La correlación entre la renta variable y el par euro – dólares USA es seguida y consabida, pero hay otra correlación entre renta variable, euros y dólares bastante menos conocida, aunque bastante precisa. Se trata del par euro – dólar neozelandés y es una correlación negativa, seguramente debida a que el dólar de Nueva Zelanda, también llamado kiwi, tiene cierta importancia como divisa para operaciones de carry trade en momentos de poco riesgo.

En el gráfico que he preparado se puede observar cómo el par eur-nzd comienza su ascenso en el verano de 2007 y lo hace de modo inexorable y continuado hasta los meses de febrero y marzo de 2009, cuando forma un doble techo que sirve de referencia extremadamente válida para confirmar la vuelta alcista de los mercados de acciones. A partir de ese momento, inicia un descenso paulatino y nuevamente continuado hasta el momento actual, donde ha roto su directriz bajista y ha realizado un mínimo relativo creciente.
Los seguidores de tendencia e inversores de medio plazo sin duda sabrán apreciar en su justa medida los movimientos tendenciales fiables que ha realizado el par euro – kiwi. Entre marzo y mayo de 2008 refleja la correlación negativa, pero prácticamente desatiende el rebote de la renta variable y otro tanto hace en las caídas de junio y julio de 2009. Se debe, por tanto, seguir el par con atención.

La correlación entre el euro y la corona sueca se ha venido desarrollando en los últimos meses. Es una correlación negativa, que se está comportando bien, con unos movimientos por parte de la corona sueca suaves y poco amplios. Es igualmente reseñable observar cómo este par tampoco ha respondido con descensos al último movimiento al alza de la renta variable, sino que ha consolidado su zona de 10.
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar