¿Existe aún el riesgo de recesión? Dow: disquisiciones a largo plazo

3 recomendaciones
1

Los datos de ventas al por menor de octubre han sido positivos +1.2% y superiores a lo esperado por el mercado, +0.8%  (aunque +0.4% ex-autos). La confianza del consumidor reflejada en las encuestas realizadas para medir la propensión a gastar en las próximas navidades es buena, mejor que el año pasado, que no es gran cosa, y se espera un comportamiento de las ventas positivo para el próximo futuro.

Probablemente debido a esta mejoría en expectativas de gasto, últimamente las empresas han aumentado inventarios significativamente, esperando despejar sus almacenes en las navidades. Este aumento de inventarios ha sumado buena parte del crecimiento del PIB. 

El ratio de inventarios- ventas ha mejorado mucho desde finales de 2.008 pero desde la pasada primavera viene empeorando mes a mes y se acerca relevante a la zona de 1.28 - 1.30. 

Ratio de inventarios-ventas

La confirmación de la intuición de las empresas, y su decisión de impulsar los inventarios, esperando un incremento de demanda sonado en navidades será de crucial interés en las actuales circunstancias. 

Un error de cálculo en este apartado sería muy dañino para el futuro económico, indicará que el consumo permanece limitado e insuficiente, que los esfuerzos de la FED no inciden adecuadamente y las empresas tendrán que deshacerse de inventario antes de volver a aportar crecimiento al PIB. 

La FED pretende impulsar un aumento del consumo, dos terceras partes del PIB, a pesar de ser plenamente consciente de que “no por llevar al caballo al arroyo va a beber”. Palabras del Sr. Dudley, de la Reserva Federal: “What we’re doing is, when we buy Treasury securities, we are increasing the amount of reserves in the banking system. For those reserves to actually create money, the banks actually have to lend those reserves out”.  

Con esta manifestación, realmente pretendía defender que la FED no está creando dinero aunque con el argumento permite entrever que la política de compra masiva de activos presenta escasa certidumbre de éxito en recuperar el crecimiento. Sorprendentemente, la FED no crea dinero ni tampoco devalúa la moneda, continúa Dudley: “la FED no pretende presionar el dólar hacia ningún nivel en particular. Lo que tratamos de hacer a través de los programas de compras de activos a gran escala es retirar Treasuries del mercado y forzar a los inversores a entrar en otros activos”.

Brevemente repasamos la historia reciente, la burbuja tecnológica que estalló en el año 2.000. ¿Qué hicieron las autoridades y la FED? Modificar las reglas del juego para beneficiar a la banca (1) y teledirigir a los ciudadanos al mercado de la vivienda con una política de dinero fácil y barato para todos, gestando una nueva burbuja –inmobiliaria- de dimensiones mayores a la anterior que terminó por empobrecer a todos y frenar el crecimiento global. 

Ahora reincide en modificar las normas para beneficiar a la banca (FASB, ZIRP,  TODAY Congress Will Try - By Secret Vote - to Retroactively Legalize Foreclosure Fraud and Forgery By the Big Banks ... Call Congress and Say NO…) y en teledirigir los ahorros de la gente, si pudiese incluso sus hábitos de consumo, pero a costa del germen de una burbuja épica, esta vez en países emergentes y materias primas.

Los emergentes defienden sus economías de potenciales desequilibrios. Critican a la FED en abierto como nunca antes, suben los tipos de interés, instauran controles cambiarios, intervienen en el mercado de divisas y neutralizan de alguna forma los riesgos irradiados desde USA.

En fin, a través de manipular los mercados, la FED busca un gran impacto en el denominado “efecto riqueza” para que éste a su vez aporte una ilusión económica y sensación de riqueza que induzca o coadyuve en el aumento decidido del consumo. En realidad, el efecto riqueza tiene un impacto medido y estimado por los economistas en un 3%. En concreto, la FED ha promovido un rally bursátil del 80% y se espera entonces un aumento extra del consumo cercano al 2.4%.

Desafortunadamente, el consumo no ha alcanzado ese nivel, la economía tampoco marcha con soltura.  El desempleo está causando estragos, las viviendas tienen un precio inferior al 30% del alcanzado hace tres años y cayendo, ¿efecto pobreza?, la inseguridad laboral y falta de perspectivas económicas provocan cambios en los hábitos de consumo y aumentar el ahorro, los bancos no prestan ni tampoco la demanda de crédito es activa.  Realmente complicado. 

Entonces, ¿sufrirá la economía una nueva recesión?

Según las lecturas que aportan los indicadores adelantados y especialmente las del cociente retrasados / coincidentes la respuesta es no, al menos en los próximos dos o tres trimestres. La relación entre indicadores ha sido una excelente señal de evolución futura especialmente al revelar el final de las recesiones. Sin embargo, los inicios de recesiones suelen ser anticipados con mayor dilación temporal. 

Por el momento, no parece prudente anticipar una nueva recesión pero las turbulencias económicas actuales tampoco aconsejan relajarse ante un posible debilitamiento que termine por arrastrar la economía definitivamente a una recesión.

MERCADOS

La señal alcista de medio plazo, según la Teoría de Dow, continúa en suspenso de acuerdo con lo comentado en pasados escritos. 

Los índices han comenzado a debilitarse levemente sin confirmar aún el inicio de una corrección duradera. No obstante, los ciclos, sentimiento, insiders, numerosas divergencias y las propias pautas técnicas indican que los índices cotizan en zonas de máximos y construyendo un techo de medio plazo, siempre con la venia de la FED.

La caída, cuando quiera que se agudice, será muy interesante de analizar en detalle para extraer pistas de desarrollo futuro sabiendo que se produce dentro del ciclo presidencial, un ciclo consistente y muy robusto para el comportamiento del mercado. Temo será significativamente más débil en esta ocasión.

La pasada semana expuse un gráfico comparativo de diversos ciclos en el que llama la atención la situación de partida. La actual es la más fuerte y en teoría resta potencial alcista pero no por ello conviene anular de antemano su impacto. Incluso aunque el gráfico siguiente así lo pueda sugerir,

DOW JONES LARGO PLAZO, TRIMESTRAL, desde 1930.

Dow Jones largo plazo. Trimestral desde 1930

Las líneas “maestras” del largo plazo muestran una robusta zona de resistencias en la zona 12.000.

ZOOM en semanal desde el inicio de la crisis, 2.007

Dow Jones Zoom Semanal

Se acota el rango de posibles para el índice entre nivel 11.700 y 12.000 aproximadamente. Son cotas que se irán ajustando dinámicamente con el paso del tiempo pero denotan que en el mejor escenario, una recuperación adicional del índice será limitada. 

Contrariamente, cierres por debajo de los 10.700 puntos provocarán un cambio significativo del sesgo y posibilidad de caídas intensas.

Atentamente,

Sugerencias en [email protected]


Antonio Iruzubieta
CEFA. Certified European Financial Analyst.

(1) Barry Ritholtz:

1. 1999, passed the Financial Services Modernization Act. This repealed Glass-Steagall, the law that had successfully kept main street banking safely separated from Wall Street for seven decades. Even the 1987 market crash had no impact on Main Street credit availability, thanks to Glass-Steagall.

2. 1997-2010, allowed the Credit Rating Agencies to change their business model, from Investor pays to Underwriter pays - a business structure known as Payola. This change effectively allowed banks to purchase their AAA ratings, and was ignored by the SEC and other regulators.

3. 2000, passed the Commodities Futures Modernization Act. It allowed the shadow banking industry to develop without any oversight by the Commodity Futures Trading Commission, the SEC, or the state insurance regulators. This led to rampant creation of credit-default swaps, CDOs, and other financial weapons of mass destruction - and the demise of AIG.

4. 2001-04, the Fed, under Alan Greenspan, irresponsibly dropped fund rates to 1%. This set off an inflationary spiral in housing, commodities, and in most assets priced in dollars or credit.

5. 1999-07, the Federal Reserve failed to use its supervisory and regulatory authority over banks, mortgage underwriters and other lenders, who abandoned such standards as employment history, income, down payments, credit rating, assets, property loan-to-value ratio and debt-servicing ability.

6. 2004, the SEC waived its leverage rules, allowing the 5 biggest Wall Street firms to go from 12 to 1 to 20, 30 and even 40 to 1. Ironically, this rule was called the "Bear Stearns Exemption."

  1. #1
    Gaspar

    Como siempre excelente y con opiniones muy bien fundadas.

    Os recomiendo este artículo de calculatedRiesk

    https://www.rankia.com/foros/economia-politica/temas/606652-mientas-haya-exceso-inventario-viviendas-empleo-dificilmente-crecera

3 recomendaciones