GBPUSD – El Cable no se decide

Podemos ver a la divisa británica que no deja claro en qué zona quiere cotizar. Por un lado tenemos dos mínimos muy significativos que se dieron a comienzos de año y a comienzos de junio en los entornos de los 1.5248. Por otro lado tenemos otros dos máximos a la misma altura en unos periodos de tiempo que los separan cinco meses y que tienes muchas similitudes con los mínimos comentados ya que comparten misma altura en precio y misma distancia en tiempo.

En cuanto al impulso alcista generado desde mediados de agosto y que lo llevó a igualar los máximos de abril se produjo en un breve espacio de tiempo generando una recta de elevada inclinación que fue cruzada ayer y que nos marcará el rumbo a partir de ahora ya que si la divisa vuelve a ella podríamos considerar que otro impulso puede suceder y que podrían saltar muchos stops en zonas de máximos.

Después de formar los máximos de año en el GBPUSD el precio ha venido consolidando en una canal lateral bajista que ayer superó a la baja. Para una recuperación de los niveles previos es vital que la divisa vuelva a dicho canal y termine de consolidar la zona. Desde el comienzo del  impulso vertical de este verano hasta el máximo comentado, el Cable ha corregido el 38.2% de nivel de Fibonacci (nivel actual) cosa que deberíamos tomar en cuenta a la hora de no confundirnos con la tendencia principal ya que todo lo que se encuentre por encima es considerado un retroceso con elevada armonía.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar