Banco Central Europeo: un nuevo paso en la relajación de la política monetaria y su efecto en el dólar/euro

Desde el pasado octubre, el Banco Central Europeo, ha estado reduciendo de forma muy importante los tipos de interés, y por primera vez desde su creación ha ido dando pistas a los mercados sobre su siguiente movimiento.

El pasado mes cuando recorto hasta el 1,5% el tipo de intervención, su gobernador comentó que probablemente la economía no necesitaría nuevos recortes a lo largo del siguiente mes, lo que permitió que el euro recuperarse desde el 1.25$/euro hasta los 1.36$/ euro. Es cierto que el movimiento fue más por debilidad del dólar al anunciar la Reserva Federal compras masivas de deuda a largo plazo (lo que implica que se “sacan bonos del sistema y se inyecta liquidez”, a más liquidez, menos valor de la moneda), pero tipos en Europa un punto por encima de los tipos americanos daban un cierto sustento a nuestra divisa.

Sin embargo el ultimo mes ha sido bastante desalentador en cuanto a datos macroeconómicos en la eurozona. En EEUU hemos podido observar ciertos indicadores que dan muestras de recuperación, pronosticando de alguna medida un suelo en la recesión (Ventas de viviendas nuevas subiendo, peticiones de hipotecas subiendo mas de un 20%, peticiones de bienes duraderos dejando de caer y subiendo contra las estimaciones…).

En Europa, por el contrario el IFO alemán, el PIB del Reino nido y la tasa de Inflación armonizada de España, son ejemplos de cómo las economías no siguen decreciendo, con la confianza de los empresarios y consumidores por los suelos, y con una inflación que empieza a mostrar su peor cara (con tasas negativas).

Ente este panorama, en la reunión del próximo jueves el BCE se podría ver avocado a reducir de nuevo los tipos de interés para presentarse en la reunión del próximo fin de semana del G-20 con alguna medida tomada. El mercado esta descontando un recorte de 50 puntos básicos que dejaran el tipo de intervención en un nuevo mínimo histórico el 1%. Deberían de añadirse además medidas de nuevas inyecciones de liquidez al estilo de la FED, aunque la compra de bonos por parte de l BCE no está dentro de la idiosincrasia habitual del BCE.


Con este panorama y la vuelta que se ha dado el dólar, vemos en un gráfico a largo plazo la figura de doble suelo que nos podría indicar un cambio de tendencia bajista afrente al euro. En el corto plazo esperamos ver los niveles de 1,28$/euro, para poder tomar posiciones bajistas frente a la divisa europea.


Dña. Sara Pérez-Frutos
Directora General de DraconPartners
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar