prometen o venden a la inversión como la nueva panacea o milagro.
  • Cuando debido a las ganancias la posición ha superado el porcentaje máximo de ponderación dentro de mi portafolio.
  • Cuando no puedo dormir tranquilo.
  • Cuando el precio está dentro del rango del Valor de la empresa después de una actualización de la valuación.
  • Cuando los márgenes y el Moat comiencen a deteriorarse rápidamente por la aparición de una tecnología disruptiva o un competidor de bajo coste.
  • Cuando los créditos, flujos de fondos y demanda por la industria superen los promedios históricos. Es curioso porque ésta ha sido una señal fiable desde las burbujas de los turnpikes y trenes hasta la burbuja puntocom y la inmobiliaria.
  • Cuando he comprado por el consejo u opinión de alguien más o por una narrativa o simplemente porque un gran inversor también ha comprado/acumulado y yo no he hecho mi análisis antes.
  • Cuando la asignación de capital del Management es deficiente o comienza a dar claras señales de deterioro.
  • Cuando la empresa comienza a salirse de su círculo de competencia y muestran señales de “compulsive hoarding disorder”.
  • Cuando ya no estoy satisfecho con el ratio risk/reward.
  • Cuando he confundido una inversión con una operación especulativa, y viceversa.
  • Cuando estoy buscando culpables (la FED, el gobierno, los chinos, las conspiraciones, etc) para defender y racionalizar el porqué la inversión no se ha desempeñado como yo había pensado. Esto sólo indica que mi análisis fue deficiente y que no compré con el suficiente margen de seguridad.

 

Tal vez este post debería ser acompañado por otros que hablen acerca de Cuándo No Vender, Cuándo Comprar y Cuándo No Comprar, porque lo curioso es que muchos de los puntos que acabo de mencionar tienen a su inverso, pero eso será en otra ocasión.

 

Al final todo se resume en vender por razones racionales y no por razones emocionales.

 

 

Guía de ETFs publicados
Lista de libros mencionados
Este blog está escrito y editado por su autor. En ningún momento expresa el punto de vista y sentir de Rankia. Puedo cometer errores, malinterpretar la información o no coincidir con la idiosincrasia, opinión y juicio del lector. El autor de este blog no está siendo compensado al proporcionar ninguna opinión sobre productos, servicios, websites o cualquier otro rubro con excepción de libros a través del programa de afiliados de Amazon. No soy experto ni estoy certificado. Nada de lo escrito aquí debe interpretarse como recomendación para iniciar cualquier tipo de operación financiera. El lector deberá hacer su propio “due diligence”.
  1. #1

    Lancastergate

    Menudo articulazo Gaspar.

    La verdad es que estoy de acuerdo con prácticamente con todo, pero por debatir un poco, voy quería comentar algo sobre lo de revisar la inversión cuando cae un 10%.

    La semana pasada estuve escribiendo varios artículos sobre Guy Spier que voy publicando poco a poco. En uno de ellos explico unas claves que da Spier para tener éxito en las inversiones. Una de las claves de Spier es realmente de Mohnish Pabrai y dice que si las acciones que han comprado recientemente caen, no se permiten venderlas en un plazo de dos años. El motivo es que, de forma inconsciente, esa caída puede hacer que actúen de forma emocional y no racional y, para evitar ese posible comportamiento irracional, no se permiten vender. Más o menos vienen a decir que antes de invertir en una empresa el análisis es más racional que cuando están cayendo las acciones, pues antes de invertir tu posición es neutral y cuando has invertido y estás perdiendo dinero dejas de serlo. De esta forma, es posible que se cometan errores por las emociones.

    He de decir que yo no estoy de acuerdo con eso de no vender en dos años por el simple hecho de que tus acciones caigan, pero lo que dicen tiene también sentido. Lo mejor sería poder realizar ese análisis tras la caída de forma totalmente racional pero, ¿es posible?

    Saludos.

  2. #2

    Gaspar

    en respuesta a Lancastergate
    Ver mensaje de Lancastergate

    Gracias.

    Sí, lo que mencionas también lo explica Spier en su libro. Yo hago la revisión como precaución por si he pasado algo por alto (lo cual suelo hacer) o por si quiero acumular mas. Es muy difícil que una caída reciente en el precio o un trimestre malo afecte mi valuación y mucho menos los aspectos cualitativos, por eso creo jeje que un 10 o 20% de perdidas en le precio no afectan mis emociones, de hecho creo que son normales. Es mas un ejercicio para mantenerme fresco.

    Pero como tú, yo tampoco creo en la regla de no vender por dos años, sobre todo por el coste de oportunidad. Por ejemplo si mañana hubiese un crash, seguro que vendería algunas inversiones con pérdidas con tal de acumular algunas empresas que no he comprado porque las veo sobrevaloradas. Claro que si sólo cae el precio de esa acción y el valor sigue estable pues entonces espero.

    Saludos

    PS.: cuelgo el link de tu post que mencionas para los interesados:
    http://invertirbolsaydinero.com/tecnologia-del-exito-por-guy-spier/

  3. #3

    Larry hega

    Estupendo tu post. Se aprende mucho leyéndote. Gracias. Saludos.

  4. #4

    elniñoarriba

    en respuesta a Gaspar
    Ver mensaje de Gaspar

    Muy bueno Gaspar, como siempre, sigue escribiendo cosas fascinantes, se podría imprimir esta lista y tenerla siempre presente.

    Para mi la más importante es la de:
    -Cuando necesito más cash porque una mejor oportunidad ha surgido.

    Porque en la mayoría de los casos aguantar una acción no suele traer pérdidas abultadas, sino todo lo contrario."Suponiendo que hiciéramos un análisis correcto del porque la compramos, y no haya pasado nada extraño". Muchas veces vender la que consideramos tiene menos potencial si vemos una con más, es una forma de ir acelerando el proceso e ir limpiando la cartera, es como una obligación a vender esa empresilla que tienes ahí pero que no te convence mucho ejejej.

    Un saludo.

  5. #5

    Proyekta

    Excelente. Me pareció entretenido y muy acertado este análisis. Interesante. Totalmente de acuerdo.

Autor del blog

  • Gaspar

    La economía esta para servir a las personas y no las personas para servir a la economía.

Envía tu consulta

Creative Commons License
Este Blog esta bajo la licencia de Creative Commons.