Ventas y sorpresas. Oro, Bitcoin y SP500

1 recomendaciones
2

Hoy se darán a conocer los datos de ventas al menor USA de marzo, el consenso estima un nulo crecimiento frente al 1.1% de aumento del mes anterior.

Sin embrago, el consumo registrado en marzo previsiblemente mejorará por el hecho de que la semana santa ha sido temprana este año y el viernes santo coincidió con el día 29 del mes de marzo.
Semana Santa, en menor medida, junto con navidades y la “vuelta al cole” son las tres temporadas marcadas en el año en las que el consumo tiende a crecer. Probablemente hoy el mercado recibirá una “sorpresa positiva” del orden del +0.3%, anticipando así un débil dato para abril.
 
La idea anterior sería motivo para animar al mercado después del deterioro económico que se viene reflejando en las cifras macro recientemente publicadas, tal como muestra el Índice de Sorpresas elaborado por Bloomberg.
 

Bloomberg economic surprise index vs SP500 

indice sorpresa
Motivo para relajar la incertidumbre al menos, quizá no tanto para seguir repuntando dado que desde una perspectiva racional el mercado no tiene apenas recorrido alcista desde los niveles alcanzados y mostrando la situación técnica extrema que presenta.
Difícilmente se producirá una sorpresa negativa cuando las expectativas han sido tan rebajadas. No obstante, desde el nivel 0.15 actual del índice arriba expuesto. hay escaso recorrido hasta cero y cada vez que el índice ha caído por debajo, el SP500 ha notado su efecto inmediatamente, al menos en los últimos tres casos.
Después de que ayer se conociese la noticia de que las ventas de los ordenadores de mesa ha caído un 14%, la peor lectura desde 1994, el sector fue severamente castigado, MSFT abajo un 4.5%, HPQ un 6.45% o INTC un 2%…
 
Bien, con este escenario incierto de fondo el mercado consiguió nuevos máximos cuando el sentimiento de los inversores se desplomó esta semana -AAII 19% alcistas y 54.5% bajistas-.
Curiosamente, los testigos del riesgo como las primas de riesgo no se tensionaron ni tampoco subió el precio del ORO o de la nueva moneda Bitcoin, muy al contrario.
 
El precio del ORO continúa cayendo, dentro de lo esperado, sin haber alcanzado los niveles más probables de caída aún y presenta aspecto de debilidad clara.
 

Oro, Semanal.

oro semanal
La corrección en el sector de metales y en sus propios subyacentes parece haber cogido al mercado desprevenido y está siendo muy dura, característica inherente al comportamiento del sector. No obstante, conviene prestar atención y mantener la cabeza fría, se está fraguando una oportunidad de ORO.
 
El Bitcoin es una moneda creada ad hoc para evitar los desmanes de las autoridades y pretendiendo así defender a sus tenedores de una eventual erosión del Dólar, temor a devaluación o inflación. Moneda alternativa con un grave problema, carece de respaldo alguno.
Después del asunto de Chipre, el Bitcoin disfrutó de un momento muy dulce y su cotización saltó por los aires (más del 100%) y así ha seguido hasta alcanzar un máximo de $266 esta misma semana.
 
Ayer de manera repentina, el Bitcoin se desplomó literalmente,  hasta $105 de manera que Mt Gox se vio obligado a suspender su cotización en vista de que la caída continuaba y finalmente condujo el cambio hasta $65 en un ambiente de desconcierto y excusas de posibles ciber-ataques. Bitcoin nació como una idea destinada a desaparecer.
 
Ante semejante escenario, miedo disparado por los aires, bolsas también y refugios como ORO, ¿bitcoin? en caída libre el desconcierto es generalizado… especialmente al ver al mercado cotizando nuevamente en el techo del “carril” vigente desde noviembre, vean gráfico.
 

SP500, 15 minutos.

sp500
  1. en respuesta a Mónica L.
    #2
    Doctor_k

    Es increíble que después de todo lo que pasó durante el siglo XX aún queden personas que defiendan el patrón oro. Es como si en medicina hubiera gente que aún creyera en el sangrado con sanguijuelas.

    La cantidad de moneda que hace falta en cada momento va variando y por tanto cualquier cantidad fija es catastrófica.

  2. #1
    Mónica L.

    Respecto al bitcoin, creo que su magnífico artículo merece al menos alguna precisión.

    El bitcoin posee el respaldo que le otorgan la tecnología, el espíritu emprendedor y el ahorro real y la confianza de todos y cada uno de sus tenedores; lo respaldan individuos, así, de uno en uno, de forma descentralizada, sin trampa ni cartón: sin reservas fraccionarias, sin arbitristas, sin krugmans, bernankes ni otros trampantojos. A salvo de montoros. Sin necesidad -de momento- de instituciones desnaturalizadas como los actuales bancos. Y eso es bastante más de lo que pueden ofrecer el resto de monedas de curso forzoso- amén de fiduciario-, diseñadas precisamente para ser manipuladas a su antojo por manirrotos gobiernos saqueadores y por bancos centrales empeñados en expandir artificialmente el crédito, sin que parezcan importarles una higa los evidentes efectos descoordinativos de sus políticas. Esas monedas son las que, salvo que de resultas de esta crisis vuelvan a anclarse de una santa vez a algo tangible y estable- lejos de los manejos inflacionarios de los estados-, están destinadas a desaparecer.

    Una cosa es que, por estar aún en proceso de monetización, el bitcoin sea todavía un activo de alta volatilidad y otra distinta que no pueda ser el futuro. Así, sin hacer apenas ruido, él solito, acaba de testar un soporte bastante firme. Y con rebote inmediato. El segundero de la Historia parece que ya está en marcha. Qué cosas.

    Yo no sé a qué plazo pero, sin reservas, a día de hoy apuesto por él. Porque, según se ve el panorama, apostar por el bitcoin es apostar por la libertad.

    2 recomendaciones
1 recomendaciones