¿Qué son los Derivados y como invertir en ellos?


Si ya te encentras algo familiarizado con los sube y baja del mercado y no tienes el 100% de capital para una cuenta en acciones o en productos de gran renombre, el mercado de derivados ofrece alternativas para inversionistas un poco más experimentados.

Dentro de la Bolsa de Valores (BMV y BIVA) una serie de inversionistas están esperando que un activo suba o baje el precio para poder vender o comprar, siempre con la expectativa de comprar barato y vender caro para obtener una utilidad o ganancia.
En el mercado de valores, existen productos como las acciones, las monedas o los bonos, en donde puedes invertir, aunque en ocasiones una persona física necesita abrir una cuenta individual de acciones que para ser manejables se requieren montos un poco elevados debido comisiones y demás variables asociadas a este instrumento. 

Si no cuentas con mucho capital para invertir en instrumentos altos, y estás familiarizado con algunos productos financieros, como las acciones, divisas, ETF’s, existe un mercado de derivados. ¿De dónde viene? Se creó como una alternativa para anticiparse a los cambios de mercado de algunos productos. Su nombre se debe a que se crea un contrato entre un inversionista y un intermediario donde hay un subyacente (una acción, el valor del petróleo o la tasa de cambio, etc) y se deriva un precio. Cualquier persona puede hacer parte de este mercado y no hay monto mínimo de inversión, aunque la cantidad depende del contrato que se pacta y el reglamento del producto con la entidad que maneje los derivados.

Para ponerte un ejemplo, si tu conoces el mercado del petróleo, sabes que de esta materia prima se derivan productos como la gasolina, plástico, detergentes, neumáticos, botas, etc. Y como el proceso tiene mucho valor agregado, el precio de estos productos es mucho más de lo que vale el producto original, que es el barril de petróleo. Con los contratos de derivados o futuros, como se les conoce también, sucede algo igual.






¿Entonces, en qué quedamos que son los derivados?

Los derivados son productos que maximizan el potencial de una inversión. En síntesis, son un instrumento financiero derivado donde se pacta la compra o venta de un activo a futuro, conocido como subyacente. Los contratos de futuros tienen características estandarizadas. Existen dos clases: derivados estandarizados y los no estandarizados. Te voy a explicar primero que son los estandarizados: A este grupo pertenecen los contratos en los que las características como el activo subyacente, el tamaño del contrato, la fecha de vencimiento y el método de liquidación están predeterminados. Estos son contratos que pueden ser realizados en la BMV. Por ejemplo: Juan quiere adquirir un futuro de $10.000 dólares, donde puede elegir qué tipo de futuro quiere realizar, según los estándares de la bolsa de valores.

Los no estandarizados son los futuros que se negocian por fuera del ámbito de las bolsas normales. Las características de estos derivados es que existe un riesgo de contraparte y la negociación se realiza de forma bilateral, con contratos hechos a la medida del cliente.

Ejemplo, Carlos quiere comprar una maquina de imprenta con un valor de $18.000 dólares. Él tiene ese dinero pero por cuestiones logísticas, necesita realizar la compra en 4 meses. Carlos teme que en los días siguientes, la maquina le salga más cara por cuenta del alza del dólar así que se acerca a un banco y realiza un futuro no estandarizado con dicho banco por $18.000 dólares. Carlos da el equivalente al banco en pesos y la entidad le asegura que en los 4 meses tendrá los $18.000 dólares. Así, Carlos se cubre de que su dinero no pierda poder adquisitivo con el cambio del dólar y así pueda comprar la maquina de imprenta.

Ahora que ya sabes los dos tipos de contratos y derivados, te voy a escribir dos conceptos generales que son importantes. Futuro: este es un derivado estandarizado en el que se pacta la compra o venta de un activo en una fecha futura a un precio determinado. Los futuros son productos con características predeterminadas que son definidos por la BMV.

Garantías en el mercado de derivados: son un porcentaje del total de contrato que tiene que entregar cada una de las partes para poder operar el futuro.



Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar