¿Es la inacción política señal de un futuro oscuro? Según el mercado sí.

2 recomendaciones

 

La tormenta continúa después de las declaraciones de varios responsables alemanes, Canciller incluida, confirmando que no apoyan las medidas que se barajan en el mercado como posibles para aliviar la tensión y la desconfianza actuales en todo lo referido a deuda y finanzas europeas.

La cerrazón de la Canciller & Cia no sólo supone un castigo merecido para quienes han malgastado, o incluso malversado, fondos (PIIGS) obligándoles a ahorrar como hormigas, sino que está estrangulando sus posibilidades y también amenaza con afectar al sistema financiero global. El escarmiento a los PIIGS es comprensible, no se ha conseguido que reaccionen por vías diplomáticas y el mercado se está encargando, aunque es comprensible sólo hasta ciertos límites.

Credit Suisse ha conmovido esta semana a los lectores de su misiva en la que esboza un escenario negro para Europa, el principal mensaje concentrado en el siguiente párrafo: “We seem to have entered the last days of the euro as we currently know it. That doesn't make a breakup very likely, but it does mean some extraordinary things will almost certainly need to happen – probably by mid-January – to prevent the progressive closure of all the eurozone sovereign bond markets, potentially accompanied by escalating runs on even the strongest banks”.

Bajo el supuesto de sobrepasar los límites, las consecuencias de seguir sin ofrecer medidas pueden llegar a ser más costosas que la propia actuación. Así contemplado, el culpable de la puntilla final a la crisis podría acabar siendo Alemania por su inacción y de ahí surge la cuestión ¿será que nos enfrentamos a una verdadera crisis y Alemania está preparándose en lugar de malgastar esfuerzos vanamente?.

Quizá el punto de no retorno fue sobrepasado tiempo atrás y ahora por más esfuerzos no se pueda conseguir más que aplazar un destino que viene marcado por la necesaria e imperante acción de desapalancamiento masivo.

 El caso es que mientras Alemania no interviene se beneficia del vuelo a la calidad europeo, hacia el Bund, que está rebajando enormemente el coste de financiación alemán, situado en niveles ínfimos y similares a los americanos. Pero hoy el mercado ha lanzado un mensaje a navegantes alemanes, quienes han subastado deuda y aunque han colocado con éxito, la demanda ha sido realmente escasa y preocupante. Los inversores intuyen que los tipos alemanes también están abocados a subir y no se muestran dispuestos a prestar a estos tipos.

Con este aviso las voluntades alemanas se pueden corregir. Van Rompuy va a presentar una propuesta formal de Eurobonos en la cumbre del 9 de diciembre, bajo el eufemismo “mutualización de la deuda pública” y Durao Barroso hoy mismo presentará la suya bajo otro eufemismo “Bonos de Estabilidad”. ¿Eufemismos para evitar desagradar a la enrocada Canciller? Si no fuese por la gravedad del asunto, más bien parece un juego de niños.

Existen varias opciones para sacar adelante los Eurobonos, alguna de las cuales no compromete completamente a Alemania como garante de último recurso, cuestión que sí dejaría a su deuda al albur del mercado. Por tanto, medidas posibles y viables existen y se terminarán adoptando… y los tipos alemanes subiendo en cualquier caso por la debilidad esperada en su economía.

En este impasse y con el fin de aliviar la tensión, el FMI salió ayer al paso anunciando una nueva medida para dotar de liquidez a países miembros y con necesidades de liquidez de corto plazo, como ya habían anunciado semanas atrás.

La falta de acuerdo en Europa puede estar enviando una señal inquietante respecto de posibles proyecciones económicas muy negativas para el futuro, como indicaba antes. Este mismo desacuerdo también se observa en USA, donde el momentum político (como indica El Erian) está en baja forma, no se prestan a alcanzar acuerdo alguno, coincidiendo con que el momentum económico está bajando también, como quedó confirmado ayer a través del dato revisado a la baja hasta el 2% del PIB del tercer trimestre desde el 2.5% inicial. Por cierto, apuntar que el analista de Pimco no es de tradición bajista pero se muestra muy preocupado con el futuro económico USA.

Son quizá ideas agoreras de la triste situación actual, pero como reza la ley de Murphy siempre es susceptible de empeorar, y que no conviene perder poner en el olvido después de los acontecimientos técnicos de las pasadas sesiones.

Con los últimos datos de evolución del mercado de acciones americano, se puede afirmar que la tendencia de medio plazo ha cambiado ya no es alcista y se está alineando con la estructural, que como sabemos es BAJISTA.

Las dos tendencias principales en la misma dirección no es cuestión para tomar a la ligera.

Hace tres semanas publiqué un gráfico muy interesante del Dow Jones con el fin de mostrar en tiempo real una tendencia  a punto de girar, explicando en el escrito los numerosos motivos técnicos que inducían a tal posibilidad. Traigo hoy ese gráfico actualizado y con las mismas indicaciones técnicas mostradas entonces.    

Dow-Jones-semanl

 

Ahora que la tendencia de medio muestra síntomas claros de haber girado, según los infalibles P&F de los Bullish Percentage índices, el mercado se presenta realmente interesante.

No obstante, la cercanía de fin de año sigue siendo un factor a considerar y la sobreventa de los índices en plazos cortos debería inducir un rebote, quizá alentado desde las autoridades.

Este hipotético rebote, en principio, será una gran oportunidad que se brinda para salir del mercado, reducir exposición enérgicamente y también para cambiar el paso e invertir con objetivos bajistas y para todo inversor, tanto de corto, medio o largo plazo.  

 

 

Sugerencias en [email protected]

Antonio Iruzubieta,

Más información en www.anide.es

CEFA

 

El presente informe no presta asesoramiento financiero personalizado. Ha sido elaborado con independencia de las circunstancias y objetivos financieros particulares de las personas que lo reciben.

Este documento ha sido elaborado por Anide S.L. con la finalidad de proporcionar información general  y está sujeto a cambio sin previo aviso. Anide S.L. no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios. Ni el presente documento ni su contenido constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones.

La información que se incluye en el presente informe se ha obtenido de fuentes públicas y consideradas fiables pero puede no ser exacta y completa y no debe confiarse en ella como si lo fuera. Anide S.L. no asume responsabilidad alguna por cualquier pérdida, directa o indirecta, que pudiera resultar del uso de la información ofrecida en este informe.

Comportamientos de variables en el pasado pueden no ser un buen indicador de su resultado en el futuro.

¡Sé el primero en comentar!
2 recomendaciones