Blog Finanzas Personales: Ahorro, Inversiones & más…
Consejos para que tu dinero trabaje para ti

¿Cómo comienzo mi ahorro?

Este blog es creado, para ayudar a las personas interesadas en el mundo de las finanzas, que aún no tienen cantidades millonarias, pero que están en búsqueda de formas que les permitan maximizar sus recursos, acceder a inversiones con capitales menores y tener los mismos rendimientos que grandes íconos del sector financiero como Warren Buffet, George Soros o John Paulson. Sí, obviamente no igualamos sus fortunas, pero podemos acceder a buenos fondos e instrumentos, sin necesidad de ser ricos, sólo informándonos y cambiando hábitos que no nos benefician en nuestra intención de tener una buena cultura financiera.

 

 

¿Cómo comienzo mi ahorro?

 

 

 

¿Cómo comienzo mi ahorro?

 

Dentro de todos los temas que encontramos en finanzas personales, sin duda el ahorro es un tema básico, claro, después de poner en orden tus deudas, tener un presupuesto y manejo correcto de tarjetas de crédito, podemos hablar  de acumular y posteriormente multiplicar esos recursos. Por eso hoy te voy a dar algunos consejos básicos para generar un ahorro.

 

Casi todo mundo o la mayoría de las personas creemos que ahorrar es bueno, pese a ello, no todos lo hacemos, claro, no es de asombrarnos,  ya que de igual modo, sabemos que hacer ejercicio es básico para tener una vida saludable, sin embargo, cada año nuevo nos concentramos en este propósito el cuál casi nunca dura más de 3 meses.

 

Ahorrar es hacerlo un hábito

¿Por qué sucede esto? Bueno, crear un hábito o modificar un mal hábito es de las tareas más complejas que existen, así que el primer consejo que puede ayudarte para ahorrar, es tener un instrumento de ahorro que te ayude a disciplinarte, a través de un esquema un tanto “rígido”, dónde podamos, sistematizar las aportaciones.

 

Ahorra antes de gastar

Esto nos lleva al segundo consejo, “Ahorra desde el primer peso”, para ayudar a crear el hábito, lo que debemos hacer es destinar una cantidad que nos quede cómoda, es decir que no modifique nuestro estilo de vida, para evitar sufrirlo y que terminemos suspendiéndolo, cómo mencioné en el punto anterior, es preferible que se aporte el primer día que recibimos nuestro ingreso, de manera automática, para evitar no caer en la tentación de gastarlo en cualquier banalidad.

 

Determina una meta

Ok, ya vamos avanzados, para este punto, ahorramos una cantidad cómoda de forma mensual, sistematizada. ¿Pero cuál es el fin para dejar de gastar ese dinero en el ahora? Esa razón es nuestra meta, nuestro sueño a corto, mediano y largo plazo: Un viaje al extranjero, una casa, un retiro digno y feliz, un coche (el que a ti te apasione), sin embargo, debes atar tu ahorro a un objetivo, ya que si no tienes una idea clara, terminarás desertando, tal como el GYM, en la tercera o cuarta semana.

 

Además de ser constantes ¿Para qué más sirve determinar un objetivo?

 

Que el dinero trabaje para ti

Sencillo… Ya que ahorras basado en los puntos anteriores, ahora debes considerar poner a trabajar ese dinero, para ti y tus objetivos, recuerda dinero atrae más dinero.  Así que debes ahorrar en un instrumento que te de rendimientos por encima de inflación, así que con este requisito podemos descartar diversos tipos de ahorro cómo dejarlo en tu cuenta de nómina, guardarlo debajo del colchón y las famosas tandas, puede sonar a broma, pero estos métodos son más usuales de lo que imaginas, a pesar de no generar ningún tipo de interés y poder comprar cada vez menos con ese dinero.

 

Define el tiempo de tu ahorro

Existen muchos tipos de inversión, con diferentes riesgos, así que ¿Cómo podemos saber en dónde guardar el dinero que tenemos destinado para nuestras metas? Sencillo, el primer paso es saber cuánto tiempo nos tomará llegar a esa meta, en cuánto tiempo vamos a requerir el dinero, para así poder asumir el riesgo adecuado. Si es a corto plazo (como 1 año), los instrumentos de deuda son la opción adecuada, si tenemos un margen de tiempo mayor, instrumentos de renta variable (acciones) pueden funcionar perfecto para nosotros.

 

Estos son algunos consejos básicos para comenzar a poner orden en tus finanzas personales, y lo único que puede pasar si los pones en práctica es que cambies tu vida, mejorando tu relación con el dinero, y esto se verá reflejado en más ceros en tu cuenta de ahorro.