¿Hasta donde caerá el dólar?

Un paseo por la historia del dólar

Últimamente la debilidad del dólar está llevando a cuestionarse si puede continuar como moneda de referencia en los mercados internacionales o no. Es interesante consultar la referencia del Washington Daily, Dollar’s days of dominance may end y echar un vistazo a su historia para poder posicionarnos.

La historia del dólar está vinculada al poder político, económico y financiero. Allá por los primeros tiempos de EEUU como germen de nación, en 1690 el gobierno de las entonces colonias inglesas, emitió papel moneda, viendo el Banco de Inglaterra en esta acción un atisbo de la posible independencia que finalmente llevó a la guerra. La financiación de la contienda provocó la necesidad de un sistema bancario central propio y así, en 1791 nació el “Primer Banco de Norteamérica” de Hamilton con $500.000 donados por el Gobierno gracias al oro prestado por Francia para financiar la guerra (J. Markham, “A Financial History of the US”).

Coincidiendo en el tiempo,el Sr. Salomon(acuérdense de Salomon Brother el mítico banco de inversión integrado años atrás en Citigroup), se convirtió en el primer financiador del Tesoro de Estados Unidos al comprar $200.000 en obligaciones mientras que en 1792, veinticuatro negociantes crearon la Bolsa de Nueva York, con lo que se establecían las cuatro bases del sistema financiero actual: la Reserva Federal o FED, la bolsa o Wall Street, el Tesoro y el Gobierno.) El papel de la FED entonces distaba mucho del de ahora y no se consideraba un banco central por discrepancias entre el gobierno y los distintos bancos federales.

Siguiendo con la historia, en un principio existieron varios tipos de monedas, pero el primer intento serio de crear un dólar se materializó en 1861 cuando el Tesoro imprimió 250 millones de “greenbacks” al 0% de interés para no endeudarse al 24% con los bancos (American Memory, Documentos Congresuales 1774-1875),si bien el Gobierno Confederado ya también tenía el suyo que coloca gracias a la garantía del algodón de Emmanuel Lehman (Lehman Brothers, -este nombre a día de hoy trae escalofríos, que pena de especuladores y malos gestores que llevaron a la quiebra a tan ilustre banco de inversión-).
Si continuamos persiguiendo al billete verde por la Wikipedia, encontramos que desde 1844, los billetes del Banco de Inglaterra eran respaldados por oroy, que aquellos “greenbacks”o abuelos del billete verde, pasaban a estar también respaldados por oro.

El dólar en el siglo XX: del patrón oro al patrón dólar.

En 1915, EEUU es ya el mayor país exportador, e históricamente, cuando un país se convierte en la primera potencia económica, su moneda se convierte en la moneda de referencia (denarios, dinares, libras… incluso Banliang–moneda china, s.IV aC-) lo que le permite prestar a otros países en dólares dentro de un patrón oro con muchas ventajas: la emisión de moneda está limitada y los déficits bajo control.

El problema es que después de 1918, los países necesitaron dinero para pagar sus deudas y el patrón oro no dejaba hacerlo, con lo que en Génova se creó un nuevo sistema. La excesiva oferta de dólares en la economía real se transmitió a la economía financiera y fue una de las casusas dela gran crisis del 29. El Obama de entonces, el Presidente Roosevelt acabó con la convertibilidad del dólar (ya sólo los gobiernos y bancos centrales podrían convertirlos) y aprueba la EO 6102: “persons are required to deliver to the Fed all gold coin, gold bullion owned by them” (Wikipedia, Executive Order 6102).

El dólar pasó de valer 20.67 a 35 dólares y de 25.8 gramos a 15.23 gramos de oro 900 de pureza. Sólo los extranjeros podían vender a35$. Ahí demostró la banca de inversión sus principios de arbitraje, comprando dólares en EEUU a 20$/onza y enviándolos a Londres y vendiéndolos a 35$/onza.

El tratado Bretton Woodspone a cero de nuevo el sistema: solo el dólar será convertible a 35$/onza y a su vez, todas las monedas serán convertibles en dólares. La FED seguirá imprimiendo dólares para asegurar el crecimiento y EEUU continuará con sus déficits, pero los bancos centrales de Europa no podrán cambiarlos por oro. Todo parecía perfecto, hasta que los franceses (sabemos que son especiales) exigió la conversión de sus dólares. El oro pasó de 35$ a 44$/onza y en 1971, el Gobierno de Estados Unidos eliminó definitivamente la conversión. Fin del patrón oro. El dólar es el nuevo patrón. Un dólar no vale 0.8 gramos de oro sino la confianza que da la economía americana. Esto a dia de hoy en 2009 es mucho decir (ver comentarios de blogs anteriores donde se aprecia la volatilidad del dólar en los últimos 12 meses)

Desde 1071 se pactó cómo controlar el dólar:

a) Smithsonian Agreement para reevaluar las monedas;
b) mecanismo de flotación, documento donde Conally explica a Europa que el “dollar is our currency but your problem”;
c) impidiendo el aumento de precio del oro (el London Gold Pool de Roosa, los Acuerdos de Jamaicadel 76, la venta del 30% de las reservas de oro del FMI);
d) el Tesoro y la Fed con los $50.000 millones del Exchange Stabilization Fund para alterar el dólar sin tocar la oferta monetaria. Solo se crece multiplicando el crédito. El crédito da la felicidad. “El abandono del patrón oro hizo posible que los políticos usaran el sistema bancario para expandir ilimitadamente el crédito” (Greenspan,Gold and Economic Freedom).

Del dólar “fuerte” al dólar “débil”.

En 1985 el déficit de EEUU alcanzó el 3%. El G-5 declaró en el Hotel Plaza que la "appreciation of the non-dollar currencies against the dollar is desirable”. En 1987, el G-6 compró $87.000 millones para parar la caída del dólar según los Acuerdos del Louvre.

Pero ¿cómo aunar inflación domestica baja, crecimiento económico mundial y fin de las crisis? Robert Rubin, ex Secretario del Tesoro norteamericano, parece tener la solución: se importan productos básicos baratos pagados con un dólar “fuerte” y el déficit comercial se compensa con superávit de la balanza de capitales. Las importaciones primarias baratas permitirán al ciudadano endeudarse en inmuebles y todo el mundo gana. Las familias felices con sus inmuebles, los países asiáticos felices vendiendo sus productos y en Wall Street se empieza a experimentar con derivados en dólares….

En 1999 nace el euro como el resultante de la unión de las monedas de los países entonces integrantes de la UE. El dólar pasó de cotizar 0.86$/€ en enero de 1999 a 1.16$/€ en enero de 2002 para depreciarse hasta 0.63$/€ en junio de 2008.

La creación de dólares a través de derivados y su reciclado en la economía mundial vía déficit provoca su devaluación pero los tipos bajos permiten posponer las deudas. Todo debería mantenerse pero…… en septiembre de 2008 Lehman Brothers se declaró en bancarrota: bancos y hedge funds necesitaron dólares y deshicieron sus posiciones (de julio a diciembre de 2008 los residentes americanos vendieron $456.000 millones en activos financieros en el extranjero). El dólar se apreció un 23% de junio de 2008 a febrero de 2009 frente al euro. El mundo financiero necesitaba de nuevo dólares.

Ahora parece que el objetivo es un dólar “débil” para recuperar el mercado inmobiliario y ayudar al pago de las deudas. El Sr. Geithner, secretario del tesoro, parece confirmarlo declarando justo lo contrario (estos políticos…).La Fed incrementa la línea de intercambio de monedas en $287.000 millones y el BCE vende 35 toneladas de oro para comprar dólares.

Reflexiones de futuro: el euro y el yuan como alternativas al dólar.

Si pensamos en estos más de 100 años de vida del dólar como divisa de referencia a nivel mundial, la consistencia de la economía norteamericana y su importancia en el mundo, las únicas divisas que podrían ser su alternativa serían el euro, con las 25 economías que lo respaldan, y el yuan, por el gigante chino que crece al 9% sin inmutarse.

En el medio plazo no vemos viable ninguna de las dos como repuesto. En el medio plazo el yuan no ocupara el lugar del dólar porque China, Japón y los países del Golfo productores de petróleo, necesitan un dólar fuerte para ayudar la competitividad de sus productos.

Hay tímidos pasos (convertibilidad limitada, acuerdos de intercambios con Bancos Centrales, emisión de bonos) pero para que sea la moneda de referencia, el yuan debe enfrentarse con la realidad de la Teoría económica e incurrir y mantener déficits permanentes por cuenta corriente, imprimiendo y/o emitiendo obligaciones en yuanes. Es imposible tener superávit, liquidez, crecimiento del comercio mundial y moneda universal a la vez, por lo que creemos que los chinos preferirán mantener su balanza comercial saneada, vender más que comprar, liderar el comercio mundial, y mantener el yuan como un mero invitado al panorama mundial.

El euro se ha apreciado un 37% desde el 1999, pero con la incorporación de nuevos países a la moneda, si comparamos la competitividad, en estos años sólo ha subido un 17%. Ni a Alemania ni a Francia les interesa un euro como moneda mundial de reserva con la dependencia energética exterior de la UE y sus economías basadas en la exportación como base del crecimiento. Las palabras de Trichet esta semana lo dejan claro, no quiere un euro demasiado fuerte porque perjudica la recuperación de las economías europeas, pero tolerarán la debilidad actual del dólar para permitir la recuperación de Estados Unidos.

Para no ser pesados con esta disertación dejamos para la próxima semana el caso aparte de la libra y el yen. Observemos ahora los gráficos a corto y a largo del euro/dólar y veamos cómo el 1,50$/€ que preveíamos hace meses ya está ahí y que el siguiente escalónestará en el 1,54$/€




Dña. Sara Pérez-Frutos
Directora General de DraconPartners
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar