Rankia USA Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal
Acceder
1 recomendaciones

El viernes de la semana pasada, el prestigioso banco británico Barclays PLC recibió una multa de 26 millones de Pounds (libras esterlinas) por manipulación a la baja en los precios referenciales del oro (London Gold Fix, LGF) en 2012 y evadiendo el pago de 2.3 millones a uno de sus clientes por este motivo.

Barclays London Gold Fix

Toda esta historia se remontas hasta junio de ese mismo año, en el que el operador Daniel Plunkett vendió una opción digital por la que pagaría la cantidad señaladas si LGF del 28 de junio a las 15:00 GMT quedaba por encima del importante nivel de 1,558.96 dólares por onza. Es decir, si quedaba igual o por debajo de ese nivel, no le pagaría nada.

La tentación de mover el precio del metal dorado era evidente, y obviamente Barclays es hasta hoy en día uno de los bancos que más determina el London Gold Fix.

 

La trama de Daniel Plunkett

Resulta que en tal fecha acordada, el precio estaba por encima del nivel fijado, así que Plunkett entró en acción y envió una orden de venta, situando a Barclays como oferente de 130 barrar de oro a 1,558.50 dólares. Con este acción, luego de que cada miembro expusiera su interés, las órdenes de venta sobrepasaban a las de compra, por lo que el precio bajo hasta que los agentes del mercado quedaran equilibrados. Obviamente Plunkett conocía esto, y una vez llegado a tal punto, retiró la orden inicial. Para su mala fortuna, el interés de compra subió lo mismo que los precios, por lo que a las 15:09 GMT volvió a enviar una orden de venta, esta vez por 150 lingotes de oro. La estrategia en la segunda ocasión le salió bien, y el precio quedó fijado en 1,558.50 dólares.

Manipulación Daniel Plunkett Barclays

Plunkett salvó a Barclays de pagar 2.3 millones de libras, pero no de que el cliente sospechara que el precio de las 14:50 GMT fuera más alto que el de las 15:00 GMT. Tras un largo fin de semana, Plunkett confesó todo a sus superiores del banco, razón por la cual fue despedido, el cliente reembolsado y Barclays, hoy, multada. El castigo para Daniel Plunkett fue la prohibición de trabajar en el sector de por vida y la multa de 95,600 libras.

Así como la LSF, la LGF debe desaparecer

Pese a que la Autoridad de Conducta Financiera británica (FCA, por sus siglas en inglés) ve este caso como un hecho “aislado”, no existen garantías de que esto sea así. La trama de Daniel Plunkett nos habla también sobre la vulnerabilidad que mantiene el LGF desde su interior y, ahora que se acerca el fin de su análogo en la plata (London Silver Fix, LSF), es el momento de que el LGF también desaparezca.

Por el manejo que se le ha dado a este caso en los medios de comunicación, tengo la sensación de que desean convertirlo en una especie de “sacrificio” que, por un lado, aporte “soluciones” a los que denuncian manipulación, pero por otro, desde intacta la permanente e importante manipulación del precio del oro, cuyas orígenes nos llevan al centro del sistema y a instituciones como la Reserva Federal de los Estados Unidos, el Banco de Inglaterra y el Banco de Pagos Internacionales, el tan “olvidado” pero padre de los bancos centrales. Castigar a un solo “trader” no es ni solucionar la punta del iceberg del problema.

Son los propios bancos centrales lo que, a través de oscuros “préstamos” apalancados del oro, mantienen deprimidas las cotizaciones del metal con el objetivo de aparentar valor y fortaleza en sus divisas fiduciarias y, en general, a todo el sistema, corrupto, monetario global.

La lucha contra la manipulación del oro debe continuar

Quien piense que la manipulación en el precio del Rey de los metales llega a su fin con el caso Barclays-Plunkett, se equivoca. Estos hechos deben seguir denunciándose dado que los grandes manipuladores detrás del sistema nunca serán perseguidos, pues el sistema evidentemente no perseguirá y castigará a él mismo. Lo único que podemos hacer es protegernos en lo individual. Pero el engaño no quedará impune  y cuando llegue, el verdugo acabará con el mercado al que tanto han intentado falsear.

  1. #1
    carlos hernan

    Obviamente la manipulación en el oro y la plata se mantendrá ante la mirada pasiva de las grandes autoridades económicas, cuando estos son los verdaderos activos de valor puro.
    Un saludo Guillermo.

1 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...