Rankia USA
Blog Fondos de inversión
Los mejores fondos de inversión

¿La información para todos equivale al fin del alfa?

No es un secreto que los inversores han luchado, en muchas ocasiones en vano, por batir al mercado desde la crisis financiera. La mayoría de los hedge funds, por ejemplo, se han visto incapaces de superar la estela de los mercados de acciones y bonos desde inicios del 2010, lo que quiere decir que no han añadido valor respecto a una cartera formada mediante diversificación ingenua, por ejemplo. No han conseguido generar alfa.

Alfa inversores

Factores coyunturales que dificultan la generación de alfa

Los fondos de inversión nunca habían tenido resultados tan malos como los del último año, cuando solo el 27% de los fondos ofrecían mejores rentabilidades que el índice de referencia que seguían. Además, los expertos apuntan, en su mayoría, a que seguirán por debajo de sus benchmarks en 2012.

Gran parte de la culpa de esta tendencia esta atribuida a que los mercados ahora se mueven al son de las declaraciones de políticos y los presidentes de los Bancos Centrales, como el de la Reserva Federal. “Todas las empresas del S&P500 tienen un mismo administrador y su nombre es Ben Bernanke” dicen desde Fidelity.

También es cierto que los activos de los mercados, así como los mercados de deuda y renta variable han estado más correlacionados de lo habitual: la posición de los inversores respecto al riesgo ha sido un factor habitual detrás de los movimientos de precios.

Factores fundamentales que dificultan la generación de alfa

Pero algo más fundamental puede estar sucediendo. Cambios en la disponibilidad de información y en el capital para entrar en el mercado pueden haber complicado la tarea de batir al mercado consistentemente a través de la gestión activa. Puede que nunca más veamos alfa.

Considerad a un joven estudiante de una escuela de negocios con dinero para pagar un terminal de Bloomberg, con algunos movimientos clave puede los informes de múltiples negocios de todo el mundo. Imaginemos ahora un inversor que puede comparar los gráficos de los analistas profesionales, detalles sobre la deuda del grupo además de los accionistas del grupo, los competidores y el sector.

Estos servicios, y otros similares que permiten aprovechar enormes bases de datos de información, han hecho mucho más fácil analizar los precios de los activos, pero mucho más complicado obtener ventajas sobre los demás por actuar de forma más rápida o inteligente.

Algunos gestores cuentan como cuando empezaron como analistas a mediados de los 80, la información ventajosa era un poco más complicada de obtener que simplemente leyendose un informe anual en inglés. Hace 10 o 15 años, sentarte con los clientes y contarles lo bien conectada globalmente que estaba la compañía a través de numerosas oficinas bien organizadas era una ventaja competitiva, ahora ya no. PIMCO, por ejemplo, está organizando sus equipos de investigación a través de cadenas de valor globales en vez de simplemente por sectores o países aislados para encontrar inversiones más atractivas.

Cuando los hedge funds gestionaban 200 billones de dólares, habían probablemente muchas ineficiencias en el mercado que la gente inteligente podía identificar. Ahora la industria tiene más de 10 veces este tamaño, sin embargo, antes de usar apalancamiento, las ineficiencias del mercado aun podían ser suficientemente grandes para generar alfa, incluso cuando el número de inversores a la caza se disparó.

Inversores inteligentes

El efecto puede verse en el estrechamiento de la dispersión de las rentabilidades de los hedge funds – la diferencia entre los mejores y los peores fondos -. En 2011, mientras el hedge fund medio perdía dinero, el top10 lograba un respetable 19’5% de media. Pese a esas llamativas rentabilidades, fue la peor actuación del top10 de hedge funds desde el 2000. Los diez mejores de la industria habían logrado el doble de la rentabilidad media cada año desde la década anterior. El estrechamiento continúa en 2012.

Por supuesto, en un contexto de tipos de interés bajos puede ser más sencillo presentar mejores rentabilidades a través de la gestión activa. Algunos estudios indican, sin embargo, que los fondos de inversión, en suma, lo han hecho bastante peor que los índices pasivos a los que siguen. Desde Morningstar se destaca que los índices y la rentabilidad de los fondos no suele variar demasiado. Calculan que cada año aproximadamente un tercio de los fondos de gestión activa superan a sus benchmarks. Incluso entre los fondos sobre bonos, que son líderes en entradas de capital en Estados Unidos desde la crisis financiera de 2008, menos de un tercio, de media, han batido a su referencia desde 2000.

La información cede su importancia a la habilidad para interpretar los datos

Los inversores experimentados que pelean por recuperar rentabilidades pasadas pueden estar haciéndolo en vano. Las habilidades necesarias para seleccionar títulos que funcionen, tanto bonos como acciones y tanto de valor como de crecimiento, como en las 3 décadas anteriores pueden no ser ya válidas.

Cada vez que entramos en un nuevo ciclo de mercado aparecen algunos héroes. Este mercado favorece a los pocos que puedan discernir las implicaciones inversoras de las intrincadas políticas de Pekín, o a aquellos que anticipen donde podría surgir el próximo Samsung o el próximo Apple.

Los expertos apuntan que aunque es cierto que existe numerosa información disponible, hay que saber interpretarla. Lo que realmente cuenta es la habilidad de preparar e interpretar esos números. Tales habilidades, sin embargo, posiblemente las tengan solo el 5% o el 10% de los inversores actuales.

 

¿Cuánto puedes ahorrar en comisiones de tus fondos de inversión?
  • Calcula rápidamente cuánto podrías ahorrar en comisiones
  • Recibe un informe personalizado en menos de 48 horas
  • Te resolveremos cualquier duda que te surja sobre tu informe
Lecturas relacionadas
Inflación
Una visión a largo plazo de los bonos españoles
Templeton, HSBC, Soros, Fidelity, ING, DWS: Opiniones semanales 13 de septiembre
  1. #1
    agmageton

    Excelente articulo, si cabe añadiría el concepto de eficiencia creado por los algoritmos de alta frecuencia que ha cambiado la microestructura del mercado haciendo que los valores líquidos (como por ejemplo los del sp500), presenten ya toda la información añadida al precio en tiempo real, esto quiere decir la nulidad de ineficiencias en las noticias y previsiones de valores por la rápida incorporación del valor al precio. Este cambio como bien recoge el articulo ha manifestado una correlación muy fuerte en la mayoría de valores, restando poder a la diversificación. Soluciones? para el pequeño inversor las hay, valores menos líquidos y que esten fuera del alcance de la liquidez, ya es común que las acciones esten dominadas por las máquinas sobretodo en valores liquidos SP500 y mayores valores de países.