La sombra de Buffett es alargada

Según comenta Rolfe Winkler en este artículo, Berkshire Hathaway (BRK-A) posee más de 26.000 millones de $ invertidos en entidades financieras que han percibido rescates multimillonarios estatales. El Troubled Asset Relief Program (TARP) ha invertido de forma al menos puntual casi 100.000 millones de $ en las empresas que vemos en la siguiente tabla:

http://www.ritholtz.com/blog/wp-content/uploads/2009/11/WB-Bailouts.png

Tal y como lo define Winkler, el mítico Warren Buffett, con casi un 30% de Berkshire Hathaway, se aprovecha del dinero de los contribuyentes, ya que el 75% de la deuda emitida por estas entidades financieras en los últimos tiempos, ha sido garantizada por la Reserva Federal de los EE.UU. No en balde titula su artículo: "La traición de Buffett"

Está claro que sin esas garantías y los fondos de rescate procedentes del TARP, dichas entidades financieras no estarían vivas. Pero también hay que aceptar que sin el interés por ellas de Buffett (o de cualquier otro carroñero, en el mejor sentido del término), los bailouts necesarios habrían sido muchísimo más cuantiosos. Quizá inasumibles. No obstante, voces como la de Winkler son, cuando menos, una regañina por determinadas inversiones de Buffett compinchadas con el poder político. Un presunto salto a conveniencia entre la defensa a ultranza del puro capitalismo, y el más casposo amiguismo político con fondos públicos. No olvidemos tampoco que los espectaculares resultados del tercer trimestre de BRK son fruto de sus apuestas en derivados y no de beneficios operativos del holding, como nos recuerda aquí GurusBlog.

Pero no debemos olvidar que el 85% de su fortuna la donó a la fundación de Bill y Melinda Gates, en un gesto que personalmente considero infinitamente más significativo que la supuesta traición de Buffett a sus principios de invertir en The Right Way. Para mí no es más que la aceptación patriótica de ayuda pública en un entorno absolutamente excepcional.
¡Sé el primero en comentar!
Sitios que sigo