1
Este contenido tiene más de 7 años
Quien haya leído la obra de Tolkien, El Hobbit, o haya visto la segunda parte de la trilogía, "La desolación de Smaug", sabrá que Smaug es el nombre de un gigantesco dragón que cuida y vigila una tesoro compuesto por piedras preciosas, plata y sobre todo una gran cantidad de oro.
El apetito insaciable de Smaug por el oro, fue el que lo condujo a apropiarse de dichas riquezas que antes tuvieron como dueños a los enanos de la Montaña.
Esa representación fantástica, sin embargo, bien la podemos equiparar a lo que, en el mundo real, está sucediendo con el gigantesco “dragón” asiático: China.
 

China, el Smaug asiático

El gigante asiático está más codicioso que nunca por acumular oro. Así lo corroboran todas las estadísticas.
La agencia estatal de noticias Xinhua dio a conocer hace unos días que el consumo de oro durante 2013, ascendió a un total de 1,176.3 toneladas.
Y así fue que la demanda aumentó un 41.36 por ciento respecto al año anterior, y es casi el triple de su producción minera total, según datos de la Asociación del Oro de China (CGA, por sus siglas en inglés).
Además cabe añadir que China se ha consolidado asimismo como el principal productor mundial, producción que además no sale del territorio del país asiático.
 
china oro
 
Esa cifra de 1,176.3 tons. implica que por primera vez (como ya lo habíamos previsto en inteligencia financiera global) China habría sobrepasado a India como el principal consumidor global.
Cabe destacar que dicho aumento se dio en un contexto en el que de precios estaban en tendencia bajísta y que terminó con una racha positiva del precio del oro que duró 12 años. 
 
Así que mientras en Occidente los medios y los enemigos del oro (que es el dinero real) no dejaban de criticarlo por perder todo su brillo, en Oriente daban las gracias por poner a un precio tan barato un activo tan valioso como el oro.
Es una oportunidad que los chinos no la están malgastando, al grado que estadísticas no oficiales pero sustentadas, dan a conocer de que la demanda real de oro es casi del doble de lo que reporta la CGA.
 

La demanda real de oro

Koos Jansen, autor del blog In Gold We Trust y especialista del mercado chino, calcula que la demanda real de oro es de al menos 2197 toneladas.
Jansen basa sus cálculos en las entregas físicas que efectúa la Bolsa de Oro de Shanghai (SGE).
Hasta 2007, la cantidad sacada de los almacenes del SGE era considerada como la oficial para medir la demanda china.
Sin embargo, a partir de 2008 (año en el que como ya sabemos fue el inicio de la crisis global) la CGA cambió la forma de medir la demanda de oro, de un nivel mayorista a uno minorista. Este ajuste le habría permitido, según el autor de ese blog, manipular a la baja las cifras reales al esconder demanda de inversión.
 
Dicho de otra forma, el Dragón Smaug de Asia, China, no quiere que se sepa a nivel internacional cuánto oro físico está acumulando, pues la mayoría lo está consiguiendo al vaciar las arcas occidentales. Desde luego, la manipulación a la baja de las cifras solamente puede deberse a una orden expresa de Pekín. 
 
Jansen asegura que en los Reportes del Mercado de Oro de China de 2007 a 2011, las cífras de demanda que aparecían eran iguales a los retiros del SGE, por lo que debería seguirse considerando así, como ahora él lo hace. Pero en 2012  ya no se emitió dicho Reporte, ni se ha vuelto a publicar desde entonces. 
 
Llama la atención que en el último reporte que se emitió, el de 2011, ya se decía que:
La desregulación del control del oro para abrir su mercado al público en 2002, llevó a un incremento constante de la demanda de oro de China, que excedió de un modo sin precedentes las mil toneladas en 2011…
Lo que viene a significar que es falso que 2013 haya sido el primer año en el que China haya comprado más de mil toneladas de oro físico, como ahora lo remite la CGA para que lo reproduzcan los medios extranjeros. En otras palabras, la CGA es una para el mercado interno, y otra para el exterior.
Fuentes de Jansen le han dicho que el Banco Popular de China (Banco Central del gigante asiático) no compra su oro por medio del SGE, por lo que incluso la cifra de 2,197 toneladas de los retiros del SGE en 2013, se quedaría corta para reflejar la demanda final real de China.
Recordemos que el PBoC (Banco Central de China) no ha modificado ante el FMI su cantidad de reservas de oro, pero diversos analistas apuntamos a que estaría acumulándolas de forma secreta.
 

En 2014 el apetito de Smaug por el oro aumenta

Las bóvedas del SGE entregaron, tan solo en el primer mes del 2014, un total de 247 toneladas de oro, un incremento de 43 por ciento respecto a enero de 2013, y un nuevo récord mensual.
Así, el China sigue preparando el terreno para el día en que, bajo un nuevo sistema monetario, su divisa, el renminbi, juegue un rol importante gracias al respaldo del oro. Parece que sus rivales occidentales olvidaron la regla de oro:
Quien tiene el oro, pone las reglas.
 
  1. #1
    17/02/14 06:51

    Hola Guillermo! ¿Crees que China piensa que puede quebrar el sistema financiero actual y que volveríamos al patrón oro?

    Un saludo!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar