Dólar, Prima de Riesgo, Mercados, ¿Dónde acaba la correción?

1

Tradicionalmente, el mes de mayo es complicado para los mercados, la primavera alegra el espíritu de la muchedumbre, de los inversores, mientras que los mercados parecen aprovechar ese descuido de optimismo de los inversores y suelen caer.

Estos días ha sido el aniversario del famoso Flash Crash de 2010 así como del techo de mercado del pasado 3 de mayo de 2011 desde el que se inició una corrección que evaporó algo más del 20% en cuestión de cuatro meses, y esto por no mencionar el fatídico mayo de 2008. Vean en el gráfico siguiente el comportamiento de los mercados, señalando los peligrosos meses de mayo desde 2008.

SP500. SEMANAL

SP500 Semanal

Para este año, presidencial USA, el panorama primaveral del mercado ¿pinta igual?. Las bolsas vienen mostrando inestabilidad y caídas desde que Goldman Sachs lanzó aquel informe a finales de marzo anunciando la gran oportunidad que suponía comprar bolsa, coincidiendo con zona de máximos desde 2008 (SP500 sobre 1.400 puntos) y con un momento cíclico anunciando elevada probabilidad de giro de tendencia, tal como se produjo.

Después vimos otros informes positivos, como el efecto “Apple se va a $1.001 por acción”, ventas masivas de insiders y todo un cúmulo de detalles para la preocupación que hemos venido compartiendo con ustedes puntualmente.

Los precios de las bolsas están corrigiendo, el Dólar se está fortaleciendo y parece además haber roto definitivamente la pauta técnica lateral que ha estado desarrollando durante tantos meses.

DÓLAR INDEX, MENSUAL

Dolar Index Mensual

La superación de la zona 81.20 proyectará la cotización del dólar al alza adicionalmente y en un porcentaje no despreciable, aproximadamente del 5%. Trasladado a la paridad Euro-Dólar, la penetración clara del soporte 1.30 que viene mostrando desde la pasada semana, debería conducir al Euro hacia zona de mínimos del mes de enero, el entorno 1.26, al menos, vean gráfico,

EURO DÓLAR SEMANAL

Euro Dolar Semanal

Las correlaciones internas de mercados alertan de que tal escenario para el Dólar es estadísticamente negativo para los mercados de acciones, tal como estamos observando en tiempo real, y confirma la expectativa correctiva de las bolsas para próximas sesiones, semanas quizá.

La excusa europea es perfecta para desatar el pánico entre los inversores y caídas adicionales están servidas. Hoy las pantallas muestran color rojo chillón, las dudas sobre la capacidad europea para salir airosamente de esta son crecientes, las primas de riesgo se han vuelto a disparar al alza superando niveles del pasado otoño, antes de la ilusoria o transitoria tranquilidad inyectada desde el BCE. Suben también las primas de los países fuertes.

El BCE ha “comprado” un trimestre de calma por un billón de euros y pronto tendrá que comprar, garantizar, colateralizar, suministrar dinero para comprar más tiempo y sosiego. De momento, grandes inversores y hedge de alto nivel, como John Paulson, están apostando fuerte contra la deuda europea, incluso comprando masivamente CDS sobre la deuda ¡alemana! Y de otros países triple A europeos. 

Entretanto, los mercados obligan a los inversores a vender sus participaciones y títulos de renta variable y facilitan la progresiva entrada de las denominadas manos fuertes, en el típico proceso de acumulación de acciones. Aquellas acciones que Goldman decía había que comprar en máximos, las recomprará en mínimos! Habiendo provocada un quebranto indudable a los inversores finales, como de costumbre.

Sin embargo, para el año en curso no creemos que el mercado “pinte igual” que los anteriores. De hecho, la necesariamente discutible actuación de las autoridades monetarias europeas y americanas, es presumible que provoque un suelo de mercado tal como ha sucedido en los últimos meses cada vez que han decidido actuar.

La Operación Twist tiene pocas semanas de vida y no se espera ver a la FED observando cómo se deteriora su preciado mercado de bonos y permitiendo así que se encarezca el coste de la deuda “made in USA”. Tampoco se espera que el BCE (Bundesbank) espere mucho más tiempo antes de actuar de nuevo para evitar males mayores, muy mayores por cierto.

El mercado no muestra síntomas de haber concluido todavía su proceso correctivo y sin esperar un descenso tan contundente como el de años anteriores, estimamos caídas de aproximadamente un 10% para el SP500 desde sus máximos de abril, antes de encontrar un suelo desde el que poder cambiar el rumbo.

Errar en esta predicción, por optimistas, sería entonces entrar en un proceso de mercado realmente bajista y una corrección de grado mayor con caídas al estilo 2008. 

  1. #1
    Franz


    ...el fortalecimiento de la moneda estaudinense hace menos atractivas la compra de materias primas denominadas en dólares por los inversionistas dotados de otras monedas.

    saludos