Menos es más: Coca Cola Company

4
A traves de Bloguzz, nos ha llegado un nuevo invento de Coca-Cola Company, se llama "Menos es Más". En realidad no se trata de ningún producto revolucionario, ya que es un refresco concentrado al que se le debe añadir agua. Algunos diréis que eso es un viejo invento como los polvitos del famoso Tang, cuya publicidad aseguraba que "sabe realmente a naranja"; o el mismísimo whisky, al que muchos consideran un "concentrado" más, y le añaden unas partes de agua o hielo para rebajarlo.

Pero la novedad no la debemos buscar en el producto en sí, sino en el concepto. Bajo el slogan "Vamos a cambiar el mundo" se pretende concienciar al público sobre la necesidad de actuar para mejorar el mundo en que vivimos: "We are what we do", una idea al más puro estilo Gandhi, cuyas famosas frases bien podrían pertenecer a la campaña de "Menos es Más" de Coca-Cola: "Si quieres cambiar al mundo, cámbiate a ti mismo" o "Casi todo lo que realice será insignificante, pero es muy importante que lo haga".

Pequeñas Acciones x Mucha Gente = Grandes Cambios, ésta es la filosofía del producto. Conciencia social al servicio de la venta comercial de un nuevo refresco que ahorra costes, envases, transportes, residuos, etc. La intención es competir en precio con las marcas blancas, y probablemente sea una jugada estratégicamente impecable para ganar cuota de mercado en el segmento de los refrescos de 2 litros, sobre todo de cara al verano. Veremos si finalmente triunfa o no, pero parece una creación de puro márketing estratégico muy bien planteada.

Las propuestas conceptuales de "Menos es Más" son tan diversas y provechosas como por ejemplo: Intercambia tus libros, utiliza al menos una bobmilla de bajo consumo, planta un árbol, utiliza el transporte público, respeta los límites de velocidad, ponte en forma, baja el termostato un grado, hazte donante de órganos, mira menos la televisión, dale el cambio a una ong, haz de tu testamento una declaración de principios, vive el momento, escribe a álguien algo cariñoso, respira hondo, cocina algo para un amigo, cumple una promesa, ponte en el lugar del otro, pinta con tus hijos, usa las dos caras de una hoja de papel, abraza a álguien, etc...

Cuando parece que todo está inventado en el mundo de las bebidas no alcohólicas, y la última incorporación ha sido la conversión de la bebida isotónica en refresco, llega la novedad en el formato y en la filosofía. Una innovación de concepto cuando no se puede innovar en producto. Además de ser sostenible e incitar a un modo de vida políticamente correcto y comercialmente muy efectivo, está bastante bueno, al menos la versión de té al limón que hemos probado. Y la versatilidad de controlar las partes de agua que se le añaden hacen que lo podamos preparar según nuestro gusto. No podíamos esperar otra cosa de una compañía como Coca-Cola, que está siendo un ejemplo de resultados empresariales en unos tiempos dificilísimos. Un buen socio para nuestro dinero.
  1. #4
    Anonimo

    Me parece una manera de lo mas inteligente de abordar el problema. Empresas con una creatividad mas limitada como son...casi todas, solo han resaltado mensajes vacios en su publicidad. Aqui tenemos a unos grandes ilusionista como Coca Cola que saben como llegar a la gente.

    Muy sorprendido la verdad

  2. #3
    Anonimo

    Alabo la campaña de marketing diseñada pero vender cocacola como empresa que fabrica productos respetuosos con el medio ambiente es muy peligroso, la contracampaña esta servida

  3. #2
    Anonimo

    Yo creo que es una buena opción la de este nuevo producto que a un precio muy razonable te permite prepararte el refresco a ti mismo. Ademá ocupa poco espacio para guardarlo y tiene la calidad y garantía de Coca-Cola.
    Esta bien.

  4. #1
    Anonimo

    No sé usted, pero a mí me revientan los imperativos. Y usted ha citado veinte. Parece una revista femenina. ¿Se ha fijado en la cantidad de verbos en modo imperativo que tienen en la portada? Son revistas para esclavos.

    Es el signo de nuestros tiempos que recibimos órdenes de todas partes. ¿Hasta ese extremo hemos renunciado a nuestra libertad, que hasta la Coca-Cola Corporation nos dice lo que tenemos que hacer?

    El arma más poderosa del opresor es la mente del oprimido.

Sitios que sigo