Rankia USA Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal
Acceder
Blog Finanzas Saludables
Blog Finanzas Saludables
Blog Finanzas Saludables

Préstamos personales: Las verdades incómodas de las que nadie habla

¿Son los préstamos personales un producto que realmente nos conviene? Estas son las verdades acerca de este aspecto financiero que nadie dice y que todos deben saber.

 

Hay muchas personas que están en contra de los préstamos personales por considerar que uno debería utilizar sus ahorros y nunca pedir prestado. Pero también están aquellos que son fieles devotos de los bancos y los utilizan cada vez que pueden para resolver asuntos pendientes. ¿Cuál es entonces el punto ideal? ¿Son los préstamos personales una herramienta útil o deberíamos eliminarlos de nuestro vocabulario?

Más que tratarse de si son buenos o malos, se trata de conocer en qué se está metiendo al solicitar uno, y para eso debe considerar tres verdades que muchas veces las personas dejan de lado:

 

1. Se está endeudando
Lo mire por donde lo mire, un préstamo personal sigue siendo una deuda que adquiere y que deberá devolver. Está pidiendo prestado, es decir, utilizando un dinero que no es suyo, así que por ninguna manera debe ver a este instrumento como si fuera una fuente de ingresos.

 

2. Pagará intereses
Por más que se trate de una tasa baja, sigue siendo una tasa de interés, es decir, el precio por haber pedido dinero prestado.

 

3. No siempre valen la pena
Si le están cobrando una tasa muy elevada, le dan plazos que no le convienen y las entidades no le ofrecen ningún beneficio, entonces quizás sería mejor preguntarse si realmente le conviene pedir ese dinero prestado.

 

Esas tres verdades le ayudan a pensar dos veces antes de solicitar un préstamo, pero de ninguna manera indican que se trata de un mal instrumento. Si bien los ahorros son la opción ideal, muchas veces surgen necesidades u oportunidades que es bueno aprovechar, y la alternativa de pedir el dinero prestado es la más adecuada.

 

Como siempre, debe evaluar en qué situación se encuentra antes de proceder. Además, no olvide que una forma de lograr un mayor ahorro y evitar arrepentimientos es comparando las alternativas antes de decidirse.

¿Te ha gustado mi artículo?
Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico
Lecturas relacionadas
4 formas en que los millennials pueden empezar a ahorrar
4 formas en que los millennials pueden empezar a ahorrar
¿Eres un ‘millennial’ y necesitas un préstamo? 4 tips para encontrar el mejor
¿Eres un ‘millennial’ y necesitas un préstamo? 4 tips para encontrar el mejor
4 tips para detectar un fraude al solicitar un crédito
4 tips para detectar un fraude al solicitar un crédito
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!
Te puede interesar...
  1. Deudas Buenas y Deudas Malas
  2. Los 5 errores que le impiden alcanzar su paz financiera
  3. 6 gastos que puedes eliminar el 2017
  4. Préstamos inmediatos vs. Préstamos personales: 5 claves
  5. 4 tips para detectar un fraude al solicitar un crédito
  1. Deudas Buenas y Deudas Malas
  2. No dejes que los gastos hormiga hagan hueco a billetera
  3. Trucos para evitar deudas navideñas
  4. Los 5 errores que le impiden alcanzar su paz financiera
  5. 6 gastos que puedes eliminar el 2017

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar