Blog Fondos de inversión
Los mejores fondos de inversión

Los bonos están caros, pero todavía no estamos en burbuja. Entrevista a Daniel Stefanetti, gestor del Ethna-DEFENSIV

El fondo Ethna-DEFENSIV tiene como objetivo alcanzar una baja volatilidad en el precio del fondo y evitar riesgos innecesarios. Se dirige a inversores interesados en la estabilidad y el mantenimiento del valor, así como a aquellos que deseen beneficiarse de las tendencias y desarrollos de los mercados de deuda mundiales. Entrevistamos a Daniel Stefanetti, gestor senior del fondo.

Entrevista a Daniel Stefanetti, gestor senior de Ethna-DEFENSIV

Ethenea

¿Qué diferencia al Ethna-DEFENSIV del resto de fondos moderados?

La principal ventaja frente a otros fondos defensivos en nuestra capacidad para centrarnos en cualquier clase de activo posible, lo que significa que podemos invertir en todas las clases de activos en las cuales vemos el valor más alto para generar alfa. Como gestores de activos, no seguimos un índice. Esto también implica que podemos reducir los riesgos significativamente en caso de que sea necesario. Este margen es muy importante para el rendimiento y para nosotros. Además, nos da la oportunidad para invertir de forma flexible hasta el 10% en renta variable.

¿Cómo es la toma de decisiones dentro del equipo de gestión del fondo?

Seguimos un enfoque top-down que comienza con una visión global macro anual del año siguiente en diciembre. Además, nos reunimos una vez al mes en nuestro comité estratégico y cada semana mantenemos reuniones tácticas. Es evidente que también tenemos reuniones ad hoc en caso de crisis. Los diferentes comités disponen de toda la información disponible y necesaria y las decisiones se toman de mutuo acuerdo con la autoridad compartida de forma igualitaria entre los miembros del equipo Gestor de Carteras.

Ethenea Defensive

¿Qué proceso seguís para valorar y seleccionar los activos? ¿Cómo determinais que un activo está infravalorado o sobrevalorado?

Comenzamos con un análisis fundamental macro y micro de todas las clases de activos. Posteriormente, estudiamos las políticas monetarias, es decir, los tipos de interés a corto y largo plazo y luego profundizamos en los diferentes mercados y sus especificidades. En el segmento de renta variable, analizamos todos los datos utilizando nuestro modelo propio “ETHENEA market balance sheet”. Nuestra conclusión se basa en 60 factores diferentes resultantes de este modelo. En el segmento de los bonos corporativos, naturalmente trabajamos de forma diferente y analizamos comparaciones dentro del sector, los precios de la curva propia del emisor, el momentum de crédito idiosincrático, por nombrar algunos aspectos…

¿Utilizais posiciones cortas? ¿Qué impacto tiene en vuestro rendimiento y en el control del riesgo?

El uso de posiciones cortas es claramente una forma de gestionar la cartera, ya sea para la duración o la sensibilidad crediticia. Es importante destacar que Ethna-DEFENSIV es estructuralmente un fondo largo. Sin embargo, utilizamos futuros de los tipos de interés, por ejemplo, para cubrir el riesgo básico. Dado que nuestra cartera está centrada actualmente en deuda corporativa, preferimos no tender duración negativa para gestionar nuestros riesgos con cautela. Además, cubrimos el riesgo crediticio de la cartera poniéndonos cortos en índices sintéticos. El principal objetivo de esta estrategia es mantener la sensibilidad y la volatilidad global en niveles bajos, lo cual es indispensable en un entorno de tipos de interés bajos.

¿Cómo gestionáis la calificación media y duración de la cartera?

Como he mencionado anteriormente, la forma más común de gestionar la duración modificada sería usar futuros de tipos de interés. En relación a la calificación crediticia media, decidimos mantener un presupuesto de riesgo entre BBB+ y A-. Esto lo logramos a través de una combinación de emisores con una elevada calificación y una parte dedicada a deuda de alto rendimiento. Sin embargo, me gustaría hacer hincapié en que cada emisor se analiza detalladamente de forma individual antes de invertir.

En un entorno de tipos bajos, ¿cómo podemos encontrar valor en la renta fija?

De forma sencilla: una inversión en bonos consiste en una rentabilidad base, carry y roll-down en la curva. Habiendo mencionado esto, parece obvio que el Bund que registraba recientemente una rentabilidad del 0% no ofrecía valor, especialmente a la luz de una inflación cada vez más elevada en Europa. Nosotros, al igual que otros competidores, buscamos otras oportunidades. Entre otras cosas, descubrimos valor en ciertos bonos con grado de inversión que estaban cotizando a precios competitivos en comparación con sus pares o sus curvas, especialmente si podemos comprarlos en nuevas emisiones. Para Ethna-DEFENSIV, también favorecemos determinados bonos de alto rendimiento con buenas perspectivas para convertirse en grado de inversión con el tiempo con bonos perpetuos tradicionales.

¿Existe una burbuja en la renta fija? ¿qué impacto podría tener en los mercados?

Los bonos están, sin duda, caros, pero aún no vemos que se den todas las condiciones que conducen a una burbuja. La única gran estimación a largo plazo que se ha materializado fue que un mundo globalizado pondría tope a los precios dado que permitiría a las compañías producir de un modo más barato y eficiente. Esto significa que, a menos que suframos un shock externo de inflación, nos encontramos en un entorno bastante positivo. Los bancos centrales han mantenido los tipos de interés muy bajos, el crecimiento económico ha sido lento, pero estable, el QE ha tenido su efecto y los costes laborales han ido aumentando lentamente. En Europa, sin embargo, los tipos a largo plazo son los más caros, a menos que la inflación repunte de repente. Creo que si la Fed sigue adelante con otras tres subidas en 2018 podemos ver incluso que los tipos a largo plazo bajar de nuevo en la segunda mitad del año que viene. Lo mismo puede ser válido para los mercados de crédito. Los diferenciales son muy estrechos pero no esperamos que se produzca una gran ampliación a menos que las condiciones económicas cambien completamente. Si se materializara una fuerte corrección en los tipos o en los diferenciales, el mercado se vería afectado significativamente. Además, como cada vez hay menos creadores de mercado que operen activamente en bonos, es fácil imaginar el daño potencial para los mercados financieros si mucha gente intenta entrar por la misma puerta, Sin embargo, como señalé anteriormente, monitorizamos de cerca la situación y actualmente no vemos un motivo inminente de preocupación.

¿Qué puede hacer un inversor conservador en este entorno de mercado?

A un inversor conservador le recomendaría elegir un buen fondo mixto defensivo que invierta en diferentes clases de activos y que cuente con una buena trayectoria, baja volatilidad y sin índice de referencia. Después de mucho tiempo en renta variable y con un bajo nivel de los rendimientos tanto reales como nominales, creo que los fondos con suficiente flexibilidad para recortar su asignación de activos y evitar los activos de riesgo en tiempos de turbulencias, ofrece a los inversores el mejor riesgo retorno a medio plazo.