Dólar-Yen: La fortaleza del Sol Naciente

Desde mediados del 2007, el Yen ha sufrido una revalorización desde niveles de 123 Yenes/Dólar a máximos cercanos a 90 Yenes/Dólar conformando, desde el punto de vista técnico, un doble suelo en dichos niveles.

Podemos observar como la cotización del par está encuadrada en un canal bajista desde mediados del 2007. Es más, si nos vamos a la serie histórica del par, comprobaremos como existe una tendencia superprimaria bajista con una sucesión de mínimos decrecientes en toda la serie.

La combinación entre las estrategias de cobertura de tipo de cambio en Japón (por el volumen de exportaciones de dicho país) y la falta de disposición por parte del Banco de Japón  a endurecer la política monetaria  en el corto plazo, ha llevado al Yen a una estrecha correlación con la curva de tipos americana.

Con el actual escenario de tipos de interés en EEUU, donde tras la reunión del FOMC (Comité de Mercados Abertos de la FEF) de esta semana, se ha dejado claro que los tipos seguirán en mínimos durante “un periodo extendido de tiempo”, se refuerza la hipótesis de un Yen fuerte estructuralmente hablando, pero con poco margen de apreciación en el Corto Plazo.

El Banco de Japón ha vuelto a una política de tipos de intervención cercana a 0% (con el tipo overnight en 0,10%), y a pesar de ser teóricamente una moneda con tipo de cambio flotante, es intervenida usualmente por el Banco de Japón.

Desde el punto de vista del crecimiento económico, el mercado descuenta para Japón, crecimientos moderados en el PIB (alrededor del 1,5% para 2010 y 2011). Dicho crecimiento debería  estar basado en las exportaciones, tradicional motor de la economía japonesa,  y en  una tímida recuperación de la demanda interna, catalizada por las políticas fiscales y la mejora del mercado laboral. Por estas razones, se sigue barajando un escenario deflacionista en un corto plazo.

El diferencial de tipos entre EEUU y Japón es la clave para el devenir de la cotización del par en los próximos meses. El volumen de exportaciones está aumentando, y por consiguiente las operaciones de cobertura de divisa tambien, ya que el nivel de tipos de interés de EEUU, y por consiguiente la fortaleza de Yen, podrá ahorrar costes de cobertura a los exportadores. Por lo tanto, como comentamos antes, volumen de exportaciones y política monetaria (quantitative easing) serán los motores de la futura evolución del par.

Desde el punto de vista del análisis técnico, tras haber marcado un mínimo de 83 Yenes/Dólar, creemos que la sostenibilidad del rebote depende en gran medida de la posibilidad de superación de la media de 200 sesiones y la resistencia de 92 Yenes/Dólar. Tras dicha resistencia, la superación de 94 Yenes/Dólar sumaría credibilidad a dicho rebote ya que habría penetrado la parte superior del canal con margen suficiente como para poder pensar en un cambio de tendencia a Medio Plazo.

Departamento de Análisis de Dracon Partners
C/ Velázquez, 59 - 6º CentroIzda
28001 Madrid
Tel: +34 91 577 19 85 Fax: +34 91 781 03 43
www.draconpartners.ws

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar